null: nullpx
Muertes

De niño le dijeron que su padre lo había abandonado, 60 años después halló su cuerpo enterrado en el sótano de la casa

Michael Carroll nunca supo qué ocurrió con su padre, George Carroll, desde que un día de 1961 no volvió a su casa. Su madre le dijo que simplemente se marchó. Los rumores, sin embargo, decían que estaba enterrado bajo sus propios pies. Sus huesos han aparecido y el cráneo tiene un fuerte golpe.
13 Dic 2018 – 11:57 AM EST

Michael Carroll tenía solo 8 meses cuando su padre, George Carroll, desapareció de su casa en 1961. Nunca supo qué ocurrió con él y, según le dijeron en su familia, simplemente un día salió y nunca más volvió.

George vivía en Lake Grove, en el estado de Nueva York, en una pequeña casa de madera con su esposa Dorothy y sus cuatro hijos: Patricia, de 9 años, Jean, de 7, Steven, de 5, y el propio Michael. Los años pasaron y nunca verdaderamente se volvió a cuestionar la versión sobre su partida.

El silencio siempre había imperado en la casa. "Siempre me habían dicho 'No preguntes'. Así que dejé de preguntar", explicó Michael al New York Post.

El misterio siempre rodeó la desaparición de George Carroll, quien era un veterano de guerra de la Corea. Algunos familiares y vecinos creían que efectivamente se había marchado, tal vez nuevamente a Corea. Otros, sin embargo, empezaron a pensar que pudo haber sido asesinado y enterrado en la zona donde vivía, donde había un gran número de construcciones.

Lo cierto es que pasó el tiempo y Dorothy, la madre de Michel, rehizo su vida: un hombre llamado Richard Darress se mudó al vecindario y acabó casándose con ellal, con la que tuvo otro hijo. El nombre de George Carroll acabó poco a poco olvidándose. O casi.

"No se hablaba mucho, pero la curiosidad sobre dónde podía estar (nuestro padre) creció cuando nos hicimos adultos", le dijo Steven al canal NBC 4 de Nueva York el pasado mes de noviembre.

La duda sobre el paradero de su progenitor nunca acabó por desaparecer. Michael decidió comprar la casa de su infancia, en la que vivió al nacer y de la que supuestamente su padre salió para nunca volver. Pese a que habían realizado varias modificaciones, su hogar aún seguía en pie.

Con el deseo de acabar con la incógnita de dónde estaba su padre y guiado por los rumores que sostenían que podía estar enterrado en la propia casa, comenzó a cavar en el sótano hace tres años. Además, no tuvo reparo en contratar a una médium, quien le confirmó que había "energía" en el sótano.

Durante este tiempo contó también con la ayuda de algunos de sus hijos para ir levantando el suelo. Finalmente, el 30 de octubre, encontró restos humanos enterrados en su propia casa.

"Me sentí en paz conmigo mismo. Sentí que era una reivindicación de mi papá. Sentí que estaba bailando en el cielo", añadió Michael Carroll.

Con la seguridad de que había encontrado a su padre, al día siguiente -justo en la fiesta de Halloween- reportó el hallazgo a las autoridades, que se hicieron cargo del caso. Lo primero que revisó la policía es si había una denuncia de desaparición de George Carroll, pero no encontraron nada.

Posteriormente, se realizaron los análisis de ADN y la autopsia correspondientes, que confirmaron lo que Michael ya sabía: su padre nunca se marchó, había estado enterrado bajo el suelo en el que creció.

Pero aún queda una duda: ¿cómo murió? ¿fue asesinado? Los resultados de la autopsia revelan que el cráneo sufrió una grave fractura tras recibir un golpe fuerte. Sin embargo, las autoridades creen que pudo haberse producido tras su muerte, según NBC News.

La duda por ahora no tiene respuesta. La madre de Michael Dorothy, que podía saber qué ocurrió exactamente, falleció en 1998. Y su segundo esposo, también murió el año pasado.

Pero ahora la máxima preocupación de Michael es enterrar a su padre en un cementerio, con una lápida y con los honores de un veterano. "Me siento bien de que mi padre ha salido finalmente de ese horrible agujero", sentenció.


En fotos: La mirada de los asesinos más crueles del último siglo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MuertesDesaparicionesNueva YorkLocal
Publicidad