null: nullpx
Detector de Mentiras

Latinos comparten "recetas milagrosas" con el mortal dióxido de cloro por chats de Telegram

Este desinfectante es dañino y no previene el contagio del nuevo coronavirus ni la enfermedad del covid-19. En esta edición de "Crónicas de la desinformación" te contamos cuánto se habla de él, peligrosa y libremente, en esta app de mensajería.
13 May 2021 – 09:56 AM EDT
Comparte
Desde 2020, verificadores de datos de todo el mundo han desmentido al menos 49 veces publicaciones que afirmaban que el dióxido de cloro es seguro y eficiente contra el covid-19 Crédito: Arte: Arlene Fioravanti

"Por favor, ¿(hay) alguien en este grupo que me pueda decir cómo se toma el dióxido de cloro? Yo (lo) compré en Amazon. Uno que es al 2%. Les agradeceré".


Eran las 1:31 pm del lunes pasado, 10 de mayo, cuando este mensaje llegó a un grupo de 30,913 personas que se reúnen en Telegram para hablar de la pandemia.

Era mi primer día dentro de espacios de este tipo. Quería saber cómo funcionan, qué tipo de datos comparten y qué piensan las personas que allí están. Según Statista, Telegram está entre las cinco apps de mensajería más utilizadas del mundo, con 500 millones de usuarios activos solo en enero de este año.

Al dar el paso de observar las charlas que se mantienen en español en esta aplicación, sabía que vería desinformación y poco contenido verificado. Pero aquel mensaje pidiendo una receta para usar dióxido de cloro contra el covid-19 había llevado mi experimento a otro nivel. Ponía en riesgo la vida.

Pensé: ¿Cuánto tiempo tardarán en contestar este mensaje? ¿Alguien entraría al chat a decir lo evidente, que el dióxido de cloro no es capaz de prevenir el nuevo coronavirus ni cura el covid-19? ¿Alguién añadiría que esta sustancia, normalmente usada para desinfectar superficies, puede incluso matar?

No. Lo que se vio fue lo opuesto.

A las 9:54 pm, otro miembro compartió lo que considera ser su “receta mágica” para evitar el covid-19. El contenido no lo reproduciré aquí por miedo a que alguien quiera probarlo, pero traía una información totalmente personal. "No puedes tomar tinto ni cítricos. Yo lo tomo en la tarde, para tomarme mi café en la mañana", escribió el usuario de Telegram.


Desde enero de 2020, o sea, desde antes que la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconociera la existencia de la pandemia, la comunidad internacional de verificadores de datos ha desmentido al menos 49 veces publicaciones y mensajes que afirmaban que el dióxido de cloro es un método seguro y eficiente contra el covid-19 . En estas piezas, los fact-checkers subrayaron, incluso, que tomarlo puede ser mortal. Es desalentador ver que este trabajo no llega a este grupo de Telegram -o que ahí no se lo creen-.

Una búsqueda en los archivos del grupo reveló que no solo es grande la comunidad pro-dióxido de cloro, sino que, en poco más de una semana, el tema había surgido al menos tres veces en aquel ambiente. Siempre con indicaciones para su uso contra el covid-19.

En uno de los enlaces compartidos sobre este tema, una persona dijo que Bolivia había bajado la mortalidad por covid-19 gracias al dióxido de cloro. Algo comprobadamente falso, también según los fact-checkers de Bolivia Verifica. Pero la reacción de este mismo grupo de Telegram al mensaje de la falsa efectividad del dióxido de cloro fue una serie de emoticonos y memes. Todos enseñando aplausos, sonrisas y pulgares para arriba.

En los comentarios aparecía otra vez la pregunta: "¿Cómo se aplica?". Y, minutos más tarde, el grupo recibió otra receta para ingerir esta sustancia que se usa para la limpieza. Es importante decir que las dos recetas eran diferentes, tanto en la cantidad de ingredientes como en la forma de tomar el producto, lo que demuestra la falta de rigor científico en este tipo de comunicaciones. La segunda, sin embargo, me pareció más peligrosa: "Como tratamiento, en caso de tener el virus, creo que se inyecta a través del suero". ¡No! Esto no es verdad. La idea fue ampliamente desmentida cuando el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, hizo un comentario de este tipo en una rueda de prensa desde la Casa Blanca.

En otros grupos creados en Telegram, el tema del dióxido de cloro también llama la atención. El segundo canal al que me sumé tenía, el pasado lunes, 31,198 miembros y en su descripción el administrador decía ser "completamente responsable" de lo que dice, pero no de lo interpretan los demás.

En las 24 horas que observé este espacio, sus miembros recibieron 28 contenidos -en un promedio de más de uno por hora-. En todos dejaron comentarios.

Primero vino un "video inspirador", que duraba cuatro minutos y mezclaba imágenes de seres fantásticos con frases atribuidas a Mahatma Gandhi y Nelson Mandela. Uno de los comentarios era: "Estoy decepcionada de la gente que te ataca por no usar bozal o no tener dos metros de distancia con bozal".

Entendí que estaba en medio de negacionistas de la pandemia. Y que el dióxido de cloro surgiría.

Hace meses que este segundo grupo de Telegram mantiene una impresionante tabla de proveedores de esta sustancia, separados por país. En la versión que leí, actualizada el 24 de abril, había 1,014 locales/personas a las que cualquiera podía escribir o llamar. En el mismo documento había emails y teléfonos. Con estos contactos, los usuarios de Telegram podrían comprar dióxido de cloro para uso personal.

También en este segundo grupo de Telegram me sorprendí con la sofisticación del debate. Las personas suelen compartir y repostear un archivo de PDF con 83 páginas. Un documento que, consideran, es "un libro súper completo sobre el dióxido de cloro. Las dosis, cómo tomarlo, cómo prepararlo, curas para distintas enfermedades, etc.".

Bajé el PDF y lo leí.

El "libro" es visualmente raro. Hay incluso una nota del autor disculpándose por los varios tipos de fuentes y los distintos colores que utilizó. Para los verificadores, esta es una señal clara de que aquel contenido jamás ha pasado por una casa editorial o ha sido editado por especialistas. Razón suficiente para no fiarse de él.

La "obra" data de 2006 y es "de distribución gratuita". En la página 19, sin embargo, trae una receta detallada para hacer MMS (solución mineral milagrosa) en casa. Sí. Era la tercera receta falsa para curar covid-19 con un desinfectante que veía en un día, algo que parcialmente reproduzco en la imagen:


Como muchos miembros de Telegram tienen dificultad para bajar y leer el archivo completo, pantallazos de partes específicas de esta "obra" suelen viajar por la aplicación de tiempo en tiempo. Lo mismo pasa con dudas sobre dónde comprar los ingredientes necesarios.

En el último mensaje que vi sobre este tema, el lunes 10 de mayo, una persona sugería a los demás que aprovechasen una oferta de dióxido de cloro en eBay.

En su página oficial, Telegram informa que ha creado un canal especial, que aparece como resultado principal para todas las palabras clave relacionadas con el coronavirus en su sistema de búsqueda. Por ofrecer información verificada y oficial, Telegram recomienda que sus usuarios entren en este grupo para encontrar un listado de noticias fiables por país.

Parece no ser suficiente.

¿Viste algún error o imprecisión? Ayúdanos a corregirlo. También queremos leer si hay algún mensaje o imagen que quieres que verifiquemos. Escríbenos a eldetector@univision.net

Aquí te contamos sobre nuestra metodología y política de corrección.

Cargando Video...
El Detector: Verificamos el video de una charla de ‘Médicos por la Verdad’ con falsedades sobre la pandemia

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:Detector de MentirasCovid-19 enfermedaddióxido de clorotelegramDesinformacion
Publicidad