null: nullpx
Militares

El gobierno de Turquía frena el intento de golpe de estado, que deja 190 muertos y centenares de militares detenidos

Tras una noche de caos, enfrentamientos y explosiones, el presidente Erdogan dijo haber retomado el control del país de 80 millones de habitantes y advirtió que "los responsables pagarán un alto precio".
15 Jul 2016 – 4:38 PM EDT

La noche de viernes a sábado dejo en vilo el futuro de un potencia regional de 80 millones de habitantes.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunció la mañana del sábado que su Gobierno recuperó el control del país y dio por fallido el levantamiento militar. La acción dejó al menos 190 muertos, unos 1,150 heridos, y al menos 1,563 militares detenidos, después de una madrugada de explosiones, combates aéreos y disparos.

"El levantamiento fue un acto de traición y los responsables pagarán un alto precio", dijo el mandatario en una rueda de prensa improvisada desde el aeropuerto de Atatürk, en Estambul, la mayor ciudad del país.

El general Ümit Dündar, recién nombrado como jefe en funciones del Estado Mayor turco, declaró este sábado a los periodistas que "este intento de golpe ha sido desbaratado", y confirmó la muerte "como mártires" de 90 personas: 41 policías, dos soldados y 47 civiles. Dündar añadió otras 104 personas descritas como "golpistas" a la lista oficial de fallecidos.

¿Qué hizo la gente?

Miles de turcos salieron a la calle durante la noche del viernes para hacer frente a las tropas que intentaban tomar el país, tras un llamado de miembros del gobierno a defender la democracia. En Ankara, ciudadanos hablaron de toque de queda.

El ministro de Justicia, Bekir Bozdag, invitó a la población "a saltar sobre los tanques, a ir a las plazas de Ankara (la capital política) para detener el intento de golpe de Estado iniciado por militares rebeldes". La presidencia turca instó en Twitter a los turcos a seguir en la calle. Advirtió de " un nuevo brote en cualquier momento".


En Fotos: Azotes, muertos, celebración y arrestos durante la retoma del poder en Turquía

Loading
Cargando galería


¿Quién está detrás del levantamiento?

El primer ministro, Binali Yildirim, afirmó que entre los líderes de la revuelta había unos 40 oficiales de altos mandos, principalmente coroneles, pero también un general que habría muerto durante el golpe.

En total, las autoridades fieles al Gobierno detuvieron a 1,563 soldados supuestamente implicados en la intentona golpista, informó a agencia oficial Anadolu.

Entre los arrestados está el general Murat Aygun, comandante de la brigada de artillería número 58, y el general Memduh Hakbilen, jefe del Estado Mayor turco para la región del Egeo. De forma instantánea, el ministerio del Interior destituyó a 5 generales y 28 coroneles.

¿Afectó puntos clave?

Trece militares, entre ellos tres con rango de oficiales, fueron detenidos cuando intentaban entrar en el palacio presidencial.

En la madrugada del sábado se habían escuchado en Ankara, la capital política, y Estambul, la mayor ciudad del país, sonidos de fuertes explosiones, incluido al menos el estallido una bomba que golpeó el complejo del Parlamento turco.

Una unidad del ejército turco compuesta por casi 60 soldados rebeldes ocupó por la noche uno de los puentes sobre el Bósforo en Estambul, una ciudad turística por excelencia en la región, y se rindió el sábado por la mañana a las fuerzas leales al gobierno, mostraron imágenes de televisión.

En el mismo momento, cazas F-16 bombardearon tanques de los golpistas desplegados en los alrededores del palacio presidencial, en un suburbio de Ankara, informó una fuente de la presidencia turca, citada por la agencia AFP.


¿Cómo reaccionó el presidente en riesgo?

Erdogan, quien estaba de vacaciones en la costa del país cuando comenzó el golpe, regresó por la emergencia y voló antes del amanecer del sábado a Estambul, donde fue recibido por una multitud de seguidores que lo esperaban a las afueras del aeropuerto Atatürk.

Horas antes de su llegada, el presidente turco hizo un llamado al pueblo para que saliera a las calles a apoyarlo. "Este levantamiento, este movimiento, es un gran regalo de Dios para nosotros. Porque el Ejército será limpiado", afirmó el mandatario

Momentos después de su llegada a Estambul, el presidente aseguró que "Turquía tiene un gobierno y un presidente democráticamente elegidos". "Estamos a cargo y continuaremos ejerciendo nuestras facultades hasta el final. No abandonaremos nuestro país ante estos invasores. Terminará bien", indicó.



¿Qué pasa en Turquía?

La inestabilidad corona un periodo de agitación política en Turquía de la que se culpa al gobierno cada vez más autoritario de Erdogan, y que ha incluido una reorganización del gabinete, represión contra disidentes y la prensa opositora, y la renovación del conflicto con las zonas curdas del sureste.


RELACIONADOS:MilitaresTurquíaMundo

Más contenido de tu interés