Masacre en Orlando

Visa para un funeral: tres familias latinoamericanas de víctimas de la masacre de Orlando piden permisos de viaje

Las familias de al menos tres de los fallecidos en el ataque de Orlando esperan desde México, República Dominicana y Venezuela que el gobierno estadounidense les otorgue este permiso especial de viaje para poder dar el último adiós a sus seres queridos.
15 Jun 2016 – 6:52 AM EDT

ORLANDO, Florida.- La dominicana Altagracia Montero llegará esta semana a Estados Unidos, un mes antes de la fecha que uno de sus hijos, Óscar Aracena, prometió ir a buscarla.

"Tengo una petición en los EEUU. Él venía el mes que viene por mí porque yo le dije: 'mi amor yo nunca he viajado...' porque él y yo siempre estábamos haciendo chistes y nos reíamos", le contó este martes al periódico dominicano Diario Libre.

Pero el joven de 26 años, que llevaba nueve años viviendo en EEUU, adonde llegó con su padre y estaba en la fase final de la tramitación de los papeles de su mamá, no pudo cumplir su promesa. Fue una de las 49 víctimas mortales del tiroteo en el club Pulse de Orlando y su madre finalmente tendrá que viajar sola a EEUU para velar el cadáver de su hijo antes de repatriarlo a República Dominicana.

Montero será una de las beneficiarias de los permisos especiales de viaje por razones humanitarias que el gobierno estadounidense prevé entregar a algunos familiares de la masacre de Orlando para que den el último adiós a sus seres queridos.

Estas visas especiales de entrada a EEUU deben ser tramitadas a pedido de algún funcionario estadounidense, que en el caso de Montero fue el embajador estadounidense en Santo Domingo, James Brewster.

Una colecta para decir adiós a la única víctima venezolana

El día antes de la muerte de su hijo, Aracena, que trabajaba en un restaurante de comida rápida, había regresado de un viaje a las cataratas del Niágara con otra de las víctimas del tiroteo, el venezolano Simón Carrillo que, según Montero, era la pareja de su hijo.



Adriana, la hermana de Carrillo que vive en Venezuela, también ha solicitado una visa humanitaria para poder asistir al entierro de la única víctima de la masacre de ese país sudamericano.

Lo hizo gracias a las gestiones del comisionado de Orlando, Tony Ortiz, quien le confirmó a Univision Noticias que pidió al congresista de Florida John Mica que intercediera por esta familia, ya que Venezuela "no tiene relación consular" con el estado de Florida.

Pero, en su caso, deberá además superar la barrera económica, ya que no tiene recursos para pagarse el viaje. Por eso, decidió pedir a través de las redes sociales donaciones para llegar hasta Orlando.

Por el momento, la aerolínea venezolana Santa Bárbara Airlines ya se ha comprometido a trasladarla una vez que consiga el permiso especial para viajar.

Originario de Caburare, en el estado de Lara, Simón Carrillo llevaba apenas dos años en EEUU donde era gerente de un McDonalds. Según han declarado sus familiares a la prensa local, ambas dependían económicamente de él.

De Guerrero a Orlando para despedir a Miguel Ángel Honorato

Otro de los países que ha confirmado que ayudará a las familias a repatriar los cadáveres o a facilitar la entrega de visas diplomáticas es México, que perdió a cuatro de sus compatriotas en el tiroteo de Pulse.



La familia de uno de ellos, Miguel Ángel Honorato, ya solicitó al consulado mexicano en la ciudad el permiso para que la abuela y las tías de la víctima lleguen a Orlando a despedirle, según le confirmó a Univision Noticias su hermano José.

El tercero de siete hermanos y padre de tres hijos, Miguel Ángel llegó a EEUU en 1991 con solo cuatro años y antes de su muerte se desempeñaba como mánager de un negocio de tiendas y restaurantes mexicanos propiedad de su familia.

Según José, el funeral de su hermano se hará el próximo martes y espera que para esa fecha ya estén las tías y la abuela de Miguel Ángel.


Más contenido de tu interés