null: nullpx

La viuda del atacante de Orlando deberá permanecer en prisión hasta que se celebre el juicio en su contra

Un juez federal revocó este viernes la orden de libertad bajo fianza para Noor Salman porque considera que esa decisión "minimiza" el conocimiento admitido por la acusada. A la que era esposa del atacante del club Pulse se le acusa de cargos de colaboración, complicidad y obstrucción a la justicia.
10 Mar 2017 – 11:28 PM EST
Comparte
Noor Salman asegura que no sabía nada de los planes de su esposo, Omar Mateen, autor de la masacre. Crédito: Facebook

MIAMI, Florida.- Un juez federal revocó este viernes la orden de libertad bajo fianza para Noor Salman, viuda de Omar Mateen, el hombre que el año pasado abrió fuego en el club gay Pulse, en Orlando, y dejó un saldo de 49 personas muertas.

El juez de distrito del centro de Florida Paul Byron revocó así la libertad bajo fianza a Salman hasta que se celebre el juicio en su contra por los cargos de colaboración, complicidad y obstrucción a la justicia de los que se le acusa.

Pese a que los fiscales argumentaban que la mujer, arrestada en enero en conexión con la masacre, debía permanecer encarcelada al considerarla una amenaza para la sociedad, el pasado 1 de marzo la magistrada Donna Ryu estableció una fianza de 500,000 dólares para la viuda del atacante. Eso le permitiría salir para ir a la corte, reunirse con sus abogados o para sus citas médicas o las de su hijo de 4 años.

Sin embargo, el juez Byron consideró que esa decisión "minimiza" el conocimiento admitido por la acusada, a quien, antes del tiroteo, Omar Mateen preguntó que pasaría si un club fuera atacado y si sería peor un ataque en un club o en pleno Disney.

A juicio del juez, esa declaración fue "hecha por una persona que ella sabía que apoyaba a organizaciones terroristas, que ella había visto viendo vídeos violentos de reclutamiento" del autodenominado Estado Islámico, también conocido como ISIS.

Podría enfrentar entre 20 años de prisión a cadena perpetua

"Tengo plena fe de que Salman finalmente será llevada ante la justicia", dijo el jefe del Departamento de la Policía de Orlando en un comunicado tras conocer la decisión del juez.

Desde que se produjo el ataque, los investigadores tenían indicios de que Salman sabía de la intención de su marido atentar contra el local.

Sin embargo, en enero pasado cuando fue detenida, se declaró no culpable de los cargos que se le imputan y negó que conociera los planes criminales de su marido así como que mintiera a las autoridades al respecto.

De hallarla culpable de ayudar a su esposo en la masacre y contribuir con organizaciones terroristas, Salman podría enfrentar una pena de hasta cárcel de por vida. Además, enfrenta hasta 20 años de prisión por el otro cargo que se le imputa, el de mentir a los investigadores.

Mateen, quien había declarado lealtad a EI, le quitó la vida a 49 personas y dejó a otras 53 heridas. El atacante murió en un enfrentamiento con la policía luego de mantener a decenas de personas como rehenes en el interior del club Pulse.

Salman y Mateen se conocieron por internet y se casaron en 2011. La mujer tiene ascendencia palestina y creció en un pequeño suburbio de la ciudad californiana de Rodeo, cerca de San Francisco, a donde regresó con su hijo después de la masacre.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés