Lotus

Lotus Exige Sport 350

El deportivo inglés desembarca más rápido y más ligero que nunca.

Matías Muro @mmurook

Desde el año 2000 el Lotus Exige ha sido uno de los elementos que le más le ha dado vida a la familia de productos de la casa inglesa.  En su rol como variable ligera de su sexy hermano Elise, el  Exige ha llevado en sus hombros la tarea de ser el deportivo sin compromiso de la línea. Imagínense la simbiosis que existe entre los Porsche Cayman y Boxter pero en una escala mucho menor. Para acentuar el rol del Exige como el deportivo en una casa que sólo fabrica deportivos Lotus presentó el Exige S en el 2012 con un salto de 100 caballos de fuerza hasta 345.

Hoy la firma creada por Colin Chapman ha dado a conocer a la más reciente variante del Exige, el  Exige Sport 350, el más rápido y liviano ejemplar en la historia de este modelo.


Para lograr rebanar libras del ya muy esbelto del Exige, Lotus fue más allá del chasis de aluminio sino también y cambió el portón trasero por una nueva unidad estilo persiana así como la batería, soportes de motor, las tuberías de climatización, consola central y materiales aislantes por reemplazos más livianos.  El resultado es un Lotus Exige Sport 350 que es 112 libras menor que el Exige S, con un peso final de 2.480 libras.


Gracias a estos cambios, el motor  V6 super-cargado de 3.5 litros con 345 caballos de fuerza y 295 lb-ft de torque provisto por Toyota trabaja en un ambiente donde la relación de peso-potencia está mucho más inclinada a la parte de la potencia de la ecuación. Con esta configuración el  Exige Sport 350  sólo necesita 3.7 segundos para alcanzar las 60 mph con partida detenida y logra una velocidad final de 170 mph. También se ha trabajado sobre la transmisión manual para lograr cambios más precisos y rápidos aunque también se encuentra disponible una variante automática con levas en el volante.


En cuanto a su exterior el Lotus Exige Sport 350 añade el splitter delantero, alerón trasero y otros elementos en acabado negro mate, aunque pueden ser pintados del color de la carrocería para aquellos que prefieren un look monocromático.

El habitáculo es típico de Lotus, es decir que es un espacio donde la sencillez abunda ya que en la mente de Lotus, todo lo realmente necesario se encuentra bajo el capó. Butacas deportivas en tartán y un puñado de botones son los encargados de operar las distintas funciones del vehículo. 


Unido a la gama del Elise Sport y Elise Sport 220, el Lotus Exige Sport 350 no sólo cuenta con un cuerpo musculoso y una aerodinámica eficiente sino que también refleja todo la estirpe deportiva de un pequeño con alma de gigante.


RELACIONADOS:AutosAutos Deportivos