null: nullpx
Violaciones

Renuncia el juez de Nueva Jersey que exculpó a un adolescente acusado de violación al alegar que era de una "buena familia"

Los fiscales habían mostrado mensajes en los que el joven enviaba a sus amigos un video admitiendo la violación. Sin embargo, el juez dijo que la víctima debió haber sido advertida de que al presentar cargos podría destruirle la vida al muchacho. Sus palabras generaron fuertes críticas de activistas que consideran que el sistema está viciado y hace que las agredidas se abstengan a la hora de decidir si denunciar.
18 Jul 2019 – 12:25 PM EDT

En 2018, el juez de Nueva Jersey James G. Troiano se negó a juzgar como adulto a un adolescente acusado de agresión sexual bajo el argumento de que el joven provenía de una "buena familia". Este miércoles, la Corte Suprema del estado anunció su renuncia que entró en efecto de forma "inmediata", esto luego de la condena nacional a la forma como el sistema de justicia maneja los casos de agresiones sexuales y aleja a las víctimas de la denuncia.

El anuncio viene acompañado por más noticias. Este mismo miércoles, el director encargado de las cortes de Nueva Jersey, Glenn A. Grant, informó del inicio de un programa de entrenamiento a jueces en áreas como violencia doméstica y sexual, prejuicios implícitos y diversidad, por lo que entrarán en un receso de 90 días para que todos los magistrados participen en estas conferencias mandatorias.

"Servirán para mejorar la comprensión de las complejidades y los matices asociados con una agresión u ofensa sexual, la violencia doméstica y para concientizar sobre el impacto que los prejuicios pueden tener a la hora de tomar una decisión, al tiempo que se les darán herramientas para que los jueces puedan responder y reconocer sus preconcepciones", se lee en el comunicado.


Y el entrenamiento no se da solamente por la manera como tomó su decisión en el caso de los adolescentes Troiano, un juez que, pese a que se había retirado en 2012, a sus 69 años seguía atendiendo casos.

La medida también responde a las aseveraciones de otro magistrado de esta misma corte, John Russo Jr., de 57 años, para quien un comité judicial recomendó su suspensión temporal sin salario mientras un panel de tres jueces de la Corte Suprema estatal decide si removerlo de su rol permanentemente.

En 2016, una mujer le explicaba las razones por las que pedía una orden de restricción final contra el padre de su hija de 5 años. Le dijo que él abusaba de ella. Según las transcripciones de un panel que evaluó el comportamiento de Russo, él le preguntó: "¿Sabes cómo frenar a alguien para evitar que tenga sexo contigo?", a lo que ella respondió que podía intentar agredirlo y decirle que no.

El juez agregó a modo de pregunta: "¿Puedes cerrar las piernas? ¿Llamar a la policía? ¿Has hecho alguna de estas cosas?". En ese mismo tono, él continuó presionando a la mujer, lo que fue considerado por un comité que evaluó el caso como inapropiado y "atroz debido a la posibilidad de que esas preguntas vuelvan a victimizar a la demandante, quien buscó ayuda de la corte en circunstancias palpablemente difíciles".

"Una agresión sexual es un acto de violencia", escribió el jefe de la Corte Suprema de Nueva Jersey, Stuart Rabner, citado por el diario The Washington Post. "Atemoriza, degrada e induce el miedo de las víctimas. Sin duda alguna, es un asunto más serio en el que la falta recae exclusivamente en el agresor, no en la víctima. Y nuestro estado tiene un fuerte interés en proteger a las víctimas de agresión sexual y violencia doméstica", agregó.

La medida ha sido aplaudida por autoridades estatales, incluido el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, para quien este paso "ratificará la reputación de nuestro Poder Judicial y asegurará que todo aquel que busque justicia sea tratado con dignidad y respeto".

El caso de Troiano

Los fiscales que llevaban el caso en 2018 tenían suficiente evidencia para pedir que un joven de 16 años fuera juzgado como adulto. Había, por ejemplo, un mensaje de texto en el que se leía "cuando tu primera vez teniendo sexo fue una violación", acompañado por un video que lo mostraba mientras penetraba por detrás a una chica visiblemente intoxicada, a tal punto que su cabeza golpeaba la pared con cada empujón del muchacho.

Según un documento de la División de Apelaciones de la corte superior de Nueva Jersey, cuando sus conocidos la encontraron ella estaba vomitando y siguió sintiéndose mal mientras la llevaban a su casa. Y cuando se despertó la mañana después de la violación, no lograba entender por qué tenía la ropa rasgada y tantos morados en su cuerpo. Luego supo que su agresor había compartido un video y su madre denunció a las autoridades lo que había ocurrido con su hija.

Para los fiscales, la agresión no había sido producto de un malentendido entre los adolescentes "sino un comportamiento calculado y cruel". Pero el juez Troiano —a quien le tomó dos horas decidir el caso— no lo consideró como una violación. Explicó que la primera implica un ataque con un arma realizado por dos o más hombres, algo que dice no ocurrió así como que tampoco los chicos eran desconocidos entre ellos. Se preguntó además si la adolescente podía estar tan intoxicada como para no entender qué le estaban haciendo.

Luego se negó a juzgarlo como adulto, alegando que el acusado venía de una buena familia, acudía a una excelente escuela y tenía buenas calificaciones. "Él claramente es un candidato no solo para ir a la universidad", dijo, "sino a una buena universidad", precisó. Recomendó a los fiscales que le advirtieran a la víctima que al presentar cargos en contra del adolescente podía acabarle la vida.

Ya para entonces, los activistas y la corte de apelaciones instaban al juez a no mostrar preferencias sino que a velar por el bienestar de ambas partes.

Estas frases le costaron su retiro del cargo, pero mantendrá una pensión equivalente al 75% de su salario, por unos 123,750 dólares, según reportes del diario The New York Times.

Casos como estos han despertado la crítica pública, sobre todo cuando se miran las cifras: de cada mil agresiones sexuales, 230 son reportadas a la policía, solo nueve son referidas a los fiscales y cinco alcanzan una acusación, según datos del Departamento de Justicia analizados por la red Rape, Abuse and Incest National Network.

Ve también:


11 poderosos tuits que le explican a Trump por qué una víctima de abuso sexual no denuncia a su agresor

Loading
Cargando galería


Publicidad