null: nullpx
Denuncias

Acusan al expresidente de Costa Rica Óscar Arias de violar a una joven activista

La Fiscalía costarricense recibió la denuncia de una doctora y activista antibélica. Según la denunciante, el abuso sexual sucedió en diciembre de 2014 cuando fue a casa del Premio Nobel de la Paz para entregarle los documentos de una campaña que promovía. Arias niega la acusación y asegura que se defenderá en los tribunales.
5 Feb 2019 – 02:37 PM EST

El expresidente de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias, fue acusado este miércoles ante la Fiscalía de ese país por una doctora y activista antibélica por el supuesto delito de violación. La denuncia ha sorprendido en Centroamérica, donde Arias es ampliamente respetado gracias a su participación en los procesos de paz en la región durante los años 80 y a su activismo en contra de los regímenes de Nicolás Maduro y Daniel Ortega en la actualidad.

El supuesto ataque sexual habría ocurrido el primero de diciembre de 2014, cuando la víctima tenía 30 años. La denuncia la reveló el medio de comunicación Semanario Universidad y de inmediato escaló a un proceso penal en la Fiscalía Adjunta de Género costarricense.

La Fiscalía reveló que efectivamente había ingresado una denuncia de delito sexual contra una persona de apellido Arias, pero no revelaron mayores detalles al tratarse de “un caso en investigación”.

De acuerdo al relato publicado por Semanario Universidad, la víctima dirigía una organización dedicada al activismo para abolir las armas nucleares cuando sucedió la agresión sexual. Ella visitó la casa del exmandatario ubicada en Rohrmoser, San José, el primero de diciembre de 2014 para entregarle documentos sobre una campaña antinuclear que impulsaba en ese entonces.

“Abrí el fólder, le expliqué, y ya cuando terminamos yo me levanté dándole la espalda. Entonces, él me agarró por detrás y me tocó los senos. Yo le dije que no y que él estaba casado. Ese fue mi no. Fue lo único que se me ocurrió decirle. Yo había conocido a la esposa”, relató la víctima a Semanario Universidad. “Fue lo único que se me ocurrió porque soy una idiota, pero no sabía qué hacer realmente y pensé que esta era la única línea de defensa que podía tener. Y cuando no reaccionó a eso, yo no sabía qué decirle, porque yo tenía este miedo de que si lo rechazaba, él ya no iba a colaborar con nosotros (organización)”.

La mujer sostiene que Arias no se detuvo pese a su negativa. Más bien, el expresidente le “metió los dedos en la vagina". "Me tocó toda y me besó”, añade.

Acoso persistió por celular

El acoso no terminó allí. La mujer relató que ella logró salir de la vivienda de Arias. Al llegar a su casa, le contó el episodio a su novio vía Skype, ya que este no vivía en Costa Rica.


El expresidente costarricense (1986-1990 y 2006-2010) continuó el acoso vía telefónica, de acuerdo al testimonio. La mujer apagó el celular para evitar las llamadas de Arias.

“Ayer encendí mi celular después de tres semanas de tenerlo apagado por miedo a Óscar Arias y hace una hora entró una llamada de él”, le contó la víctima a un familiar días más tarde.

Semanario Universidad contrastó toda la denuncia de la víctima. Habló no solo con el novio de ella, sino con todas las personas a quien la doctora les relató el abuso sexual. Además, presentó distintos mensajes en redes sociales y correos electrónicos sobre el incidente.

La denunciante es hija de una exdiputada del Partido Liberación Nacional (PLN), la misma formación política con la que Arias llegó al poder en dos ocasiones.

Arias emite un comunicado

Hasta ahora, el expresidente no ha ofrecido declaraciones a la prensa costarricense. Sin embargo, emitió un comunicado a través de su abogado Rodolfo Brenes. “Rechazo categóricamente las acusaciones que se me hacen”, dijo Arias. “Nunca he actuado irrespetando la voluntad de ninguna mujer, menos aún tratándose de su libertad de relacionarse con otra persona”, aseveró.

El expresidente alegó que en su vida pública ha impulsado la igualdad de género, “pues considero que es un medio indispensable para lograr una sociedad más justa y equitativa para todas las personas”.


Arias dijo en el comunicado que se defenderá en los tribunales de los cargos que se le imputan. “Siendo que, según se informa, existe una denuncia formulada en mi contra, ejerceré mi defensa ante los Tribunales de Justicia y no realizaré más comentarios públicos sobre este tema”, dijo.

El Código Penal Costarricense estable penas de prisión de 10 a 16 años a quien “se haga acceder o tenga acceso carnal por vía oral, anal o vaginal, con una persona de uno u otro sexo”.

Los casos que enumera el Código Procesal Penal son cuando la víctima sea menor de trece años; se aproveche de la vulnerabilidad de la víctima o esta se encuentre incapacitada para resistir. También cuando se use la violencia corporal o intimidación. “La misma pena se impondrá si la acción consiste en introducirle a la víctima uno o varios dedos, objetos o animales, por la vía vaginal o anal, o en obligarla a que se los introduzca ella misma”, estable la norma.

Actualmente, el expresidente Arias afronta otro proceso judicial sobre el presunto delito de prevaricato. El caso es conocido como “Las Crucitas” y se le investiga en por otorgar permisos irregulares para la explotación de una mina de oro a cielo abierto en 2008, cuando se firmaron los decretos para declarar de interés y conveniencia nacional el proyecto de minería de oro Las Crucitas en el norte de Costa Rica.


En fotos: Así transcurrió el interrogatorio a Christine Blasey Ford por el Comité Judicial del Senado

Loading
Cargando galería
Publicidad
Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.