null: nullpx

Trump prorroga por otros 90 días su polémica política de asilo

La razón esgrimida por el mandatario para extender la vigencia del nuevo reglamento es “porque descubrí que el problema de un gran número de extranjeros que viajan a través de México para ingresar a nuestro país ilegalmente o sin la documentación adecuada no ha mejorado sustancialmente”.
9 May 2019 – 3:08 PM EDT

Bajo el argumento de que la oleada de migrantes en la frontera con México no se detiene, sino que por el contrario sigue aumentando, el presidente Donald Trump prorrogó el miércoles por otros 90 días la proclama presidencial firmada el año pasado y que cambió la política de asilo.

“En la Proclamación 9822 del 9 de noviembre de 2018 (Abordando la migración masiva a través de la frontera sur de los Estados Unidos), descubrí que nuestro sistema de inmigración y asilo está en crisis como consecuencia de la migración masiva de extranjeros a través de la frontera entre los Estados Unidos y México”, señala el mandatario en el nuevo aplazamiento publicado en la página digital de la Casa Blanca.

La razón esgrimida por el mandatario para extender la vigencia del nuevo reglamento es “porque descubrí que el problema de un gran número de extranjeros que viajan a través de México para ingresar a nuestro país ilegalmente o sin la documentación adecuada no ha mejorado sustancialmente”.

“De hecho ha empeorado en varios aspectos desde el 9 de noviembre de 2018”, precisó el mandatario.


Récord de aprehensiones

El martes la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) dijo que la crisis en la frontera, lejos de disminuir creció durante el mes de marzo, cuando la Patrulla Fronteriza llevó a cabo 98,977 aprehensiones, el nivel más alto desde 2007.


"CBP está viviendo una situación sin precedentes e insostenible", publicó la agencia federal en su cuenta de la red social Twitter.


Trump señala en la extensión de la proclama que “la entrada ilegal de extranjeros a través de esa frontera (sur, con México) es perjudicial para los intereses de Estados Unidos”.

La proclama presidencial del 9 de noviembre tuvo una vigencia de 90 días. La decisión fue extendida por otros 90 días el 7 de febrero y este miércoles prorrogada por segunda vez por un mismo período de tiempo.

La proclama original restringe el asilo a aquellos extranjeros que entran por lugares o zonas no autorizadas en la frontera (garitas), pero el 19 de noviembre del año pasado un juez federal de San Francisco falló en contra de esta medida señalando que el presidente “no puede reescribir las leyes de inmigración para imponer una condición que el Congreso ha prohibido expresamente”.


Cambio de procedimiento

Si bien la orden de la corte federal de San Francisco prohibió al gobierno de Trump negar asilo a los extranjeros que entran al país por zonas no autorizadas o entre los puertos de entrada, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) respondió con una nueva estrategia denominada ‘Permanecer en México’.

“El derecho a pedir asilo para las personas que ingresan al país por cualquier parte de la frontera sigue vigente”, dijo a Univision Noticias Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California. “Si los detienen dentro de Estados Unidos pueden pedir asilo y el gobierno no les puede negar ese derecho”, agregó.

“Lo que si ha cambiado es el proceso de cómo aplicas para el asilo”, precisó. “El fallo emitido ayer por la Corte Federal de Apelaciones del 9 Circuito ratificó que el gobierno de Trump puede seguir enviando a México a esperar sus audiencias en México, pero no pueden prohibir el que soliciten la protección del asilo”.

Gálvez dijo además que esta nueva política “es una mano con maña. Al mantener fuera a los solicitantes de asilo que entraron por zonas no autorizadas, el gobierno cambió el proceso pero no el derecho”.

Para el Southern Poverty Law Center (SPLC), México es un lugar “peligroso” para los migrantes que huyen de sus países, principalmente Centroamérica y piden asilo en la frontera estadounidenses y son obligados a esperar en el lado mexicano.

“El gobierno de Trump sigue buscando formas más crueles de burlar la ley y hacer caso omiso de la moral básica. Las personas que huyen de la persecución tienen derecho a buscar asilo en Estados Unidos”, agrega.


El reglamento de Trump

Al igual que muchas otras decisiones sobre la inmigración tomadas por Trump desde que llego a la Casa Blanca, el 20 de enero de 2017, la proclama sobre asilo se fundamenta en un nuevo reglamento publicado en el Registro Federal el 20 de noviembre del 2018.

El documento previene que la norma provisional suspende la entrada de extranjeros que cruzan ilegalmente la frontera sur a quienes se les prohibiría la elegibilidad para el asilo y, por lo tanto, enviaría a extranjeros inadmisibles a los puertos de entrada donde dichos extranjeros podrían tratar de ingresar y serían procesados De manera ordenada y controlada.

Si bien el gobierno no puede prohibir a nadie el derecho de pedir asilo no importando por donde entre a Estados Unidos, pero en cambio regresa a México a quienes no se presentan en los puertos de entrada, nada garantiza que los procesos judiciales se resuelvan en corto tiempo, teniendo en cuenta que las cortes de inmigración tienen más de 860,000 casos acumulados. Y todo indica que el atasco seguirá creciendo en los próximos meses.

“En noviembre de 2018 un promedio diario de aproximadamente 2,000 extranjeros inadmisibles intentó ingresar a los Estados Unidos”, dice Trump en la proclama. “Hoy ese promedio se ha elevado a aproximadamente 3,900. Las detenciones de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos entre los puertos de entrada se han más que duplicado desde enero a abril de este año. Desde enero hasta abril se prevé que las detenciones la Patrulla Fronteriza alcancen aproximadamente 460,000”, advirtió.

Trump dice además que la intención de la mayoría de los migrantes que llegan a la frontera es entrar a Estados Unidos de manera ilegal o sin la documentación adecuada, no la de pedir asilo tras huir de sus países a causa de la violencia y la pobreza.


Trump cuestiona fallo

Para Trump la actual crisis migratoria en la frontera radica principalmente, no en la capacidad de Estados Unidos para abordar estos problemas, sino por el obstáculo generado “por una orden judicial a nivel nacional emitida por un juez de un tribunal de distrito en el norte de California”, fallo que impidió el negarle a los migrantes que entran al país por zonas no autorizadas el derecho de pedir asilo.

“Esa orden judicial actualmente impide que el Fiscal General y el secretario del DHS apliquen una regla final interina que haga que cualquier extranjero que ingrese al país, en contravención de una proclamación que limite o suspenda la entrada en la frontera sur, incluida la Proclamación 9822, no sea admisible asilo”, protesta el mandatario.

Trump dijo que su gobierno “está apelando esa orden judicial” y que en caso de que se levante la medida cautelar, “los extranjeros que ingresen ilegalmente a Estados Unidos a través de la frontera sur en contravención de esta proclamación, “no serán elegibles para recibir asilo en virtud de esa norma final provisional”.

El mandatario insiste en que actúa “para proteger el interés nacional y mantener un sistema de asilo que funcione efectivamente para los solicitantes de asilo legítimos que demuestren que han huido de la persecución y garantizan los beneficios especiales asociados con el otorgamiento de asilo”, entre ellos la residencia y el derecho a convertirse en ciudadanos.

Es probable que Trump continúe prorrogando la proclama del 9 de noviembre de 2018 hasta que la apelación sea resuelta. Y es probable que, si recibe un fallo adverso, eleve el caso a la
Corte Suprema de Justicia, una estrategia que seguirá manteniendo fuera del debate al Congreso.


En fotos: un recorrido por el segundo sector de la frontera por donde cruzan más centroamericanos

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés