null: nullpx

Trump pide solo un tercio del dinero que estimó para el muro en el presupuesto de 2018

Un borrador del presupuesto 2018 filtrado a los medios revela que el gobierno de Donald Trump rebajó a $2,600 millones el dinero para construir el muro que, asegura el mandatario, detendrá la inmigración indocumentada a Estados Unidos.
22 May 2017 – 5:08 PM EDT

El plan de presupuesto para el año fiscal 2018 que el gobierno de Donald Trump enviará este martes al Congreso, incluye solo un tercio del dinero que el mandatario había solicitado para construir el muro en la frontera con México.

Informes filtrados este lunes revelan que el renglón destinado a inmigración y seguridad fronteriza incluye $2,600 millones de dólares que serán invertidos en mejorar la infraestructura y tecnología que emplea la Patrulla Fronteriza.

El borrador agrega que los agentes federales necesitan recursos para disuadir, negar accesos, identificar, rastrear y resolver el problema de la inmigración ilegal a lo largo de la frontera.

De los $2,600 millones solicitados al Congreso, $1,600 millones de dólares serán destinados a la construcción del muro en la frontera con México, se lee en el borrador.


El pedido original

A mediados de marzo, dos meses después de instalarse en la Casa Blanca, el mandatario presentó su primer plan presupuestario en el que pidió al Congreso $4,100 millones de dólares para iniciar los trabajos de construcción del muro, y más dinero para combatir la inmigración indocumentada y acelerar las deportaciones.

La construcción del muro en la frontera con México fue la bandera de Trump durante la campaña que lo llevo a la Casa Blanca. Tras ser electo el 8 de noviembre, dijo que la promesa seguía siendo su prioridad, al igual que la deportación de unos tres millones de “ilegales” (indocumentados) con antecedentes criminales, y unos cuatro millones de extranjeros que entraron con visa y se quedaron en el país más allá del término permitido por sus visas.

El proyecto de presupuesto también incluye una partida de $239 millones de dólares para la adquisición de aviones y otros activos aéreos para ayudar a identificar y rastrear los cruces de indocumentados en la frontera.

También contempla otros $202 millones de dólares para equipamiento e instalaciones tales como vehículos, radios y computadoras para la Patrulla Fronteriza.

Tecnología y vigilancia

Trump también pide $197 millones de dólares para la adquisición de nueva tecnología de vigilancia, en las que se incluyen torres de vigilancia, radares, cámaras y sensores para detectar cruces ilegales en la frontera.

El presupuesto para el año fiscal 2018 incluye además $111 millones de dólares para la construcción y mantenimiento de carreteras, y permitir el rápido acceso de los vehículos de la Patrulla Fronteriza a zonas de difícil acceso.

El gobierno de Trump presentará mañana martes su propuesta de presupuesto para el año fiscal 2018, que arranca el 1 de octubre de este año y finaliza el 30 de septiembre del año próximo.

El proyecto, además de reducir en un tercio los fondos que había mencionado en marzo, recorta en $880,000 millones de dólares la partida del programa de salud Medicaid, dirigido a las personas de menos recursos.

Danza de millones

En marzo, la Casa Blanca calculó que el muro en la frontera con México costaría unos $20,000 millones de dólares. Trump aseguró durante la campaña, y luego como mandatario, que México pagaría por su construcción, un tema que el vecino del sur rechaza rotundamente.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS), arrancó en marzo un proceso de licitación para adjudicar los tramos de la construcción del muro. El director de la oficina de gestión y presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, dijo en marzo que los fondos solicitados por el mandatario reflejaba el compromiso asumido por el presidente con los electores.

El proyecto de marzo incluía además $1,500 millones extras para la detención y deportación de indocumentados.

El muro que quiere construir Trump en la frontera fue autorizado por el Congreso en 2006, con la aprobación de la Ley de Cerca Segura (Secure Fence Act), promulgada por el presidente George W. Bush con el apoyo de muchos legisladores demócratas, entre ellos los entonces senadores Hillary Clinton (Nueva York) y Barack Obama (Illinois).


En fotos: Cómo se ve en la actualidad el muro fronterizo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Inmigración

Más contenido de tu interés