Inmigración

"Que mi familia siga unida": lo que piden al Congreso los hijos de dreamers y beneficiarios de TPS

Con cartas escritas a mano, un grupo de niños piden a los representantes que trabajen en una legislación que proteja de la deportación a sus allegados beneficiarios de DACA o con Estatus de Protección Temporal antes de que se venzan los plazos que los obligan a dejar el país.

Un grupo de niños pidió un deseo de Navidad al Congreso: que no los separen de sus familias. Son hijos y hermanos de dreamers y de beneficiarios del Estatus de Protección Temporal (TPS), ambos programas eliminados recientemente por el presidente Donald Trump. Los afectados están pidiendo a senadores y representantes una ley que les dé un estatus migratorio permanente a sus allegados.

"Querido Congreso, mi nombre es Leah, tengo 12 años y vivo en Miami", se lee en una de las cartas que han sido publicadas en la página We belong together kids. "Mi deseo para estas vacaciones es que mi familia siga unida. Es difícil para mí concentrarme en la escuela porque tengo miedo de que al llegar a casa ellos ya no estén porque se los llevaron. También ¿pueden proteger a las familias con TPS también? Como niña, merezco sentirme a salvo y ser feliz junto a mi familia".

Jasmine López, una niña estadounidense de 11 años, cuenta que su mamá es dreamer. "Estoy aterrorizada, no quiero que la deporten", escribió. "Si el Congreso no hace algo ya, no tendré a mi mamá para Navidad y mi papá y yo nos pondremos muy tristes", agrega.

"Es un reto diario para nosotros los hijos de inmigrantes. Esta administración nos dificulta ser niños", cuenta otra pequeña cuya hermana de 27 años está protegida de la deportación con DACA.

Recién en septiembre, el gobierno de Trump anunció el fin de DACA, el programa que fue creado durante el gobierno de Barack Obama y que ampara de la deportación a cerca de 800,000 jóvenes que llegaron con sus padres a Estados Unidos cuando eran menores de edad. Desde ese mismo día, el gobierno anunció que no se procesarían nuevas solicitudes y que solo se renovarían por dos años más los permisos de aquellos a quienes se les venzan entre septiembre y hasta el 5 de marzo de 2018.

En su decisión, el gobierno argumentó que reduciría DACA de forma ordenada mientras el Congreso trabaja en una alternativa legal que les permita regularizar su estatus en el país.

En las últimas semanas, también eliminó el TPS para los nicaragüenses y los haitianos.

A los ciudadanos de Nicaragua les dio 12 meses para salir del país a partir del 5 de enero de 2018: son cerca de 2,500 inmigrantes indocumentados los que se beneficiaban de ese estatus. A los de Haití les dio hasta el 22 de julio de 2019 para regresar a su país. En ambos casos, las autoridades consideraron que las condiciones de estas naciones tras diferentes desastres naturales –un huracán y un terremoto– habían mejorado por lo que podían recibir a sus ciudadanos.

RELACIONADOS:DreamersDeportacionesEEUU