Protestas y ayunos para detener las deportaciones y que se apruebe la reforma migratoria

Activistas por la reforma migratoria no detienen la protesta para que el gobierno pare las deportaciones.
8 Abr 2014 – 4:55 PM EDT


Mientras en Chicago tratan de impedir la deportación de indocumentados, en otros puntos inician huelgas de hambre.

El movimiento activista que batalla para que la Cámara de Representantes apruebe una reforma migratoria comprensiva y el presidente Barack Obama detenga las deportaciones, no se detiene.

El martes activistas junto a inmigrantes indocumentados manifestaron frente al centro de detención de Inmigración del suburbio de Broadview (Illinois) pero no lograron impedir el traslado de deportados al aeropuerto O'Hare de Chicago.

La protesta formó parte de las actividades planificadas durante el Día Nacional contra las Deportaciones que se lleva a cabo en las principales ciudades del país desde el fin de semana.

La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) le dijo a Efe que la protesta, que duró casi tres horas, no impidió sus operaciones y 29 indocumentados de origen mexicano que fueron expulsados del país tal y como estaba programado.

 


En lo que va de la Administración de Obama ICE ha deportado a más de 2 millones de indocumentados.

En la protesta del martes los activistas llegaron temprano al centro, ubicado a unos 20 kilómetros de Chicago. Protestaron con tambores, pancartas, banderas una imagen de la Virgen de Guadalupe. Clamaron “Ni uno más”, pero los 29 fueron deportados.

En marco la Casa Blanca anunció que el presidente Obama le ordenó al Secretario de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés), Jeh Johnson, que le presente un informe para hacer cambios en la política de deportaciones dentro del marco de la ley.

Johnson alista el documento y se ha reunido con políticos y activistas, entre otros, recabando puntos de vista y recomendaciones.

 


"Si el presidente no detiene las deportaciones, nosotros lo haremos", declaró Karen Picazo, cuya madre es indocumentada y está "amenazada de deportación".

Por el centro de ICE en Broadview pasan mensualmente unos 500 inmigrantes camino a ser deportados de Estados Unidos.

En Tacoma, Washington, y Houston, Texas, los internos de dos cárceles de ICE llevan a cabo huelgas de hambre para que el gobierno pare las deportaciones. También piden ser liberados mientras se resuelven sus procesos administrativos.

En Arizona, n grupo de 50 mujeres llevan a cabo un ayuno a través de todo el estado en un esfuerzo de impulsar una pronta reforma migratoria en la Cámara de Representantes, y pedir un alto a las deportaciones.

 


"Estas mujeres están en solidaridad con otras mujeres que se encuentran en Washington D.C. haciendo lo mismo", dijo Tony Navarrete, vocero de la organización Promesa Arizona.

Navarrete indicó que otros 35 estados en el país llevarán o han llevado a cabo ayunos similares durante el presente mes de abril.

Las 50 mujeres, que se encuentran en las ciudades de Phoenix, Tonopah y Yuma, culminarán el ayuno de 24 horas hoy por la noche.

Algunas de ellas han pasado el día visitando las oficinas de los congresistas en Arizona solicitando su apoyo para una reforma migratoria.

A su vez en Washington DC, tres activistas, entre ellas una ciudadana estadounidense, iniciaron una huelga de hambre para que el presidente Barack Obama escuche sus peticiones de frenar las deportaciones.

Los tres huelguistas, de origen mexicano, se mantendrán sin ingerir alimentos en tiendas de campaña hasta que su salud se los permita, debido a que su único interés es que el ejecutivo frene las expulsiones de gente.

La universitaria Cynthia Diaz, de 18 años, aseguró que su madre, quien es indocumentada, fue sacada de su casa en Phoenix, Arizona, el 16 de marzo de 2014 y arrestada por agentes de ICE (Oficina de Aduanas y Migración), reportó Efe.

"Sabemos que la probabilidad de las deportaciones es muy alta, pero por eso vine hasta aquí, porque quiero que el presidente me escuche", dijo a Efe la joven, nacida en Arizona.

Los tres huelguistas, quienes forman parte de la organización Dream Act Coalition.

La Red Nacional de Jornaleros (NDLON, por sus siglas en inglés), colabora con el movimiento. En febrero, el grupo presentó a la Administración un documento con argumentos legales para que el presidente Obama frene temporalmente las deportaciones.

El domingo el diario The New York Times fustigó las deportaciones y dijo que el gobierno de Obama debía poner fin a las expulsiones masivas de indocumentados.

Con información de Efe.

RELACIONADOS:Inmigración

Más contenido de tu interés