null: nullpx

Por qué cada vez son más las personas que renuncian a la nacionalidad estadounidense

En los últimos cuatro años la cifra ha aumentado en casi 500%. En la lista de 2016 aparece incluso el canciller británico, Boris Johnson.
11 Feb 2017 – 7:14 PM EST

La cifra de quienes renuncian a ser estadounidenses tiene cuatro años en aumento. Entre 2012 y 2016 ha escalado casi cinco veces el número: pasó de 932 a 5,411 personas que ya no quieren usar el pasaporte de Estados Unidos o ser residentes, según una lista del Departamento del Tesoro.

Se trata de una retahíla de nombres de distintos orígenes, desde latinos, asiáticos, árabes e incluso estadounidenses, que marcan un récord histórico en los últimos 18 años. Pero el listado destaca por un nombre en particular: Boris Johnson, el canciller británico. Su caso ejemplifica la realidad de quienes deciden dejar de llamarse estadounidenses.

Johnson nació en Nueva York mientras sus padres trabajaban en Estados Unidos. Pero no vivió en el país sino hasta que cumplió 5 años. Después de tanto anunciar que renunciaría a su nacionalidad, finalmente concretó la decisión, que no parece estar vinculada a diferencias con el presidente republicano Donald Trump, sino más bien a una forma de asegurarse que no tiene que pagar un dólar más al Servicio de Impuestos de Estados Unidos (IRS, por su sigla en inglés).

En 2014, reclamó a toda voz que Estados Unidos quería quitarle impuestos por la venta de una propiedad en Londres, algo que catalogó como "absolutamente indignante", aunque luego honró sus obligaciones.

Según la Oficina de Seguridad Nacional, durante la última década, Estados Unidos ha nacionalizado a 6.6 millones de personas: solo en 2015 el país recibió a 729,995.


Una cifra en aumento: más personas renuncian a la nacionalidad estadounidense
Entre 2015 y 2016, la cifra experimentó un crecimiento de 26%. Pero el incremento es de 58% en relación con 2014.
FUENTE: Departamento del Tesoro. | UNIVISION

Pero ¿es esa una de las razones por las que cada vez más estadounidenses renuncian a su nacionalidad?

El abogado especialista en temas tributarios Andrew Mitchell habla de algunas de las causas.

En su blog habla del incremento de las penalidades por no reportar transacciones en el extranjero como una de las explicaciones de esa tendencia, especialmente entre ciudadanos que podrían no vivir en el país.

Se debe a la promulgación en 2010 de la ley FATCA (Foreign Account Tax Compliance Act, en inglés). Según el IRS, esta ley obliga a que las instituciones financieras o no financieras en el exterior reporten el valor que tienen en sus cuentas o registros los estadounidenses. También insta a que los propios ciudadanos informen de sus transacciones.

"Si las instituciones financieras no cumplen con las reglas de FATCA, pueden aplicarles una retención de 30% en impuestos sobre esas inversiones de sus clientes", explicó Mitchell en un correo a Univision Noticias. "Una vez que los estadounidenses son descubiertos tratan de cumplir con sus obligaciones con el IRS (...) pero también otros prefieren salir del sistema tributario de Estados Unidos renunciando a su ciudadanía", agrega.

El abogado precisa que, de cualquier manera, si una persona es ciudadana o residente, aunque no viva en Estados Unidos debe pagar impuestos cada año.

Dejar la ciudadanía estadounidense tiene un costo: 2,350 dólares.

"Renunciar puede ser potencialmente costoso desde una perspectiva tributaria", dice Mitchell. "Una persona que rechaza la nacionalidad puede ser sujeto de un 'impuesto de salida'", agrega.

El abogado explica que esta tasa de pérdida de la nacionalidad es aplicada a personas que tienen un patrimonio neto superior a los dos millones de dólares o a aquellas que durante los cinco años previos a la renuncia de su nacionalidad tuvieron un promedio anual alto de obligaciones tributarias sobre sus ingresos (el umbral actual es 162,000 dólares).

Y aunque la cifra ya se encuentra en niveles históricos, Mitchell cree posible que –por las razones anteriores– el número pueda seguir creciendo en los próximos años.

RELACIONADOS:InmigraciónEstados Unidos

Más contenido de tu interés