null: nullpx
Green Card

Peligran más de 100,000 tarjetas de residencia debido a demoras causadas por la pandemia

Las graves demoras en trámites del servicio de inmigración por la acumulación de expedientes debido a la pandemia del coronavirus han puesto en riesgo unas 100,000 residencias permanentes (tarjetas verdes o Green Card) basadas en empleo, las que podrían desperdiciarse al término del año fiscal 2021.
Comparte
Cargando Video...

Las graves demoras en trámites del servicio de inmigración por la acumulación de expedientes debido a la pandemia del coronavirus han puesto en riesgo unas 100,000 residencias permanentes (tarjetas verdes o green cards) basadas en empleo, las que podrían perderse al término del Año Fiscal 2021.

Los históricos retrasos que viene experimentando la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), primero durante la aplicación de la política de 'tolerancia cero' del gobierno anterior y luego a causa de la pandemia, que llevó al cierre de oficinas y la suspensión de trámites, tienen a cientos de miles de extranjeros en espera y muchos de ellos podrían verse severamente afectados.

Entre ellos, más de un millón de inmigrantes, la mayoría trabajadores tecnológicos de India, “han estado esperando en la fila para convertirse en residentes permanentes”, reporta el diario The Wall Street Journal este miércoles.

Incluso muchos de ellos llevan años esperando por una resolución favorable de sus casos y recibir la codiciada residencia legal permanente (LPR), estatus que abre la puerta para que en un plazo de cinco años el beneficiario califique para convertirse en ciudadano estadounidense por naturalización.

El atraso

En abril Univision Noticias reportó que el retiro de políticas y normas que fueron adoptadas durante el gobierno de Donald Trump estaban siendo aplaudidas por la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA). Sin embargo, la entidad advirtió que, si la USCIS no aceleraba los procesos, miles de extranjeros seguirán siendo afectados, e incluso algunos de ellos puestos en proceso de deportación.

El 1 de octubre del año pasado, comienzo del Año Fiscal 2021, la agencia federal comenzó con 120,000 tarjetas de residencia más que las 140,000 que normalmente entrega, una perspectiva que prometía hacer mella significativa en el atraso de años, reportó el periódico.

Pero con menos de un mes para el término del año fiscal, que finaliza el 30 de septiembre, la USCIS “está lejos de alcanzar esa meta”.

The Wall Street Journal advirtió que “no se dispone de datos recientes sobre exactamente cuántas tarjetas de residencia basadas en empleo se han procesado, pero Charlie Oppenheim, un funcionario del Departamento de Estado (DOS), respondió en un foro celebrado en julio a través de YouTube que estimaba que el gobierno terminaría septiembre con aproximadamente 100,000 tarjetas verdes sobre la mesa.

El problema es que, si no se entregan dentro del año fiscal, esas Green Cards se vencen.

Problemas de dinero

En mayo de 2020 la USCIS aseguró que se estaba quedando sin dinero debido a la pandemia y que para solucionar la crisis el Congreso debía aumentar en $1,200 millones el presupuesto del año fiscal 2020, además de un incremento del 10% en las tarifas.

De no hacerlo, dijo un mes más tarde, suspendería a más de 13,000 trabajadores, el 70% de su plantilla, un paso que afectaría grandemente los procesos de cientos de miles de peticiones de servicios migratorios, entre ellos la green card.

En agosto la agencia suspendió la amenaza de despidos y a finales de septiembre una corte del norte de California frenó la entrada en vigor de las nuevas tarifas. A su vez, los comités de Supervisión y Asignaciones del Congreso dijeron que la agencia tenía un superávit suficiente para pagar salarios y seguir operando sin problemas por lo menos hasta el 31 de diciembre.

Ocho meses más tarde, las demoras siguen y la posibilidad de que se desperdicien unas 100,000 residencias es cada vez más cierta.

Daño severo

El tiempo de espera promedio para completar el proceso de la Green Card por trabajo es de hasta 10 meses en la oficina de USCIS en Nebraska, de acuerdo con la herramienta que mide los tiempos de procesamiento. En la oficina de Texas la espera puede ser de hasta 13 meses.

Pero en algunos casos extremos, las solicitudes de tarjetas de residencia (tarjeta verde) han demorado hasta cinco años, según muestran los datos, dice el diario.

The Wall Street Journal advierte que debido a los límites en la cantidad de tarjetas verdes que se pueden emitir a los solicitantes según su país de origen, los inmigrantes originarios de India que no obtengan la Green Card este año fiscal no serán los primeros en la fila el próximo. “Es posible que tengan que esperar hasta media década antes de poder convertirse en residentes permanentes”.

"Es deshumanizante, porque de alguna manera eres menos que una persona igualmente calificada que nace en un país diferente", dijo Hildingur Mahanti, un ingeniero de software en Manhattan (Nueva York) que se mudó a Estados Unidos en 2000 para obtener su título universitario y cuyo empleador primero lo patrocinó para una tarjeta verde en 2010.

Expertos consultados por el periódico dijeron que el sistema creado por el Congreso para asignar las residencias no contempló la pandemia. Y que el gobierno tampoco tenía la capacidad de respuesta necesaria para responder a la crisis de salud pública que no solo golpea a Estados Unidos, sino al mundo entero.

Reforma migratoria

Mientras la USCIS batalla por resolver la acumulación de peticiones migratorias de todo tipo, además de la tarjeta verde, la Casa Blanca de Joe Biden presiona al Congreso ara que apruebe una reforma migratoria que incluya un camino a la ciudadanía para millones de indocumentados que viven en el país.

El 18 de marzo la Cámara de Representantes aprobó dos proyectos de ley que contemplan legalizar la permanencia de entre 3 y 4 millones de dreamers, beneficiarios de TPS y trabajadores agrícolas esenciales, quienes primero recibirían una residencia provisional durante 10 años.

Cumplido el plazo calificarán para la residencia permanente (green card) y cinco años más tarde serán elegibles para pedir la ciudadanía por naturalización.

Las conversaciones se detuvieron en el Senado por falta de respaldo republicano. En vista de la demora, los demócratas buscan la oportunidad de presentar la reforma dentro de un paquete de reconciliación del presupuesto para incluir a 8 millones de indocumentados, adelantando la fecha de permanencia ininterrumpida de dreamers, titulares de TPS y campesinos.

El plan incluye modificar la cuota anual de tarjetas verdes e incluir la residencia provisional.


Comparte

Más contenido de tu interés