null: nullpx
Muertes

Una joven cruzó la frontera con unos coyotes: luego murió y tiraron su cuerpo en una carretera

Francisco Raymundo, padre de Marta Ana, de 22 años, contó que su hija logró entrar el pasado viernes a EEUU junto a un grupo de inmigrantes conducidos por traficantes, pero que al llegar a Texas le comunicaron que había muerto y que dejarían el cuerpo de la joven cerca de una carretera.
6 May 2021 – 05:44 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Roto de dolor, Francisco Raymundo todavía logra sacar un poco de fuerzas para contar cómo murió su hija Marta Ana, cuando intentaba llegar a Estados Unidos para reunirse con su familia al cruzar la frontera de la mano de 'coyotes'.

La joven de 22 años de edad había salido de Guatemala, pero falleció en el camino en circunstancias que todavía no están del todo claras. Los traficantes la abandonaron en una carretera de una manera infame.

Devastado, en medio de un llanto incontenible, el padre contó a Univision Noticias que su hija salió la semana pasada de Guatemala y el viernes pasado cruzó la frontera entre México y EEUU.

Marta lo llamó y le dijo que la vistieron con ropas de camuflaje para cruzar por la madrugada y le indicaron que debía deshacerse de su teléfono.

En su lengua indígena, la chica le envió un mensaje de voz a su padre en el que le decía: "Papá, ya estamos informados y estamos listos" para hacer el cruce de la frontera.

Pasado un tiempo, otro hijo lo llamó de Guatemala y le contó que Marta había logrado pasar a Estados Unidos, la recogieron junto con el grupo que venía con ella y a todos los escondieron dentro de un vehículo. Allí estuvo encerrada varias horas hasta llegar a un bodega en Texas.

"Después me habló y me dijo que llegó a la bodega y (Marta) se desmayó. Yo pensaba que era por cansancio... no pensaba que iba a morir", contó el padre de la joven.

Un mapa para encontrar su cuerpo

Según el señor Raymundo, los 'coyotes', al parecer, rebasaron la capacidad del vehículo donde trasladaban a los inmigrantes y es probable que Marta haya quedado sin aire en medio de la aglomeración de personas.

Con extrema frialdad, los coyotes le comunicaron que su hija había muerto y que dejarían su cuerpo por alguna parte.

En medio de su desesperación, Raymundo llamó a uno de los 'coyotes' para preguntarle por el punto exacto donde dejarían el cuerpo de su hija.

Los traficantes le enviaron al celular un mapa indicando un punto en una carretera de Texas donde habían dejado abandonado el cadáver de la joven guatemalteca.

A finales del mes pasado, el gobierno federal estadounidense anunció el lanzamiento de un operativo denominado “Operación Centinela” ( Sentinel Operation es el nombre original en inglés) cuyo objetivo es detectar y desarmar organizaciones del crimen organizado que trafican personas, principalmente en la frontera con México.

Operación federal contra el tráfico de personas

El secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Alejandro Mayorkas, explicó que el plan está dirigido “a detener las organizaciones criminales transnacionales de tráfico de personas que se benefician de las vidas humanas”.

El objetivo es detener la habilidad de viajar” de los traficantes de personas ('coyotes'), “sus finanzas y su capacidad de llevar a cabo transacciones financieras en Estados Unidos”, señaló Mayorkas.

El jefe de la seguridad nacional de Estados Unidos también dijo que entre los objetivos de la operación “está detener el tráfico de personas en la frontera con México”, a la vez que incrementar la seguridad fronteriza “para que estas organizaciones no le hagan promesas a los inmigrantes que no pueden cumplir”.


La organización Tech Transparency Project (TTP) reveló en un reciente reporte que encontró un total de 50 cuentas y grupos privados en una página de Facebook llamada ‘Cruze (sic) a Estados Unidos Mex’, empleada por grupos dedicados al tráfico de inmigrantes sin ocultar sus actividades ilícitas.

Más de la mitad de las páginas identificadas por TTP fueron creadas desde el otoño pasado y se pudo comprobar que una docena aparecieron el último mes “operando libremente sin ninguna restricción”, advierte el informe. Uno de esos grupos privados llegó a tener más de 230,000 miembros.

Del 1 de octubre de 2020 y hasta el pasado 3 de abril, más de 550,000 personas fueron detenidas por agentes de la Patrulla Fronteriza, eso es casi el doble comparado con el mismo período del ciclo fiscal anterior. La gran mayoría eran adultos (410,460), seguidos por unidades familiares (92,000) y menores que viajaban solos (47,642), según cifras de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP).

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés