null: nullpx

"Mi hija es ciudadana y nosotros no: ¿nos van a separar?" Respondemos tus preguntas sobre inmigración

En las últimas horas muchos lectores nos han escrito expresando temor y preocupación por el resultado de las elecciones. Intentamos resolver algunas de las dudas que nos han hecho llegar.
10 Nov 2016 – 2:03 PM EST

El miedo crece entre muchos de los 11 millones de indocumentados que viven en Estados Unidos tras la victoria de Trump.

“Tenemos mucho miedo y estamos con mucho temor”, nos dice el usuario JC en un correo electrónico enviado a la redacción de Univision Noticias. JC vive en una familia mixta donde hay inmigrantes legales y ciudadanos estadounidenses. “Dios bendiga a todas las personas que viven en la oscuridad. La noche se puso más oscura. Ojalá Dios nos de un rayo de esperanza”, agrega.

Durante su campaña, Trump prometió deportar a los 11 millones de indocumentados en un plazo de 18 meses, acabar con las órdenes ejectivas de Obama y crear una fuerza nacional de deportación. Ahora, la sombra de esas propuestas está quitando el sueño a muchos de nuestros lectores. Estas son las respuestas a algunas de las preguntas que nos habéis hecho llegar en las primeras horas tras la victoria de Trump. En los próximos días, seguiremos contestando sus dudas. Puedes escribirnos a: jcancino@univision.net

Mi visa venció y no me atrevo a dar mis datos personales

“Estoy con mucho temor porque los que estamos con visa vencida tenemos prioridad de deportación”, dice M. “Estoy por tramitar mi ITIN pero ahora lo estoy dudando porque no quiero dar datos de mi domicilio”.

Respuesta: Hasta ahora, el gobierno de Obama ha asegurado que los datos personales entregados por ejemplo al IRS, no son compartidos con las bases de datos del servicio de inmigración y no pueden ser utilizados para efectos de un proceso de deportación. Lo mismo sucede con la información proporcionada por inmigrantes indocumentados en la compra de un seguro de salud bajo Obamacare. Sin embargo, todas estas decisiones son discrecionales, lo que significa, que pueden ser modificadas por el próximo presidente.

Mi hijo está protegido por DACA: ¿perderá la protección?

Pregunta: La madre de un joven indocumentado protegido por la Acción Diferida de 2012 (DACA) quiere saber "si el programa será cancelado y si su hijo perderá la protección y deportado de Estados Unidos”. Añade que ha buscado respuestas “y no las he encontrado”.

Respuesta: Trump ha amenzado con que, en los primeros 100 días de su gobierno, que arranca el 20 de enero de 2017, cancelará todas las órdenes ejecutivas migratorias emitidas por el presidente Barack Obama, entre ellas DACA, que actualmente protege a poco más de 800,000 personas. DACA entró en vigor el 15 de agosto de 2012, ampara de la deportación y concede un permiso de trabajo renovable cada dos años.

Mi hija es ciudadana y nosotros no: ¿nos van a separar?

Pregunta: La familia de Lina lleva más de 20 años viviendo indocumentados en Estados Unidos y tienen una hija ciudadana estadounidense. “Esta mañana encontré a mi hija llorando desconsolada, preocupada llena de dudas preguntando qué va a pasar con nosotros, qué va a pasar con ella. Ponemos nuestra confianza en Dios”.

Respuesta: De acuerdo con lo anticipado por Trump el pasado 31 de agosto en Phoenix, Arizona, los cinco millones de indocumentados que no tienen antecedentes criminales ni se han quedado más allá del tiempo permitido por sus visas, deberán salir a su país de origen, pedir una visa en el consulado estadounidense y luego regresar. Lo que no ha aclarado el presidente electo es cómo hará para que los indocumentados que salgan no les caiga encima la denominada Ley del Castigo, que sanciona con tres años fuera a los indocumentados que llevan más de 189 días sin autorización en el país, y 10 años si la permanencia ilegal pasa de los 10 años. A su vez, los indocumentados, por el hecho de haber vivido sin papeles en el país, no son elegibles para recibir una visa de inmigrante.

Tengo una hija con parálisis cerebral. ¿Seré una excepción?

Pregunta: “A mí me preocupa porque tengo una niña con con parálisis cerebral (retraso en el desarrollo). Si me tuviera que ir a México pues ella no tendría ninguna ayuda, perdería sus terapias, sus citas con los médicos, entre otras cosas. La verdad me preocupa mucho el bienestar de mi niña”, dice Gisela.

Respuesta: De momento, el presidente electo no ha dicho si su política de deportaciones hará excepciones con ciertos indocumentados, como el caso de la hija de esta inmigrante.

Más contenido de tu interés