null: nullpx
Frontera EEUU México

Trump vs. Biden: qué hace ahora el gobierno con la nueva crisis de menores no acompañados cruzando la frontera

La cifra de menores no acompañados que llegan a la frontera sigue aumentando. Para febrero, llegaron 63% más niños solos. El gobierno se ha negado a llamarla una crisis, pero este fin de semana pidió el apoyo de otras agencias federales para lidiar con el problema.
15 Mar 2021 – 05:45 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

En febrero, la frontera entre Estados Unidos y México siguió contando a niños que llegaron solos en busca de protección. Fueron 3,603 (63%) más que en enero y las autoridades no esperan que para los próximos meses el número baje o se detenga en su escalada.

Las cifras durante el gobierno de Donald Trump no estuvieron mejores. La emergencia en la frontera fue declarada pero para frenar la migración a punta de levantar muros y modificar reglamentos para ajustarlos a su política de tolerancia cero.

En el año fiscal 2018, los arrestos de menores no acompañados rozaron los 60,000; en 2019, superaron los 80,000. Con esos números, el republicano aseguró que los Menores No Acompañados (UAC) no eran inocentes, sino que se estaban aprovechando "de los huecos en nuestro sistema".


Con Biden, la migración viene alentada por una reversión de las políticas migratorias que venía aplicando el gobierno de Trump, que cerró el grifo a beneficios como el asilo, motor del éxodo centroamericano que escapa de la violencia, la crisis económica y los daños dejados por los fenómenos medioambientales.

La administración de Biden se niega a reconocer que existe una crisis en la frontera: cerca de 8,500 adolescentes y niños viven en los albergues operados por la Oficina de Salud y Servicios Humanos (HHS). Como consecuencia e incumpliendo el Acuerdo Flores —al que Biden prometió apegarse— este fin de semana se escucharon denuncias de que al menos 4,000 niños y adolescentes están detenidos en instalaciones de la Patrulla Fronteriza.

Y los menores siguen llegando al país a un ritmo mayor que la propia capacidad de la Unión para procesarlos y ubicarlos con sus familiares, lo que hizo que este lunes la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, reconociera que existe un "problema".

La consecuencia de esta crisis es, nuevamente, la politización. Por un lado, los republicanos como el senador Bill Cassidy han asegurado que "cuando la gente piensa que puede entrar, empiezan a mandar a los niños no acompañados en trenes que cruzan México (...) con la esperanza de que serán recibidos en la frontera". Pero para los demócratas en el Congreso, lo que ocurre en la frontera es una herencia de los problemas que dejó Trump. "Trabajamos en corregir eso (la crisis) en el mejor interés de esos niños", dijo en una entrevista de televisión la líder en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Te explicamos algunos aspectos claves en el manejo de la crisis de los menores no acompañados durante los cuatro años de gobierno de Trump frente a los dos meses que Biden tiene al frente de la Presidencia:


Ve también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés