La Patrulla Fronteriza comienza a revisar a todos los niños detenidos pero no dice en qué consisten los chequeos

Después de que se conociera el fallecimiento de otro niño guatemalteco en un hospital de Nuevo México el día de Navidad, las autoridades anunciaron que se chequeará a los niños detenidos en la frontera y se enviarán refuerzos médicos. Al informar sobre la medida, la secretaria Nielsen culpó nuevamente a los padres de los menores migrantes por "poner en riesgo" su vida "al embarcarse en el peligroso y difícil viaje hacia el norte".
26 Dic 2018 – 9:42 AM EST

Desde este miércoles, todos los niños migrantes detenidos por la Patrulla Fronteriza están siendo sometidos a chequeos médicos, según informó la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, un día después de que se conociera la muerte de un niño guatemalteco de 8 años, el segundo en fallecer este mes bajo custodia de esa agencia federal.

"Esta tragedia, la muerte de un niño bajo custodia del gobierno es muy preocupante y conmovedora", escribió Nielsen en un comunicado en el que, como en el caso de Jackelin Caal, la niña de 7 años que falleció a principios de mes en El Paso, Texas, nuevamente culpa a los padres de los niños por "poner en riesgo su vida" al migrar.

"En las últimas 24 horas, he dirigido una serie de acciones adicionales para cuidar a quienes están bajo nuestra custodia. A partir de ahora, todos los niños recibirán un chequeo tan pronto como sea posible tras su aprehensión estén o no acompañados por un adulto", afirmó.

La secretaria de Seguridad Nacional confirmaba así el anuncio hecho en la mañana de este miércoles por el comisionado del Centro de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP, por sus siglas en inglés), Kevin K. McAleenan, quien adelantó que se implementarían cambios en la forma como la agencia está manejando los cuidados de salud de los inmigrantes detenidos después de que se revelara la muerte de Felipe Alonzo Gomez, el menor de 8 años bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza en Texas el 25 de diciembre tras haber sido internado dos veces en el hospital con síntomas de gripe.

Según detalló CBP, a partir de ahora la Patrulla Fronteriza trabajará de la mano con ICE en aumentar las opciones de transporte a lo Centros Residenciales y supervisará las liberaciones de migrantes. La agencia además confirmó que está revisando su política con un foco en el cuidado y la custodia de niños menores de 10 años tanto en la admisión como después de las 24 horas bajo custodia.

No detallan en qué consisten las revisiones

CBP está considerando también opciones de asistencia médica de la mano de otras organizaciones gubernamentales, explicó la agencia. Eso podría incluir apoyo de la Guardia Costera, así como más ayudas de parte del Departamento de Defensa, de FEMA y de los Servicios de Salud y del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Finalmente está revisando otras opciones de custodia para aligerar los problemas de capacidad que tienen los centros de detención en El Paso, Texas, que puede contemplar el trabajo con organizaciones no gubernamentales o con organizaciones locales que puedan proveer hogares temporales.

En una reunión en el Congreso, McAleenan dijo que CBP ya cuenta con más de 1,500 asistentes médicos. Sin embargo, no pudo aclarar en qué consistieron exactamente esas revisiones médicas.

Elmer Huerta, doctor del Washington Hospital Center, advierte que en revisiones rápidas como las que se estima se harán en la frontera se pueden obviar información relevante: “Cuando uno habla de enfermedades infecciosas, que son las causas de muerte generalmente, los chequeos rápidos pueden dejar pasar datos importantes. Por ejemplo, historias familiares, contagios…”, explica en declaraciones a Univision Noticias.

Por su parte, Gustavo Torres, de la organización no gubernamental CASA, dijo que si se han podido revisar a todos los niños en apenas unas horas, se podría haber hecho más para identificar cualquier problema con los dos niños muertos. “Esa política de tolerancia cero es un crimen y es simplemente un acto racista en contra de nuestra familia”, añadió.

En ese mismo sentido se expresó la representante electa de El Paso, Texas, Verónica Escobar: “Quiero saber, por ejemplo, por qué no hicieron cambios antes de estas muertes. Yo sé que hay agentes que se estaban quejando de las condiciones de los migrantes”, le dijo a Univision Noticias.

En ese sentido, la líder de la minoría demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi, anunció este miércoles que el Congreso investigará las muertes de los dos menores guatemaltecos bajo custodia de la Patrulla Fronteriza y dijo que su partido quiere que el inspector general del departamento de Seguridad Nacional se encargue directamente de las pesquisas del fallecimiento de Felipe Alonzo-Gomez.


Nielsen vuelve a responsabilizar a los padres

Según la secretaria de Seguridad Nacional, en los últimos dos meses su oficina ha visto "un aumento excepcional de cruces ilegales de familias y niños no acompañados en la frontera". Según sus datos, la Patrulla Fronteriza ha detenido 139,817 inmigrantes indocumentados en la frontera con México, un 86% más que los 74,946 arrestados en el mismo período del año pasado.


En ese sentido, Nielsen responsabilizó a los traficantes, contrabandistas y a los propios padres de los niños de "poner en riesgo (su vida) al embarcarse en el peligroso y difícil viaje hacia el norte" y dijo que es patente que los indocumentados, "especialmente los niños, cada vez presentan más problemas médicos y albergan enfermedades" causadas por la dureza de dicho periplo.

Felipe Alonzo Gómez es el segundo niño que muere este mes bajo custodia de las autoridades. Después de presentar síntomas de gripe, fue trasladado al hospital de Alamogordo, Nuevo México, donde falleció horas después. Este mismo mes, el 8 de diciembre, la guatemalteca Jakelin Caal Maquín, de 7 años, falleció en un hospital de El Paso (Texas) tras haber cruzado ilegalmente la frontera desde México junto a su padre.

Según Nielsen, son los primeros niños en fallecer bajo custodia de la Patrulla Fronteriza en diez años. Según explicó, en el año fiscal 2018, que terminó en octubre, seis indocumentados adultos murieron cuando estaban bajo custodia de la CBP.

También recordó que las leyes impiden que los inmigrantes puedan estar detenidos durante más de 72 horas en las instalaciones de la CBP, cuya finalidad es servir de estancia temporal. Sin embargo en el caso de Alonzo Gómez, él y su padre habían superado ese tiempo.

Con linternas y donaciones de granos despiden a Jakelin, la niña guatemalteca que murió bajo custodia de la Patrulla Fronteriza

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés