ICE contrata un servicio que le da acceso a datos de millones de placas de auto para investigar a los inmigrantes

La agencia de inmigración firma por primera vez un contrato con una empresa que reúne información de placas de todo el país.
26 Ene 2018 – 1:02 PM EST

El Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) consiguió acceso a una enorme base de datos que monitorea las placas de auto por todo el país. El contrato permitirá usar información de los vehículos para las investigaciones que la agencia realiza sobre inmigrantes indocumentados y otros extranjeros con historial criminal.

Una portavoz de ICE, Dani Bennett, explicó por email a Univision Noticias que el servicio contratado le servirá como "una herramienta de apoyo para las investigaciones", tanto de casos migratorios civiles como de búsquedas criminales.

La agencia de inmigración explica que el contrato es con la firma TRSS, la cual trabaja conjuntamente para dar este servicio con Vigilant Solutions, la empresa con la mayor base de datos nacional de placas de auto.

La compañía acumula miles de millones de datos que provienen de varias agencias de seguridad locales y empresas privadas de autos, según explica The Verge, el primer medio en informar del contrato. Cada mes generan unos 100 millones de hallazgos, con la fecha, la hora y el lugar por GPS en el que fue visto el carro.

Los agentes de ICE podrán seguir los movimientos de una placa de auto en los últimos cinco años, lo que puede dar pistas de la vivienda de alguien, los sitios que frecuenta o incluso personas vinculadas.

También los investigadores de ICE pueden recibir mensajes al momento por email de algunas placas en particular, si forman parte de la llamada 'hot list' de carros, siempre según The Verge.


La agencia de inmigración subraya que será un servicio unidireccional. Es decir, ICE podrá acceder a las placas de auto disponibles en la base de datos contratada, pero no aportará nuevos números de licencia al sistema nacional. "ICE no está buscando construir una base de datos de placas de auto", detalló la portavoz por email.

La idea de contratar una base de datos de placas de auto llevaba años pendiente en las oficinas del Servicio de Inmigración. Otras agencias de seguridad del país las usan, e incluso contribuyen con nuevos datos sobre vehículos.

La portavoz explica que una convocatoria pública similar se canceló en 2014 por dudas en torno a la privacidad al usar esta tecnología. En 2015, la institución puso al día sus requisitos de seguridad, pero se desestimó otro concurso por un desacuerdo en el precio.

En fotos: el paso a paso de una detención de ICE en el estado con más indocumentados de EEUU

Loading
Cargando galería