null: nullpx
Control de Inmigración y Aduanas (ICE)

"Hacemos tacos, no la guerra": cómo las disculpas de un 'food truck' desataron una polémica solo porque vendieron comida a empleados de ICE

Una cadena de comida con casi 10 años sirviendo tacos y burritos en las calles de Buffalo, en Nueva York, quedó envuelta en una controversia política por su respuesta a las críticas que recibieron tras una visita a un centro de detención en el que opera ICE. En redes sociales algunos prometieron no volver a comprarles, otros han defendido a los empleados federales. Ellos se defienden al asegurar que lo ocurrido es consecuencia de las divisiones políticas.
29 Oct 2019 – 4:54 PM EDT

Una cadena de 'food trucks' de burritos y tacos en Buffalo, Nueva York, recibió, como era costumbre, una solicitud para que sus camiones sirvieran almuerzos y dijeron que 'sí'. Así que el miércoles pasado llegaron al lugar: un centro de detención federal del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE). Pero ese día, un día de trabajo aparentemente normal, generó un debate nacional y comenzó una crisis para la empresa, alentada por la polarización que han generado el discurso y las políticas del presidente Donald Trump sobre inmigración.

Decenas de críticas comenzaron a llover en redes sociales, incluso antes de la visita cuando la cadena Lloyd publicó en su cuenta de Twitter que de 10:30 am a 1:30 pm ese día uno de sus food trucks estaría en una dirección que correspondía al Departamento de Seguridad Nacional. Y aún no había pasado lo peor para ellos.


Como respuesta a los reclamos por haber vendido tacos y burritos a funcionarios de ICE, Lloyd decidió publicar una disculpa en su cuenta de Twitter. "Lo sentimos", escribieron, y abajo, en un comunicado explicaron que haber vendido almuerzos frente a una prisión de ICE había sido un "honesto error".

Al defenderse y hablar de "los profundos lazos con las comunidades inmigrantes y de refugiados" en Buffalo, aseguraron que "no hay excusas para lo que pasó" y que revisarían sus procesos internos "para asegurarse que futuras paradas y eventos estén alineados con los valores de la compañía". En ese mismo comunicado, prometieron que donarían a una organización pro inmigrante todas las ganancias obtenidas tras la venta de tacos y burritos en el centro de ICE.

"Las palabras no pueden cambiar el pasado y una donación no compensa nuestra falta de juicio", escribieron. "Solo el tiempo y futuras acciones podrán demostrar nuestro compromiso por ser una empresa más reflexiva (...) Lo sentimos, Buffalo. Se merecen más", cerró el comunicado, pero con esas palabras solo empeoraron la polémica que les venía encima.


El tema de la migración indocumentada está entre los que han dividido la opinión nacional con más fuerza desde que en la campaña presidencial Donald Trump catalogó a los mexicanos que migran a Estados Unidos como "violadores". Arreció una vez que él llegó a la presidencia firmando decretos que iban desde la ampliación del muro fronterizo —incluso en zonas donde es imposible construirlo— hasta la instauración de políticas muy criticadas —incluso por los propios republicanos— como la separación de familias en la frontera.

De ahí en adelante la lista de decisiones para desalentar la migración no ha dejado de alargarse: ha intentado poner fin a DACA, el Estatus de Protección Temporal para cientos de miles de familias de distintos países e implementó los Protocolos de Protección de Migrantes (PPM), con el que obliga a los solicitantes de asilo a esperar sus casos de asilo en México, aunque las leyes establecen que tienen el derecho de esperar en territorio estadounidense. Las anteriores son solo unas pocas de las políticas implementadas. A eso se suma un discurso polarizado que Trump refuerza en mitines, alocuciones y en sus redes sociales a diario y que no ofrece soluciones reales.

En medio de ese caldo de molestias, diferencias de opinión y miedo permanente por las decisiones del gobierno, un 'food truck' que vende comida mexicana desde hace 10 años en distintos camiones y restaurantes en la misma ciudad quedó en el ojo de un debate que no pudo prever antes de siquiera vender el primer taco a empleados de ICE.

Una disculpa por las disculpas

Poco después de aquel primer comunicado, los ofendidos no eran solo quienes apoyan la migración que ha llegado a Estados Unidos, sino también cientos de personas en redes sociales y los propios empleados federales, que se sintieron ofendidos por las primeras disculpas de la empresa con las que los consideró un error.

"Así que los empleados de este centro han hecho algo malo? No 'merecen' tus productos", escribió un usuario de Twitter al decirle a la empresa que había perdido a un cliente. "Estás usando la discriminación (...) para definir esto como la forma correcta de manejar exactamente lo que te enoja y lo que estás en contra", reclamó otra más.


Las críticas no quedaron solo en las redes sociales. El director de ICE en la zona, Thomas Feeley, envió un comunicado a medios locales asegurando que no se disculparían por hacer su trabajo, "ni siquiera con un camión de comida que ahora eligi´o discriminarnos".

"Los hombres y mujeres que trabajan en el Centro de Detención Federal de Buffalo son oficiales de detención, de deportación, personal administrativo, doctores, enfermeras, jueces, abogados y personal de mantenimiento. Cada uno de ellos está comprometido con el bienestar, seguridad y cuidado de los detenidos aquí. Casi 50% de nuestro personal son veteranos. Aquí no hay familias ni menores detenidos. Lejos de eso, un aplastante porcentaje de los arrestados en este centro son extranjeros criminales, entendiéndolo como personas que siguen cometiendo crímenes después de entrar en Estados Unidos", siguió el comunicado.

Las redes sociales volvieron a estallar en mensajes. Los fundadores de la empresa estimaron que recibieron más de 5,000 mensajes en Facebook desde la visita al centro de ICE, 90% con mensajes de molestia por la controversia y desde ambos bandos del espectro político.

"Avergonzado de Lloyd's", escribió uno en Facebook. "Prometo nunca más ordenar o comer nada de Lloyd's. Soy un veterano y me gustaría ver a otros veteranos uniéndose al boycott", publicó otro. "Vergonzoso, qué bofetada para los trabajadores federales. Para casi cualquier persona asalariada. Adiós Lloyd's", señaló uno más.

Arrinconados, otra vez, los dueños de la empresa tuvieron que ofrecer disculpas por sus disculpas previas. Lo hicieron este lunes en una rueda de prensa.

"Chris (Dorsaneo, otro de los fundadores) y yo queremos disculparnos profunda y sinceramente por nuestro comunicado anterior tras la visita al centro de detención federal de Batavia la semana pasada. Nuestro comunicado fue hecho a la carrera, y reaccionamos muy rápido a las críticas que recibimos", dijo uno de los fundadores, Pete Cimino, al explicar que comenzaron en 2010 con dos empleados y ya tienen 130 de distintas nacionalidades y estatus migratorio.

"En los últimos días muchos han tratado de decirnos quiénes somos y eso no es lo que somos. Nosotros unimos a la gente (...) Hacemos tacos, no la guerra. Servimos a todas las comunidades, vamos a todos los vecindarios, no somos políticos", agregó. Poco después Cimino se excusó con los empleados públicos al decir que desde sus inicios, Lloyd ha dado 15% de descuento a todos los uniformados, incluyendo a bomberos, policías y militares, pero que terminaron salpicados porque "vivimos en tiempos de división (...) Pero nosotros hacemos almuerzo y cena, no política".

Según Cimino, los últimos cinco días desde su ida a ICE han sido "un desafío" y las consecuencias de sus palabras apresuradas en medio de un ambiente tan polarizado generaron que, al menos hasta el lunes, hubieran recibido la cancelación de tres de sus eventos con food trucks. "Honestamente, no estábamos preparados para la ira que nos cayó, fue sorprendente y desmoralizante (...) Es difícil ser el objetivo de tanta rabia cuando solo somos dos chicos trabajando para hacer a la gente feliz".

Ve también:

📸 Estos migrantes retornados a México se cansaron de esperar para entrar a EEUU y se devolvieron a sus países

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés