null: nullpx
Donald Trump

Gobierno de Trump desiste de plan para retirar visas a estudiantes universitarios que tomen solo clases online

El anuncio fue hecho por una jueza al inicio de una audiencia para escuchar los argumentos en la demanda presentada la semana pasada por la Universidad de Harvard y MIT que buscaba bloquear la medida que habría abierto la puerta a la deportación de los estudiantes con visas F-1 y M-1, cuyas clases pasaran a ser únicamente online.
14 Jul 2020 – 03:31 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

El gobierno de Donald Trump desistió de su plan para retirar las visas y abrir la puerta a la deportación de estudiantes universitarios internacionales que tomaran solamente clases online en medio de la pandemia del coronavirus, dijo este martes una jueza al inicio de una audiencia para escuchar los argumentos de una demanda presentada por Harvard y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT por su sigla en inglés).

Harvard y MIT habían demandado al gobierno en un intento por bloquear el ahora desechado plan para impedir que estudiantes extranjeros con visas tipo F-1 y M-1 recibieran clases en línea este otoño y que, en caso de no registrarse en clases presenciales, debieran irse del país o afrontar un proceso de deportación.

Este martes, la jueza de distrito Allison Burroughs tenía previsto escuchar los argumentos en el caso. Pero justo al comienzo de la audiencia anunció que el gobierno había acordado con ambas universidades desistir de su nueva política.

"El gobierno ha acordado rescindir" de esa medida y de cualquier implementación de la misma, dijo la magistrada citada por la agencia AFP.

El plan había sido desvelado el lunes pasado por la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), que anunció un cambio al reglamento y dijo que prohibiría que los estudiantes universitarios internacionales se queden en Estados Unidos si las clases en su escuela se ofrecen completamente en línea debido a la pandemia del covid-19. En ese caso, no habrían podido quedarse en el país a menos que se transfirieran a otra universidad y tomaran un porcentaje de clases de forma presencial.

Una "mala" y "cruel" política pública

La medida despertó rápidamente críticas y desafíos en las cortes.

Es "cruel" y vino "de la nada (...) Creemos que la orden de ICE es una mala política pública y que es ilegal", dijo el presidente de Harvard, Lawrence S. Bacow, en un mensaje a los estudiantes al conocerse la demanda conjunta con MIT.

Poco después, la escuela de Derecho de Yale dijo que ofrecería clases individuales a sus estudiantes internacionales así fuese "afuera en la nieve". Y, posteriormente, 17 estados también demandaron para impedir la puesta en marcha del plan.

El mero anuncio había generado una gran incertidumbre y temor entre esos estudiantes, como contó a Univision Noticias uno de ellos.

"Las preguntas consumen mis pensamientos 24/7. Pienso en que tengo que romper el contrato de arriendo, pienso que tengo que vender mis muebles y que tengo que cerrar todas mis cuentas de banco. También trato de analizar qué alternativas tengo; si es posible solo irme y volver en enero a completar mi maestría, si es posible pedir a la universidad una devolución, o si es posible hablar con un abogado sin que me cueste mucha plata y tener más lucidez", relató ese estudiante.

En el año fiscal de 2018, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) registró un total de 1.9 millones de ingresos de portadores de visa F-1 y F-2, destinada a familiares inmediatos de F-1 tales como cónyuges e hijos menores de edad solteros.

Se trata de alumnos extranjeros internacionales generan aproximadamente $32,000 millones en ingresos económicos anualmente y ayudan a generar más de 300,000 empleos, de acuerdo con un informe de New American Economy.


Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés