null: nullpx
En Primera Persona

"Me puse pálida y a llorar descontroladamente por la noticia": una estudiante extranjera reacciona a anuncios del gobierno de Trump

Cientos de estudiantes extranjeros tienen desde este martes nuevas razones para estar preocupados en medio de la pandemia tras los anuncios del gobierno que, de concretarse, los obligaría a abandonar el país si sus programas de estudios universitarios en EEUU son ofrecidos solo online. Este es el testimonio de uno de ellos.
8 Jul 2020 – 04:45 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

El gobierno de Donald Trump anunció este lunes cambios a los programas de visas tipo F y M para estudiantes extranjeros y le cierra la puerta a aquellos que, debido a la pandemia, se han visto obligados a tomar la totalidad de sus cursos en línea.

Con respecto a los estudiantes con visas F-1 y M-1 que actualmente se encuentran en Estados Unidos “inscritos en dichos programas, deberán salir del país o tomar otras medidas, tal como transferirse a una escuela con instrucción en persona para conservar su estatus legal de permanencia”, advierte la medida que aún no se publica en el Registro Federal.

“De lo contrario pueden enfrentar consecuencias de inmigración que incluyen, entre otras, el inicio de procedimientos de deportación de Estados Unidos”, precisa el anuncio.

Univision Noticias se puso en contacto con una estudiante que podría verse afectada.

Este es su testimonio:

" Me voy a identificar como Ana porque me asusta dar datos personales en este momento. No puedo decir quién soy y dónde estoy porque no sé que me va a pasar en los siguientes 30 días. Como estudiante internacional no cuento con el apoyo de organizaciones, lobistas, o cualquier tipo de protección que me asegure que al exponer mi identidad, mi visa no está en riesgo.

Tengo demasiados sentimientos encontrados. No entiendo cómo es posible que en medio de una pandemia me quieran quitar lo único que tengo asegurado en este momento: mi estudio y preparación profesional.

Sí, es lo más seguro que tengo en este momento, porque no puedo ir a ver a mi familia en Ecuador, no puedo conseguir trabajo en EEUU, no puedo ingresar a otros países como turista y no puedo pedir ayuda o apoyo de las autoridades aquí en EEUU. Es un laberinto sin fin.

Me enteré de la decisión de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) por un mensaje de una amiga diciéndome, lo lamento muchísimo, espero que no te afecte.

Ayer alrededor de las 4:00 pm estaba hablando con la directora de mi programa intentando dejarle saber lo difícil que es para nosotros no tener más opción que pagar el mismo precio de las clases, a pesar de que la experiencia y servicios ofrecidos, ya no serán lo mismo. Los estudiantes nacionales pueden poner pausa a su estudio, conseguir ayuda federal en los pagos o incluso conseguir un trabajo remoto mientras toman una sola clase.

Yo no tengo esa opción.

Ahora que las clases son en línea, no puedo seguir trabajando en la universidad para pagar parte de mi renta, no puedo hacer 'networking', no puedo usar una biblioteca, no puedo hacer ni la mitad de lo que hacía cuando tenía clases en presenciales. Aunque le expliqué todo eso a la directora, tuvimos que cortar la llamada debido a que me puse pálida y a llorar descontroladamente por la noticia.

Y ahora estoy más ansiosa que nunca porque lo único que se puede hacer es esperar. Pero no es nada fácil. Las preguntas consumen mis pensamientos 24/7. Pienso en que tengo que romper el contrato de arriendo, pienso que tengo que vender mis muebles y que tengo que cerrar todas mis cuentas de banco. También trato de analizar qué alternativas tengo; si es posible solo irme y volver en enero a completar mi maestría, si es posible pedir a la universidad una devolución, o si es posible hablar con un abogado sin que me cueste mucha plata y tener más lucidez.

Lo que más me duele es el pensar que me marcho de EEUU sin ninguna garantía de poder volver. No entiendo cómo el gobierno puede desestimar todos los esfuerzos que los alumnos internacionales y sus familias están haciendo y todo lo que hemos invertido en este país, para tomar una decisión tan insensible.

No entiendo por qué nos quieren sacar del país, cuando somos los que más hemos sido fieles a las reglas de inmigración. No entiendo cuál es el daño que los estudiantes hacemos al seguir contribuyendo al país económicamente.

La solución que nos plantean de transferirnos a otra universidad es ilógico e imposible para mí. Estoy en mi último semestre de una maestría, por ello no hay universidad que me acoja en este punto de la carrera. Y no es fácil tomar una decisión así. Ya de por sí es un esfuerzo económico haber decidido venir y pagar el programa en el que estoy. No tengo los recursos para asumir un costo universitario más alto.

Tampoco se ha tomado en cuenta que si las condiciones empeoran con esta pandemia, las universidades podrían verse obligadas a empezar en persona y en menos de dos meses volver a ofrecer clases virtuales. Si ese es el caso: ¿Qué voy a hacer?

No tengo protección, asesoramiento, ni apoyo como estudiante internacional.

Las universidades no pueden ofrecer una protección porque siempre existe el riego de que eso les perjudique en su funcionamiento y reputación. Los abogados cuestan dinero y muchos indican que no es fácil para un estudiante con F1 cambiar de visa y status. Los profesores y amigos solo pueden darme consejos para estar tranquila. Pero no tengo un respaldo de parte de las autoridades para poder luchar y pedir que detengan este plan que tiene ICE".

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés