null: nullpx

"Esta es mi vida, mi decisión. Quiero un futuro mejor": el testimonio de la menor indocumentada que logró abortar

La joven, que consiguió interrumpir su embarazo tras más de un mes de lucha legal, publicó un comunicado en el que contó que intentaron que cambiara de opinión, pese a que siempre tuvo clara su decisión ya que "no estoy lista para ser madre".
25 Oct 2017 – 1:00 PM EDT

"Mi nombre no es Jane Doe, pero yo soy Jane Doe".

Así comienza el comunicado publicado por el guardián de la menor indocumentada que consiguió abortar este jueves después de una dura batalla legal con el gobierno federal para poder interrumpir su embarazo. La joven, a la que en los documentos judiciales se la identifica como Jane Doe, contó las razones por las que vino a este país y cómo, al descubrir que estaba embarazada, decidió abortar, pese a los obstáculos y los intentos de convencerla para que no lo hiciera.

Este es el comunicado entero, difundido este jueves por la asociación Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), aunque fue escrito antes del aborto:

"Soy una chica de 17 años que vino a este país para mejorar su vida. Mi viaje no fue fácil, pero vine aquí con la esperanza en mi corazón de construir una vida de la que pueda estar orgullosa. Sueño con estudiar, ser enfermera y un día trabajar con personas mayores.

Cuando me detuvieron, me llevaron a un refugio para niños. Fue allí donde me dijeron que estaba embarazada. Inmediatamente supe lo que era mejor para mí, tal como lo sé ahora: no estoy lista para ser madre. Gracias a mis abogados, Rochelle Garza y Christine Cortez, y con la ayuda de (la asociación) Jane’s Due Process, fui ante un juez y me dieron permiso para terminar mi embarazo sin el consentimiento de mis padres. Estaba nerviosa por aparecer en la corte, pero me trataron muy amablemente. Estoy agradecida de que el juez estuvo de acuerdo con mi decisión y me concedió la operación.

Si bien el gobierno cubre la mayor parte de mis necesidades en el refugio, no me ha permitido irme para practicarme un aborto (la finalmente consiguió interrumpir el embarazo este jueves tras un fallo judicial). En cambio, me hicieron ver a un médico que intentó convencerme de no abortar y mirar los sonogramas. Gente que ni siquiera conozco están tratando de que cambie de opinión. Tomé mi decisión y eso es entre Dios y yo. En todo este proceso, nunca he cambiado de opinión.

Nadie debería avergonzarse por tomar la decisión correcta por sí mismo. No le diría a ninguna otra niña en mi situación qué debería hacer. Esa decisión es de ella y solo de ella.

He estado esperando durante más de un mes desde que tomé mi decisión. Ha sido muy difícil esperar en el refugio noticias de que los jueces en Washington DC me han dado permiso para proceder con mi decisión. Estoy agradecida por esto y pido que el gobierno lo acepte. Deje de retrasar mi decisión por más tiempo.

Mis abogados me han dicho que personas en todo el país han estado llamando y escribiendo para mostrarme su apoyo. Me conmueve esta muestra de amor de personas que quizás nunca conozca y de un país que estoy empezando a conocer, a todos ustedes, gracias.

Esta es mi vida, mi decisión. Quiero un futuro mejor. Quiero justicia".

En fotos: los 6 países de América Latina que prohíben el aborto sin excepciones

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:InmigraciónSaludSalud y MujerTexas

Más contenido de tu interés