null: nullpx

Estos son los delitos del supuesto millón de criminales que Trump quiere deportar primero

La Casa Blanca aseguró que existen casi un millón de inmigrantes indocumentados que deben ser prioridad de deportación porque representan una amenaza o fueron procesados por haber cometido un crimen. La realidad resulta muy diferente. | Por Patricia Vélez Santiago
23 Feb 2017 – 8:11 AM EST

La prioridad del presidente Donald Trump es deportar a los indocumentados que representan una amenaza para la seguridad pública o que fueron procesados por haber cometido un crimen, los que según la Casa Blanca suman cerca de un millón de inmigrantes.


Causas por las que DHS inició el proceso de deportación en 2016

Principales causas

El 86% de los procesos fueron iniciados por haber entrado sin pasar por una inspección (lo que no es considerado un crimen) y por algún cargo migratorio que sí constituye un delito, pero no uno que haya amenazado o atentado contra la seguridad nacional.

108,090

(45.21%)

Otro cargo

migratorio

Entrar sin

haber pasado

por una

inspección

97,372

(40.73%)

17,691

(7.4%)

Otro

Otro cargo

criminal

11,067

(4.63%)

4,838

(2.02%)

Delito

grave

Amenaza de

atentar contra

la seguridad

nacional

25

(0.01%)

Procesos

en 2016:

3

(0%)

239,086

Terrorismo

Principales nacionalidades

58,069

El Salvador

50,788

México

47,059

Guatemala

Honduras

35,232

China

5,170

India

4,684

Principales causas

El 86% de los procesos fueron iniciados por haber entrado sin pasar por una inspección (lo que no es considerado un crimen) y por algún cargo migratorio que sí constituye un delito, pero no uno que haya amenazado o atentado contra la seguridad nacional.

108,090

(45.21%)

Otro cargo

migratorio

Entrar sin

haber pasado

por una

inspección

97,372

(40.73%)

17,691

(7.4%)

Otro

Otro cargo

criminal

11,067

(4.63%)

4,838

(2.02%)

Delito

grave

Procesos

en 2016:

239,086

Amenaza de

atentar contra

la seguridad

nacional

25

(0.01%)

3

(0%)

Terrorismo

Principales nacionalidades

58,069

50,788

47,059

35,232

5,170

4,684

El Salvador

Guatemala

Honduras

México

China

India

Principales causas

El 86% de los procesos fueron iniciados por haber entrado sin pasar por una inspección (lo que no es considerado un crimen) y por algún cargo migratorio que sí constituye un delito, pero no uno que haya amenazado o atentado contra la seguridad nacional.

108,090

(45.21%)

97,372

(40.73%)

Procesos

en 2016:

239,086

17,691

(7.4%)

11,067

(4.63%)

4,838

(2.02%)

Otro cargo

migratorio

Otro

Otro cargo

criminal

Entrar sin haber

pasado por

una inspección

Delito

grave

Principales nacionalidades de origen

58,069

50,788

47,059

35,232

5,170

4,684

3,916

El Salvador

México

Guatemala

China

India

Ecuador

Honduras

Principales causas

El 86% de los procesos fueron iniciados por haber entrado sin pasar por una inspección (lo que no es considerado un crimen) y por algún cargo migratorio que sí constituye un delito, pero no uno que haya amenazado o atentado contra la seguridad nacional.

108,090

(45.21%)

97,372

(40.73%)

Procesos

en 2016:

239,086

17,691

(7.4%)

11,067

(4.63%)

4,838

(2.02%)

25

(0.01%)

3

(0%)

Otro cargo

migratorio

Otro

Otro cargo

criminal

Amenaza de

atentar contra

la seguridad

nacional

Terrorismo

Entrar sin haber

pasado por

una inspección

Delito

grave

Principales nacionalidades de origen

58,069

50,788

47,059

35,232

5,170

4,684

3,916

3,631

2,603

1,896

Guatemala

Haití

Brasil

R. Dominicana

El Salvador

México

Honduras

China

India

Ecuador

FUENTE: TRAC| UNIVISION

"La prioridad número uno, cuando miras la cantidad total de personas que están en el país de forma ilegal, es asegurarnos de lidiar inmediatamente con aquellos que representan una amenaza para este país. Y no es un grupo pequeño de personas, estamos hablando de casi un millón de personas sobre las cuales fue tomada una decisión y cuyo estatus fue procesado a través de un debido proceso", fueron las palabras del portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, en su conferencia diaria del martes.

"El presidente está siendo consistente con su prioridad de garantizar que quienes representan una amenaza para este país sean los primeros en irse", agregó el portavoz sin profundizar cuando fue consultado sobre los amplios memorandos del secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, con las directrices para poner en vigor las órdenes ejecutivas sobre inmigración firmadas por Trump el 25 de enero.

Spicer no precisó si se refería a personas condenadas por haber cometido una falta que realmente puso en riesgo la seguridad estadounidense o si hablaba de un universo más amplio de inmigrantes indocumentados que cometieron un delito migratorio sin arriesgar la seguridad nacional.

Al mirar al detalle las cifras oficiales seguidas por Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC) se observa que, en los años fiscales 2007 a lo que va del 2017, los indocumentados a los que se les inició el proceso de deportación al afrontar un cargo por haber amenazado o atentado contra la seguridad nacional representan un ínfimo porcentaje de entre un 0.01% y un 0.03% del total llevado ante los jueces de inmigración por haber cometido un crimen o un delito migratorio.


Lo mismo ocurre cuando se evalúan los procedimientos de deportación iniciados contra un inmigrante indocumentado por haber perpetrado un delito grave: el porcentaje más alto de la pasada década (es decir desde el año fiscal 2007) es de apenas el 5%. A modo de ejemplo, en el gráfico del comienzo del artículo se puede ver las distintas causas de los procesos de deportación iniciados por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en el año fiscal 2016.

Si se evalúan las cifras mensuales más recientes, las de diciembre de 2016, estas reflejan que el gobierno del exmandatario Barack Obama abrió 69,636 procesos de deportación en ese mes. De esa cantidad, la mitad se trató de casos no criminales, mientras que cerca de la otra mitad contempló casos que sí representan un delito migratorio, pero no faltas que amenacen la seguridad pública.

Solo 135 casos corresponden al uso de armas o actos delictivos, tráfico o uso de drogas o sustancias controladas, y conspiración para cometer una delito o fraude contra el gobierno estadounidense. Incluso sumando los casos por fraude relacionados con un documento de identidad y por mentir al solicitar un pasaporte o utilizarlo, la cifra aumenta en 237, lo que sigue siendo una pequeña fracción de los casos totales.

Asimismo, ¿aún hay dentro de territorio estadounidense cerca de un millón de indocumentados procesados por haber cometido un crimen como aseguró la Casa Blanca?

Es difícil establecer la cifra de indocumentados que cometieron un delito y permanecen en Estados Unidos. El dato mencionado por Spicer posiblemente haya salido de un informe publicado en 2015 en el que el Migration Policy Institute estimó que 820,000 indocumentados entraban, en ese entonces, dentro de las prioridades de deportación del gobierno de Obama por haber perpetrado un crimen. Para llegar a esa cifra, el instituto utilizó un informe sobre la población de inmigrantes indocumentados que DHS presentó en 2012 en el Congreso.

Esa estimación se aproxima al millón de indocumentados del que habló la Casa Blanca. Sin embargo, se trata de una estimación de 2015 con base en un informe de 2012, por lo que no contempla los procedimientos llevados a cabo hasta el cierre de ese año fiscal ni en los años siguientes, tanto los procesos de deportación iniciados como los procesos hechos contra aquellos indocumentados que cometieron un delito migratorio o crimen.

Por otro lado, esa estimación tampoco toma en cuenta la cantidad de indocumentados que fueron deportados por agentes de ICE desde entonces. En el año fiscal 2012, por ejemplo, fueron deportados 409,849 inmigrantes indocumentados, la mayor cantidad anual entre 2008 y 2016, según cifras de ICE.

Y, desde ese año, fueron deportados como mínimo 235,000 inmigrantes indocumentados al año, de acuerdo con los números que maneja ICE. En el más reciente año fiscal (2016) fueron expulsados de Estados Unidos 240,255 indocumentados. El 58%, o 138,669, habían sido procesados por algún crimen. Todo ello sugiere que desde que fue calculada la estimación del Migration Policy Institute ya han sido deportados indocumentados que estaban contemplados en ese número.


Deportaciones ejecutadas por ICE
ICE ha deportado anualmente a por lo menos 235,000 inmigrantes indocumentados desde el año fiscal 2008.
FUENTE: ICE | UNIVISION

Por otro lado, el anterior secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, brindó en 2016 al Congreso una cifra mucho menor, ubicada en el rango de 180,000, de indocumentados con antecedentes criminales que tenían orden de deportación y para ese entonces no habían podido ser expulsados del país.

Para sustentar nuestro análisis también verificamos las órdenes finales de deportación emitidas por los jueces de inmigración en los años fiscales 2012 al 2016 (tomando un período de análisis de al menos cinco años), pero la suma –426,479– es poco menos de la mitad del millón de indocumentados que según la Casa Blanca deben ser deportados porque fueron procesados por un crimen o porque representan un riesgo para la seguridad pública.


Órdenes de deportación emitidas por los jueces de inmigración
Entre 2012 y 2016, los jueces emitieron un total de 426,479 órdenes de deportación.
FUENTE: TRAC | UNIVISION

ICE y CBP, ¿atados de manos?

Las cifras sobre las deportaciones concretadas por ICE no solo llevaron a que Obama fuese catalogado por algunos como el 'deportador en jefe', sino que también ponen en duda otra de las aseveraciones hechas por la Casa Blanca: "ICE y CBP estaban atados de manos".


"La pasada administración contaba con tantas definiciones sobre quién podría ser o no procesado que dificultaba que los agentes de aduana y del orden hicieran su trabajo", aseguró Spicer, en un tono similar al de Trump, quien ha recurrido al discurso de los indocumentados criminales para justificar el endurecimiento de sus medidas migratorias pese a que datos reflejan que los inmigrantes en Estados Unidos, sin importar de donde provengan, cometen delitos en menores niveles que los estadounidenses.

El gobierno de Obama sí afrontó problemas para deportar a inmigrantes indocumentados luego de que ciudades y condados se negaron a cooperar con ICE en programas como Comunidades Seguras, que fue cancelado en 2014 tras duras críticas y que era en la práctica una enorme base de datos manejada por DHS que permitía a los agentes del orden público locales establecer el estatus migratorio de cada persona detenida al momento del arresto.

Sin embargo, Obama dejó el cargo en enero pasado habiendo deportado un récord de unos 2.7 millones de indocumentados, el equivalente a 337,500 al año o 937 al día.

En fotos: Así transcurren los primeros 100 días de Trump en la presidencia


En fotos: Así transcurrieron los primeros 100 días de Donald Trump en la Casa Blanca

Loading
Cargando galería

Lea también:


Más contenido de tu interés