null: nullpx
Patrulla Fronteriza

Agente fronterizo mata de un balazo a un inmigrante y México exige una investigación “transparente”

La Patrulla Fronteriza informó escuetamente que, durante el arresto de este mexicano en California “se produjo un altercado y el agente disparó su arma de fuego, hiriendo al hombre”. Su fallecimiento ocurrió unos minutos después.
26 Oct 2020 – 07:11 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

El gobierno de México ha exigido que se realice una investigación “transparente” y “expedita” que esclarezca la muerte de un inmigrante de ese país que el viernes pasado fue baleado fatalmente por un agente de la Patrulla Fronteriza cuando intentaba cruzar ilegalmente hacia California.

Por el momento no hay una explicación detallada sobre por qué el oficial decidió sacar su arma de servicio y dispararle a este mexicano de 30 años. Su identidad no ha sido revelada, pues la Cancillería mexicana no había podido localizar a sus familiares para informarles sobre el fallecimiento.

“El Gobierno de México lamenta el uso de la fuerza letal contra un ciudadano mexicano en Estados Unidos y da seguimiento puntual a su fallecimiento en manos de autoridades migratorias estadounidenses”, señala un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de ese país.

La Patrulla Fronteriza informó escuetamente que uno de sus elementos acudió a la zona y “durante el arresto, se produjo un altercado y el agente disparó su arma de fuego, hiriendo al hombre”. Aunque los policías que llegaron al lugar trataron de salvarle la vida en espera de los servicios médicos de emergencia, el inmigrante fue declarado muerto en la escena alrededor de las 6:25 pm.

Según el reporte de la dependencia, este hombre cruzó ilegalmente la frontera alrededor de las 5:45 pm por una zona cercana al cruce peatonal de la garita de San Ysidro, a un costado de la plaza comercial Las Américas Premium Outlets. Fue interceptado por el agente en una franja de propiedad federal, entre dos barreras metálicas construidas para impedir la inmigración indocumentada y el trasiego de droga.


El mexicano recibió un balazo (no se ha revelado en qué parte del cuerpo) y su cadáver quedó tendido allí hasta que llegó un vehículo del Médico Forense del condado, según reportaron distintos medios.

El agente que le disparó “no resultó gravemente herido” por ese incidente, se informó. Su nombre no ha sido publicado. Estaba en una zona bajo constante vigilancia por cámaras y varios oficiales. Una de las preocupaciones de las autoridades en ese sector es que los indocumentados brinquen las vallas fronterizas y se confundan de inmediato con los clientes de la popular plaza Las Américas.

En un video publicado el sábado en Twitter, el jefe de la Patrulla Fronteriza en San Diego, Aaron M. Heitke, afirmó que la dependencia “seguirá cooperando completamente con esta investigación en curso”, que está a cargo de la Policía de San Diego.


Heitke indicó que también han compartido detalles sobre este hecho con el Buró Federal de Investigaciones (FBI), el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y la Oficina de Responsabilidad Profesional de la Patrulla Fronteriza.

Piden evitar la “interferencia” federal

Activistas proinmigrantes le pidieron a la Policía de San Diego que no permita la “interferencia” de las autoridades federales, lo cual temen ya está sucediendo.

A través de una carta, le solicitan al jefe de la policía de esa ciudad, David Nisleit, que “siga los más altos estándares de una investigación de homicidio” y le advierten que existe el riesgo de que oficiales federales “corrompan la investigación y obstruyan la justicia, como sucedió en casos anteriores”.

Citaron el caso de Anastasio Hernández, quien falleció tras la golpiza que le propinaron agentes federales en San Diego hace 10 años. Este hombre de 35 años era trasladado a la zona de deportaciones cuando se produjo un altercado donde él sacó la peor parte. Videos grabados por testigos muestran que estaba esposado, en el suelo y sin oponer resistencia, mientras los oficiales lo golpeaban repetidamente. Su familia aceptó una indemnización de un millón de dólares que le ofreció el gobierno federal.

“Ni un solo agente fue acusado por este crimen porque la Policía de San Diego no protegió la evidencia o aseguró la escena que la Patrulla Fronteriza, la CBP (Oficina de Aduanas y Control Fronterizo) y otros agentes federales alteraron”, reclama un comunicado de la organización American Friends Service Committee and Alliance (AFSC).

Una vigilia para pedir justicia en el caso de este mexicano se realizó este domingo en la entrada del cruce peatonal Ped West, cerca del lugar donde falleció. “Alto a la violencia de La Migra”, decía un letrero en el evento.


La muerte de este inmigrante ocurrió cuatro días después de que otro mexicano fue baleado fatalmente en San Diego tras un altercado dentro de una vivienda en la cual le dieron alojamiento. Ese hecho sigue bajo investigación y la Cancillería mexicana dijo en otro comunicado que le daba “seguimiento puntual” a la situación.

“En una desafortunada coincidencia, este incidente (el ocurrido en San Ysidro) se suma al registrado el pasado 19 de octubre, en el que el connacional José Alfredo Castro Gutiérrez perdiera la vida en un enfrentamiento con policías de la ciudad de San Diego”, dijo la Secretaría de Relaciones Exteriores.

En los últimos dos años, agentes fronterizos se han involucrado en al menos dos tiroteos en San Diego.

En julio de 2018 le dispararon a un hombre de 19 años que presuntamente golpeó a un agente con una piedra y robó su vehículo todo terreno. Tratando de huir, él perdió el control del vehículo y chocó. Solo resultó con lesiones.

En junio de 2019, siete oficiales aduanales mataron a tiros a un estadounidense de 23 años que trataba de pasar ilegalmente a inmigrantes chinos en su camioneta, a través de la garita de San Ysidro. Lo balearon cuando intentó atropellar a los oficiales para ingresar por la fuerza al país.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés