null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

Grupo demanda al gobierno por impedirle dar asistencia legal a inmigrantes sin abogados

El Proyecto para los Derechos de los Inmigrantes del Noroeste (NWIRP), en el estado de Washington, recibió órdenes para que sus miembros dejen de dar ayuda legal a indocumentados a menos que se registren oficialmente como sus representantes legales.
10 May 2017 – 8:59 PM EDT

Una organización en el estado de Washington demandó este lunes al gobierno por limitar su habilidad de otorgar asistencia legal a inmigrantes que no tienen abogados.

El Proyecto para los Derechos de los Inmigrantes del Noroeste (NWIRP, por sus siglas en inglés) presentó la querella este lunes contra el gobierno federal tras recibir una orden del Departamento de Justicia (DOJ) para que sus miembros dejen de dar servicios legales limitados a los inmigrantes, a menos que se registren oficialmente como sus abogados en corte.

La organización recibió una carta del DOJ acusando a integrantes de la organización de ayudar a preparar documentos para reabrir los casos de deportación de dos inmigrantes. En ambos casos, según el gobierno, los miembros del grupo debieron presentar una solicitud formal para aparecer en corte en nombre de esos inmigrantes.

Según explicó el director legal de la organización, las cortes de inmigración obligan a quienes sometan esa solicitud formal a representar al inmigrante durante todo su proceso legal. Esto es algo que el grupo no puede hacer ya que cuenta con unos 350 abogados voluntarios y ayuda a más de 10,000 inmigrantes cada año.

"Si no aceptamos representar a un cliente en todas sus audiencias y preparar todo su caso, el DOJ (Departamento de Justicia) dice que no podemos ayudarlos en ningún aspecto", dijo el director legal de NWIRP, Matt Adams, a Univision Noticias.

La orden del gobierno limitaría la habilidad de esta organización sin fines de lucro de ayudar a inmigrantes a preparar sus casos antes de ir a sus audiencias.

"El DOJ (Departamento de Justicia) nos exige, por ejemplo, dejar de ayudar a las personas detenidas a rellenar su solicitud de asilo o de visa familiar, de presentar pedidos para reabrir casos donde se ordenó la deportación de una persona en ausencia, o ayudar a una persona a presentar un pedido para cambiar su corte de un estado a otro", dijo Adams.

Un "exceso inconstitucional"

El año pasado el grupo asistió a más de 1,000 inmigrantes a llenar formularios o presentar pedidos en la corte, algo que no podrían continuar haciendo si se ven obligados a tomarlos como clientes, tal como pide el gobierno.

"Nos dijeron: 'Ustedes tienen que parar. No pueden hacer más esto de presentar asistencia limitada. Ustedes representan a la persona en el caso completo o no (podrán proveer) asistencia legal", denunció Jorge L. Barón, el director ejecutivo de NWIRP.

La demanda que presentó la organización contra el fiscal general Jeff Sessions y el Departamento de Justicia, entre otros demandados, alega un "exceso inconstitucional" al pedir que "NWIRP se comprometa a una representación legal completa para todos los inmigrantes en proceso de deportación a los que actualmente ayuda (que es francamente imposible) o se abstenga de darle cualquier ayuda legal, tan siquiera una corta consulta".

La denuncia pide a un juez federal que declare la orden del gobierno ilegal por violar los derechos de los miembros de la organización bajo la Primera Enmienda de la Constitución, explicó Adams, y por limitar su derecho de "proveer servicios a personas sin los recursos para retener abogados".


Imágenes de las conocidas “hieleras” donde la Patrulla Fronteriza detiene a los inmigrantes

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés