null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

Despiden a 12 inmigrantes de club de golf de Trump en Nueva York por no tener papeles

Un reportaje del diario The Washington Post sobre los recientes despidos de una docena de inmigrantes latinoamericanos vuelve a poner en la mira el hecho de que los negocios del presidente lleven años contratando indocumentados. "Eso (el estatus migratorio) no importaba. Se trataba de conseguir la mano de obra más barata posible", reveló un exmánager del club de golf.
27 Ene 2019 – 12:23 AM EST

"He trabajado en este club por casi 15 años y he dado lo mejor de mí ha este trabajo. No he hecho nada malo, solo trabajar y trabajar", fue la respuesta que les dio –entre lágrimas– el inmigrante mexicano Gabriel Sedano a quienes lo despidieron el pasado 18 de enero del Club Nacional de Golf Trump, en el condado Westchester, Nueva York.

Sedano trabajaba como empleado de mantenimiento desde 2005 en uno de los 16 clubs que tiene el presidente Donald Trump. Es uno de los 12 trabajadores inmigrantes que fueron despedidos este mes por no tener documentos legales o permisos de trabajo, algo que –alegan– sus jefes supieron durante años, pero hasta ahora resulta ser un problema.

Los despidos de este y otros inmigrantes que contaron su historia al diario The Washington Post llegan justo en momentos en que el mandatario arremetía en medio del cierre de gobierno más largo de la historia contra las personas que ingresan ilegalmente al país.

Aún cuando los jefes de estos empleados supieron durante años que no tenían permiso para estar o trabajar en Estados Unidos, fue solo hasta el pasado 18 de enero que fueron llamados uno a uno por recursos humanos para notificarles su despido.

Durante esa reunión les informaron que como eran indocumentados no podían seguir empleándolos, según dijeron al diario los trabajadores y su abogado, Anibal Romero.

"Ellos no dijeron absolutamente nada. Nunca dijeron 'su número de Seguro Social está malo' o 'Algo está mal'. Nada, nada, hasta ahora", dijo Margarita Cruz, empleada de limpieza que fue despedida después de ocho años en el club.

Los empleados aseguraron que los supervisores les comunicaron que la empresa "acababa" de auditar sus documentos –que habían presentado hacía años– y que habían descubierto que eran falsos.

Muchos trabajaban allí desde hacía al menos 12 años y sus mánagers sabían que habían presentado documentos falsos, pero "se hicieron los que no vieron", según el reportaje del Post, que coincide con uno publicado el mes pasado por el diario The New York Times, donde varios empleados de otro club de golf de Trump en Nueva Jersey aseguran que allí también los contrataron a sabiendas de que estaban de manera ilegal en el país e incluso a una de ellos lo ayudaron a conseguir documentos falsos.

El medio contactó a personas que hubieran sido mánagers del club en Westchester para preguntarles sobre estas prácticas y uno de ellos dijo bajo condición de anonimato que "eso (el estatus migratorio) no importaba". "Se trataba de conseguir la mano de obra más barata posible", advirtió y agregó que la empresa simplemente asumía que los club de golfs no eran un objetivo de las autoridades migratorias para hacer redadas.

La publicación apunta a que muchos de los empleados que fueron despedidos habían llegado a ser nombrados trabajadores del mes e incluso gozaban de tanta confianza que habían sido depositarios de las llaves de la casa de Eric Trump, uno de los hijos del presidente.

Trump siempre ha negado estar al tanto de la contratación de indocumentados en sus negocios. Sin embargo, una vez más se demuestra –según este tipo de reportes– que los negocios del presidente dependen de mano de obra de trabajadores sin papeles.

Citado por el Post, Eric Trump, ahora encargado de administrar los negocios de su padre, aseguró que están haciendo grandes esfuerzos para identificar a los empleados que han entregado identificaciones falsas para "lograr ilegalmente un trabajo".

El hijo del mandatario agregó que esa era una de las razones por las que su padre "está luchando tan duro por una reforma de la inmigración".

Eric Trump no respondió a preguntas específicas del diario sobre cuántos indocumentados fueron despedidos en otras propiedades Trump o si al compañía había hecho en el pasado alguna auditoría similar para revisar los documentos migratorios de sus empleados. Tampoco aclaró si los ejecutivos de la empresa sabían que estaban empleando trabajadores sin papeles.

Este club de golf no aparece en la lista del gobierno de participantes en el sistema E-verify, que permite verificar la autenticidad de los documentos presentados por las personas para obtener trabajos. Sobre si el club planea unirse a este sistema, el hijo del presidente tampoco quiso responder.

Mira también:


La mano de obra inmigrante en Estados Unidos (FOTOS)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés