null: nullpx
Huracán María

Guaynabo (Puerto Rico) después del paso del huracán María: últimas noticias

Esta nota ha dejado de actualizarse.
22 Sep 2017 – 11:24 PM EDT


Esta nota se mantuvo actualizada por periodistas de Univision tomando información de reporteros sobre el terreno, ciudadanos, redes sociales y otros medios desde el jueves 21 de septiembre hasta el momento en que la información se hizo más accesible para los ciudadanos de Puerto Rico y sus familias en el exterior. A continuación añadimos un listado de páginas de interés donde puede seguir informándose.

Actualizado: martes 3 de octubre a las 1:00 pm.

Qué se sabe

Está previsto que el martes 3 de octubre llegue la luz a algunas zonas del hospital Metropolitano en Guaynabo, según dijo el gobernador Ricardo Rosselló en rueda de prensa.

Ese mismo día el presidente Donald Trump visitó en el municipio las instalaciones del grupo religioso Calvary Chapel. En la iglesia evangélica Trump entregó suministros. La comitiva del presidente fue recibida con expectación y algún cartel en el que se podía leer "you are a bad hombre", como muestra el tuit de la periodista Mabel M. Figueroa.


FEMA instaló varios centros donde buscar provisiones en Guaynabo son:
Guaynabo – Carr. 833, Int. Centros de Servicios Múltiples Guaraguao
Guaynabo – Expreso 852 final, en el estacionamiento La Ceiba, Guaynabo

El lunes 2 de octubre, según informó la Superintendencia de Escuelas Católicas de la Arquidiócesis de San Juan, la Academia San José y la LCA Leadership Christian Academy en Guaynabo abrieron sus puertas.

La escuela Josefina Barcelo también abriría este lunes como un centro comunitario, de acuerdo con un anuncio presentado por el Departamento de Educación.


El portal status.pr indica que los supermercados Econo, Supermax de Plaza Guaynabo y Agranel de Guaynabo Hato Nuevo ya abrieron sus puertas.

La salud pública después de María es una preocupación a través del país. La periodista de Telenoticias Ivette Sosa y NotiUno 630 dijeron en Twitter que comienzan a reportarse ciertas enfermedades en refugios de Canóvanas y Guaynabo.


El lunes 25 de septiembre el diario El Nuevo Día informó que varios bancos y negocios estaban reanudando sus operaciones en varios municipios. En el caso de Guaynabo, The First Bank ya anunció que abrirá sus sedes y sucursales en esta zona.

El servicio postal de Estados Unidos indicó que la oficina de Guaynabo se encontraba entre las 29 de las 174 oficinas que tienen en la isla donde se está ofreciendo servicios de acceso a los PO Boxes y recogido de paquetes. Por el momento, las oficinas están operando entre 9 am y 3 pm.

El alcalde de Guaynabo, Ángel Pérez, anunció la habilitación de dos centros (vestíbulo de la Casa Alcaldía y Centro Cultural Yolanda Guerrero) para ayudar a los afectados a llenar las solicitudes para la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA), informó El Nuevo Día.

Durante los días posteriores al huracán la disponibilidad de combustible fue muy reducida. El martes 26 de septiembre WKAQ Radio informó que el Atlantis Healthcare, en Guaynabo, necesitaba diésel para los pacientes de diálisis.

El alcalde estimó el lunes 2 de octubre, a dos semanas del huracán, que en este municipio cerca de 1,000 hogares perdieron parcialmente o totalmente sus techos, indicó en Twitter una periodista de Reuters.


Un recorrido del diario Primera Hora por Guaynabo y Bayamón apuntaba a que si bien las largas filas de autos por gasolina y diésel han comenzado a reducirse, se ven personas a pie con contenedores en busca de combustible para sus generadores eléctricos.

La destrucción, sin embargo, es palpable como en el resto del país. El corresponsal de CNN, Bill Weir, mostró las condiciones en las que encontró la Academia Wesleyan.


Una residente le dijo a Univision Noticias el viernes 29 de septiembre que había ido a varias ferreterias y tres farmacias y que hay control de abastos y filas en todos lados, dice. Asimismo contó que el miércoles 27 hizo 11 horas de fila para echar gasolina. "Los policías no dan a basto, los ciudadanos están dirigiendo el tránsito en varios lugares para tratar de controlar el caos". Los medicamentos, dice, se han conseguido sin dificultad.


Según El Nuevo Día, el Departamento de Salud informó que el Registro Demográfico abrió algunas oficinas como la de Guaynabo para expedir permisos de enterramientos e inscripciones de nacimientos.

Por otra parte, en lo que corresponde a criminalidad, se reportan arrestos por saqueos en la también llamada ciudad del deporte. Endi.com, citando fuentes policiales, indica que el domingo 24 de septiembre hubo cuatro arrestos por violar el toque de queda. Dos de ellos habrían sucedido en predios de la gasolinera Ecomax, en la carretera PR 837, de Guaynabo. Los otros dos ocurrieron en una estación de gasolinera de Humacao.

Una usuaria de Twitter recorrió el Barrio Amelia, mostrando la situación de las calles:


El abogado José A.B. Nolla estuvo recorriendo la zona y publicando imágenes que, entre otras cosas, mostraban la devastación y la demanda por gasolina en el municipio:


El sábado 23 de septiembre, 3 días después del huracán, comenzaron las labores de limpieza y remoción de postes eléctricos y escombros. En ese momento, la zona se mantenía entre inundaciones y problemas de comunicación.

El informe del 21 de septiembre de la Comisión Federal de Comunicaciones calificó que la zona fue afectada en 80%. Cableado y postes que colapsaron sobre aceras y casas impiden el acceso a calles y carreteras. Como el que se atravesó en una vía del sector Caparra, en Guaynabo, según reportó fotográficamente el diario El Nuevo Día.

Las autoridades comenzarían a visitar casa por casa para establecer las necesidades de reparación que requieren, según anunció el alcalde de Guaynabo, Ángel Pérez.

Dijo que harán oasis en las comunidades para que las familias sean atendidas por la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés).

La zona montañosa del municipio no es diferente a las otras visitadas: "estructuras desechas, viviendas sin techos, derrumbes, enormes árboles caídos, ramas por doquier, montañas con árboles al desnudo, postes y tendido eléctrico en el suelo, así como áreas intransitables", señala el Nuevo Día.

Algunos comenzaron la reparación de los techos afectados de sus casas apenas pasó el huracán.


A quienes tienen problemas para cargar sus celulares, la Comisión Federal de Comunicaciones recomienda que solo carguen las baterías dentro de los carros si no hay peligros de acceder a ellos (inundaciones, postes o árboles a punto de caer) y recuerdan tomar en cuenta la emisión de monóxido de carbono si se exponen largo rato con el carro encendido.

También sugieren hacer llamadas al 911 solo si es necesario y no intentar volver a llamar inmediatamente, sino esperar unos minutos para reintentarlo.


Publicidad