Huracán Florence

El temor por "catastróficas inundaciones" hace que Florence sea llamado el 'Harvey de la Costa Este'

El Servicio Nacional de Huracanes ha advertido en su más reciente reporte que las inundaciones que traerá Florence son una verdadera amenaza para la vida de las personas que viven en las áreas por donde cruzará el huracán, con lluvias torrenciales que pueden durar sostenidamente 36 horas.
11 Sep 2018 – 6:40 PM EDT

A los temores sobre los daños que pueden traer los fuertes vientos del huracán Florence que mantiene, según el más reciente reporte, vientos de 140 millas por hora, se suma una nueva alarma de inundaciones que el Servicio Nacional de Huracanes ha descrito como “una verdadera amenaza para la vida de las personas de las zonas afectadas”. “Personas ubicadas dentro de estas áreas deben tomar todas las medidas necesarias para proteger su vida y sus propiedades del aumento de agua y el potencial de otras condiciones peligrosas”, ha especificado el servicio de información meteorológica.

La advertencia confirma los peores vaticinios de expertos que han comparado la amenaza de Florence con los desastres que trajo el huracán Harvey hace un año en Texas y que incluso se han atrevido a llamar a Florence como el ‘Harvey de la Costa Este’.

En su momento, una vez Harvey tocó tierra en Corpus Christi, Texas, su velocidad disminuyó deteniéndose en el área metropolitana de Houston, debilitándose en materia de vientos, pero reteniendo una gran cantidad de humedad que eventualmente cayó como torrenciales aguaceros, lo que terminó acentuando la catástrofe.



Según algunos pronósticos de los sistemas meteorológicos algo parecido podría suceder con Florence que podría estancarse una vez toque tierra. El problema es que, a pesar de estar estancado, Florence no se extinguirá fácilmente. La tormenta probablemente perderá su designación de huracán con bastante rapidez, pero incluso si Florence llega a una fase post-tropical, la tormenta seguirá vertiendo toneladas de lluvia en los mismos lugares durante varios días.

Lo que acentúa el nivel de alarma de los expertos es que ya han caído varios centímetros de lluvia en la región en las semanas anteriores, así que, lo que sea que caiga del huracán Florence será ya sobre tierras saturadas de agua. Esto tiene dos consecuencias claras, primero hará que sea más probable que los árboles y las líneas eléctricas caigan a medida que los vientos aumenten, y las inundaciones comenzarán poco después de que comience la lluvia.

Algunos expertos, como Bryan Norcroos, del Weather Channel , incluso aseguran que de ocurrir este riesgo de que la tormenta se estanque en una zona específica de la costa vertiendo millones de litros de agua, el problema podría ser incluso mayor al de Texas debido a las condiciones del terreno. "El terreno en las Carolinas no es como Houston, que es llano. Si pones dos, tres o cuatro pies de lluvia sobre terreno llano, tienes cierto tipo de problema, pero si pones un pie o dos de lluvia sobre colinas y montañas, tienes un tipo de problema muy diferente, que es realmente más peligroso que la situación llana”, explicó a UsaToday.


Lo que se tiene por seguro, según el Centro Nacional de Huracanes es que “Florence podría producir inundaciones repentinas y catastróficas y también potenciales desbordamientos de ríos en partes de las Carolinas y el Atlántico medio desde finales de esta semana hasta principios de la próxima semana”, según explicó en su cuenta de Twitter en donde predice incluso la caída de 20 pulgas de lluvia y en el que aporta un mapa que la gente debe tener en cuenta.

En otro mapa aportado por el NOAA se especifica el nivel de inundaciones que se pueden sufrir en diferentes áreas producto de la combinación de agua provenientes de la tormenta sumada a la de las marejadas.

En fotos: El poderoso huracán Florence toma fuerza en su camino a la costa este de EEUU

Loading
Cargando galería
Publicidad