Huracán Florence

El conmovedor gesto de estos bomberos que no pudieron salvar a una madre y su bebé

El enorme árbol que cayó sobre la casa destruyó parte de la fachada y dejó atrapadas a una madre y su bebé que no sobrevivieron. Los rescatistas, sin embargo, lograron sacar con vida de la casa a un adulto, esposo de la mujer fallecida. Después de horas de esfuerzos el equipo de bombero no pudo más que orar por las víctimas.
15 Sep 2018 – 9:34 PM EDT

Los equipos de rescate en Wilmington, Carolina del Norte, fueron notificados de que en la Avenida Mercer un enorme árbol había caído encima de una casa tras los fuertes vientos huracanados de Florence. El cuerpo de bomberos además de llevar herramientas para intentar cortar y levantar el tronco, fueron alentados a llevar un especialista que pudiera proceder con una amputación de ser necesario. Sabían que dentro de la casa habían al menos tres personas atrapadas.

E l ojo del huracán había tocado tierra en el continente por la costa de Wrightsville Beach, muy cerca de Wilmington con vientos máximos sostenidos de 90 mph, lo que hizo que esta fuera una de las poblaciones más vulnerables.


Durante horas los rescatistas trabajaron para levantar el peso del árbol que había doblegado la fachada de la pequeña vivienda. "El tamaño del árbol no es algo que simplemente puedas cortar con una motosierra y extraer y luego soltar rápidamente", explicó Steve Mason, el subjefe de bomberos de Wilmington quien explicó que la operación requirió una gran cantidad de cargas pesadas, bolsas de aire y sierras. Los esfuerzos, sin embargo, fueron en vano.


Una mujer y su bebé murieron en la escena convirtiéndose en las dos primeras víctimas dejadas por el huracán. Sin embargo, la moral de los rescatistas encontró algo de aliento cuando pudieron sacar con vida a un hombre adulto, esposo de la mujer y padre del bebé, que fue trasportado al servicio de urgencias.

Después de horas de esfuerzo y consientes de que tenían que continuar con las labores de rescate, antes de partir de la escena, todos hicieron un memorable gesto que fue capturado por los fotógrafos y que se hizo viral en las redes sociales.

También se convirtió en parte de la tragedia que trae consigo el paso de una tormenta de esta magnitud. Los miembros del cuerpo de bomberos de Wilmington hicieron un círculo cerca de la casa. Todos se arrodillaron. En silencio oraron rindiendo homenaje a las primeras víctimas conocidas del huracán Florence.

Lluvias, marejadas y rescates: Florence tocó tierra como un huracán de categoría 1 (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad