null: nullpx
Detector de Mentiras

Trump acusa falsamente a Biden de pedofilia con videos que no prueban semejante denuncia

Para esta verificación revisamos el contexto de imágenes y videos, que incluyen el que retuiteó el presidente Trump el 15 de septiembre, hicimos una búsquedas en bases de datos y contamos con la opinión de un experto para identificar signos de pedofilia en esas publicaciones.
29 Sep 2020 – 01:49 PM EDT
Comparte
La actriz Eva Longoria mostrando su apoyo a Joe Biden en 2014. Las Vegas, Nevada. Crédito: Ethan Miller/Getty Images


Con un retuit del 15 de septiembre, el presidente Donald Trump fue un altavoz directo de las acusaciones infundadas de pedofilia contra Joe Biden, su rival demócrata en la campaña por la presidencia de Estados Unidos. Las acusaciones circulan en las redes sociales hace meses. Trump difundió en su cuenta personal el tuit (archivado aquí) de la cuenta Conservative Girl (@ConservUSA38), en el que muestra un extracto de un video de Biden, de febrero de 2015, convertido en un GIF. En ese trozo de las imágenes, Biden se acerca a Stephanie Carter, la esposa del entonces secretario de Defensa, Ashton Carter, quien habla al micrófono delante de ella durante su ceremonia de juramentación. El exvicepresidente la agarra por los hombros y los frota, y le habla al oído.

“We can beat them at their game ..”, “podemos ganarles en su propio terreno”, dice el enunciado del tuit de Conservative Girl que replicó el presidente Trump, seguido de la etiqueta #PedoBiden

En el hilo de tuits, Conservative Girl completa, refiriéndose a Stephanie Carter: “Excepto que es una adulta” y añade un emoticono de risa. La pedofilia es un trastorno en adultos que se caracteriza por la atracción sexual hacia niños. Cuando se usa para la explotación sexual de los menores, se convierte en un delito.

El tuit de Conservative Girl sigue con otro mensaje en el que publica un collage de fotos de Joe Biden con Carter, con la actriz Eva Longoria, y con dos niñas. En la leyenda se lee la palabra Creep (detestable).

Para el 23 de septiembre, la difusión del presidente Trump de este tuit alcanzaba los 13,400 retuiteos, tenía 32,700 me gusta y la habían compartido 1,500 veces, como queda registrado en esta captura de pantalla:


En una búsqueda más reciente, el retuit ya no aparece en el timeline de la cuenta del mandatario de Estados Unidos, pero varios reportes periodísticos de medios reconocidos lo corroboraron. Business Insider observó que, con esta difusión, Trump muestra apoyo a las teorías conspirativas de QAnon, que indican que líderes del Deep State (el Estado profundo) están involucrados en tramas globales de tráfico de menores. En las redes sociales suelen usar la etiqueta #SaveOurChildren

La persona que publicó el mensaje original en el perfil Conservative Girl confirmó que Trump divulgó su mensaje: “Por cierto, no estoy ignorando a mis compatriotas. Tuve que filtrar mis tuits después de que nuestro gran presidente me retuiteara (…)”, escribió.

Contactamos por email al equipo de prensa de la campaña de Trump para preguntar por la motivación del presidente para difundir el mensaje y si él o su equipo tienen pruebas de que su contendiente por la presidencia sea un pedófilo. No ha habido respuestas hasta el momento.

La persona que lleva el perfil Conservative Girl en Twitter sí replicó que no quería responder a ninguna pregunta sobre este tema.

Para esta verificación tomamos una muestra de las imágenes y videos, que incluyen el que retuiteó el presidente Trump, y las leyendas que los acompañan, y concluimos que los videos e imágenes están sacados de contexto y los mensajes hacen acusaciones sin pruebas. Tampoco hay evidencias de que el candidato demócrata Joe Biden sea un pedófilo, ni de que haya denuncias legales en su contra. Pero, además, contamos con la opinión de un experto que confirma que en el contenido de estos mensajes, aun intervenidos, no hay signos de pedofilia.

Los mensajes de este tipo, incluido el de Biden con Stephanie Carter, abundan en las redes sociales, con ecos en sitios digitales. Han tenido su pico desde el año pasado, cuando Biden se medía en las primarias del Partido Demócrata. Las publicaciones llegaron a mostrar un extracto de un video en el que el presidente de México Andrés López Obrador sostiene en brazos a una niña y le muerde una mejilla. Dijeron que era el candidato demócrata, pero otros chequeos, como el de CheckYourFact, demostraron que se trataba del mandatario mexicano.

En mayo de 2020, Donald Trump Jr., el hijo del presidente estadounidense, publicó otro meme en su cuenta de Instagram, insinuando la pedofilia de Joe Biden y llamándolo “ Creepy Joe”. Más tarde reforzó su idea en un tuit, después de que el aludido le respondiera. La reportera Brittany Sheperd le hizo al exvicepresidente varias preguntas sobre el tema en un foro virtual para electores de Yahoo News, y Biden dijo:

“(…) Lo que él está tratando de hacer es que algo se mueva en internet, mantenerlo activo. Como dice su padre, ‘si lo dices, una cantidad suficiente de gente lo creerá’. Es enfermo [hacer eso], es enfermo, es enfermo, pero él es hijo de su padre. No quiero bajar al barro con estos tipos. Quiero decir, mira, la gente sabe quién soy, las buenas noticias son las malas noticias, conocen mis defectos y mis talentos, me conocen (…).

Pero esto es extraño. Piénsalo, piensa en esa idea, que cuando me siento en el suelo y los niños quieren hablar conmigo, me siento en el suelo durante una conferencia, y dicen, ‘bueno, Dios, no sé, ese Biden mirando alrededor de esos niños’. O sea, Dios todopoderoso, esto es enfermo (…) Me asombra lo venal y no quiero continuar porque no quiero hacer lo que ellos hacen”.

Contactamos a la oficina de prensa de la campaña del candidato demócrata para preguntarles si querían responder con nuevas declaraciones a la difusión del mensaje del presidente Trump en Twitter. Hasta ahora no hemos obtenido respuesta.

El contexto de los videos y las imágenes

El momento de Joe Biden con Stephanie Carter se hizo popular por primera vez el 17 de febrero de 2015, cuando se difundió el video de la juramentación de Ashton Carter.

En una visión más detallada de las imágenes, el secretario de Defensa se dispone a empezar su alocución cuando el entonces vicepresidente llama a Stephanie Carter para que salga a la vista y se ponga de pie delante de él. Biden la sostiene por los hombros y a los segundos le habla al oído, le frota los hombros y luego la suelta. La escena generó una cierta reacción pública que decía que Biden se había acercado demasiado a Carter.

Cuatro años después, en marzo de 2019, volvió a circular el trozo de video por las redes sociales, en mensajes similares al que retuiteó Donald Trump. También lo comentaron en el programa de Jimmy Fallon. El 1 de abril de 2019, Stephanie Carter escribió un artículo en Medium:

“(…)El Joe Biden en mi foto es un amigo cercano ayudando a alguien a atravesar un gran día, por lo cual estaré siempre estaré agradecida (…) Para el momento en el que el vicepresidente Biden había llegado [a la ceremonia de juramentación], pudo percibir que yo estaba inusualmente nerviosa, y rápidamente me dio un abrazo. Después de la juramentación, mientras Ash hablaba, se me inclina para decirme, ‘gracias por hacer esto’, y mantuvo las manos en mis hombros como una manera de ofrecer su apoyo. Pero una toma fija captada de un video, engañosamente extraída de lo que fue un momento más prolongado entre amigos cercanos –enviado en un tuit sarcástico—pasó a ser la imagen duradera del día”.

La cuenta Anonymous de Facebook publicó un meme, el 17 de julio, con el enunciado: “#Biden is a pedofile” (Biden es un pedófilo) y varias imágenes del candidato demócrata con niñas y niños, además de con Stephanie Carter. Sobre la foto dice, Stop pretending this is normal (Dejen de fingir que esto es normal). Facebook marcó este contenido como falso con una verificación de datos de Politifact.

Tres de esas imágenes coinciden con las del hilo del tuit que difundió el presidente Trump. Una es de Maggie Coons, la hija del senador Chris Coons de Delaware, durante su juramentación, también en 2015, confirmó Politifact con la foto original que tomó la agencia Associated Press (AP). En la foto se ve a Joe Biden tomando el brazo de la niña y diciéndole algo al oído. Ella tiene un gesto de asombro. Politifact citó una entrevista de Fox News con el senador Coons: “Yo lo escuché. Se le acercó y le susurró [palabras de] ánimo sobre cómo su propia hija Ashley tenía 13 años y se sentía incómoda, cuando a él lo juramentaron”.

El meme de Anonymous muestra a Biden agarrando la cara de su nieto, muy cerca de él, durante el funeral de su hijo, Beau Biden; con su nieta, mientras le besa la frente; y con su nieto durante su ceremonia de juramentación como vicepresidente en 2013, también dándole un beso. Politifact hizo también esta comprobación con fotos de AP. “Encontramos que captan estas imágenes de forma masiva en eventos públicos en los que él está posando para fotos o saludando a gente, y muchas retratan a Biden dando afecto a su familia”.

Otra de las imágenes difundidas estos meses presentan una foto que tomó originalmente un fotógrafo de Getty Images, en la que el candidato demócrata abraza a la actriz Eva Longoria, con la nariz pegada a su pelo, mientras ella sonríe. Fue en un evento de campaña de los demócratas en Nevada, en 2014. No encontramos en nuestra búsqueda ninguna denuncia de Longoria sobre este momento.

El 13 de julio publicaron otra vez en Facebook un video sacado de contexto, que había circulado antes en las redes. Se ve un extracto de Joe Biden dando un discurso, rodeado de niños y diciendo: “Y saben, estoy sentado en el puesto y hace calor y ustedes saben que tengo piernas peludas que se ponen rubias con el sol. Y los niños solían aparecer en la piscina y frotar mi pierna hacia abajo para que se alisaran y luego miraban que el pelo volvía hacia arriba. Así que aprendí sobre cucarachas y también aprendí sobre niños subiéndose a mi regazo. Y he amado a los niños que se suben a mi regazo”.

En el discurso original que dio en 2017 en Wilmington, Delaware, en una piscina pública a la que ponían su nombre, Biden hablaba de su trabajo como salvavidas, durante su juventud, en esas instalaciones a la que asistían, sobre todo, personas afroestadounidenses. El político se refería en el discurso las conversaciones sobre temas raciales que tenía con sus compañeros, porque él, aseguraba, era el único hombre blanco que ellos conocían. Dijo esas palabras en un inciso sobre la cotidianidad de sus labores como salvavidas.

¿Qué es la pedofilia?

La pedofilia es una parafilia, lo que, según la definición del Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales de la Asociación Estadounidense de Psiquiatría, es “un impulso recurrente, urgente a excitarse con fantasías o acciones que involucran: 1. Objetos no humanos; 2. Sufrir o inferir humillación o daño a uno mismo o a su pareja sexual; 3. Dirigirse a niños o a personas que no consienten esta conducta”, tal como cita un ensayo de la Revista médica de Chile.

“En lenguaje accesible, la pedofilia es una condición en la que un adulto (usualmente un hombre) está atraído sexualmente por niños pre-púberes”, explica por correo electrónico el psiquiatra Fred Berlin, director de la Unidad de Consulta del Comportamiento Sexual de la universidad John Hopkins, y profesor asociado de psiquiatría y ciencias del comportamiento de su escuela de Medicina. Berlin es un experto prominente en el tema.

En su ensayo de 2011, “Pedofilia, mentalidad criminal o trastorno mental. Una revisión conceptual”, que facilitó por email, Berlin añade: “Algunos [de estos adultos] se sienten atraídos por niñas, otros por niños y otros por niños en general. En términos psiquiátricos, ese es el significado que el término pedofilia transmite”.

Otra literatura disponible en la Biblioteca Nacional de Medicina del Instituto Nacional de Salud (NIH por sus siglas en inglés) respalda en sus resúmenes la definición de Berlin. Y la Organización Mundial de la Salud (OMS) habla de los pedófilos en un informe sobre violencia sexual contra menores: “(…) Son individuos que prefieren el contacto sexual con niños que con adultos. Son usualmente habilidosos en planear y ejecutar estrategias para involucrarse con niños. Hay evidencia que sugiere que pueden compartir su información sobre niños (por ejemplo, pornografía infantil). Esto puede ocurrir en el ámbito internacional, particularmente a través de internet”.

Es cuando comparten información sobre niños o ejercen otras formas de explotación sexual a menores cuando los adultos con pedofilia cometen delito grave, según la Ley Federal sobre Pornografía Infantil. Cualquier difusión de imágenes de menores de 18 años es ilegal. Una persona que, por ejemplo, produzca pornografía infantil y lo condenen como un delincuente que comete ese delito por primera vez, puede enfrentar sentencias de entre 15 y 30 años de prisión, explica una guía del Departamento de Justicia.

Enviamos a Fred Berlin los ejemplos de los mensajes que aquí verificamos. Y le preguntamos si, en su opinión experta, estos videos, memes y fotos, aun sacados de contexto, muestran signos de pedofilia en Joe Biden: “No hay evidencia de pedofilia en estas imágenes”, respondió. Y dijo también: “No he visto evidencia creíble en lo absoluto (ni en los ejemplos que me mostraste ni en ningún otro lugar) que apoyen la afirmación de que el señor Biden esté sexualmente atraído por niños. Expresar afecto a los niños no constituye evidencia de pedofilia”.

Tampoco hay pruebas disponibles que indiquen que Joe Biden utilice las estrategias que menciona la OMS o que difunda imágenes pornográficas de niños. En una búsqueda en la base de datos Nexis no encontramos denuncias antiguas o en curso contra Biden por estas razones. Y las pesquisas en internet tampoco nos indicaron que Biden haya sido diagnosticado con pedofilia.

En algunas de las imágenes y videos que circulan por las redes sociales hay adultas –Carter, Longoria--. Aunque Tara Reade y Lucy Flores han denunciado públicamente a Biden por agresión sexual y por acercamientos inadecuados, que otras mujeres que no se identificaron también comentaron, según Business Insider, esos comportamientos no se circunscriben a las características de la pedofilia.


Esta verificación de datos forma parte del convenio FactChat, coordinado por la International Fact-Checking Network (IFCN) con el apoyo de WhatsApp. El objetivo del proyecto es llevar mejor información en español durante las elecciones presidenciales de los EEUU en 2020. Este y otros chequeos políticos los puedes recibir directo por WhatsApp haciendo click aquí o registrando el número +1 727-477-2212 y escribir "Hola". Te esperamos.

¿Viste algún error o imprecisión? Ayúdanos a corregirlo. También queremos leer si tienes una propuesta de verificación del discurso político o imágenes: eldetector@univision.net
Aquí te contamos sobre nuestra metodología y política de corrección.

#chatbot


Comparte

Más contenido de tu interés