EEUU asegura que el régimen sirio está detrás del ataque químico y evalúa una acción militar

"Es un asunto serio que requiere de una respuesta seria", dijo el secretario de Estado, Rex Tillerson. El funcionario también pidió a Rusia que evalúe "cuidadosamente" su respaldo al gobierno de Basar al-Asad.

Estados Unidos dijo este jueves que "no hay duda" de que el gobierno del presidente sirio Bashar al-Asad estuvo detrás del ataque con un arma química que dejó esta semana decenas de muertos, la mayoría niños.

"No cabe duda en nuestras mentes y la información que tenemos apoya la creencia de que el régimen sirio del presidente Bashar al-Asad es responsable por este ataque", dijo el secretario de Estado, Rex Tillerson, a la prensa. "Es muy importante que el gobierno ruso evalúe cuidadosamente su continuo respaldo al regimen de al-Asad", agregó.

Tillerson añadió que el futuro de al-Asad es "ambiguo" y que Estados Unidos está "considerando una respuesta apropiada para este ataque con un arma química que viola todas las resoluciones de Naciones Unidas y la ley internacional (...) Es un asunto serio que requiere de una respuesta seria", acotó.

Aunque el secretario no abundó sobre la respuesta que está estudiando Washington, fuentes dijeron a Reuters y The New York Times que el Pentágono y la Casa Blanca están inmersos en discusiones detalladas sobre las opciones militares para responder al ataque con gas. El asunto podría ser abordado más adelante este jueves por el secretario de Defensa, James Mattis, con el presidente Donald Trump en Mar-a-Lago, Florida.

Desde el Air Force One, el mandatario dijo que "algo tiene que pasar" con el gobernante sirio después del ataque químico más mortífero en ese país desde 2013.

Autopsias revelan el uso del gas sarín


Esta mañana se supo que las autopsias realizadas en Turquía a tres de las 86 victimas mortales tras un bombardeo en una provincia al noroeste de Siria confirman la utilización de armas químicas, afirmó el jueves el ministro turco de Justicia, citado por la agencia de prensa estatal Anadolu.

"Se realizaron autopsias en Adana (sur de Turquía) de tres de los cuerpos traídos desde Idlib. Las autopsias revelaron que se habían utilizado armas químicas", afirmó Bekir Bozdag.

"Este examen científico revela también que (Bashar Al) Asad utilizó armas químicas", agregó el ministro, sin precisar en qué elementos se basa esta acusación.

Los médicos diagnosticaron síntomas de un ataque químico: pupilas dilatadas, convulsiones y espuma saliendo por la boca.

Los exámenes fueron realizados por forenses turcos y representantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ). Las pruebas forenses, que duraron casi tres horas, según Anadolu, fueron grabadas con cámaras.

La organización humanitaria Médicos sin Fronteras (MSF) informó el miércoles que ocho personas que fueron tratadas por personal del grupo presentaron síntomas consistentes con agentes nerviosos como el gas sarín.

"Entre las víctimas del ataque en la ciudad de Khan Sheikhoun que fueron llevadas al hospital de Bab al-Hawa, cerca de la frontera con Turquía, MSF vio a ocho pacientes con síntomas: pupilas dilatadas, espasmos musculares, defecación involuntaria; consistentes con la exposición a agentes neurotóxicos como el Sarín", dijo el grupo en un comunicado.


Siria: ni contra los 'terroristas'

El ministro sirio de Exteriores, Walid Muallem, afirmó este jueves que su país nunca usó ni usará armas químicas en Siria, a la muertes que han causado indignación a escala mundial tras un bombardeo de aviones sirios perpetrado el martes en Jan Sheijun, una pequeña ciudad de la provincia rebelde de Idlib, en el noroeste del país.

Muallen aseveró que el gobierno de al-Asad ni siquiera ha usado armas químicas contra "terroristas", categoría que para Damasco engloba tanto a combatientes de facciones yihadistas como rebeldes que combaten al gobierno.

"Puedo asegurarles una vez más que el ejército árabe sirio no ha utilizado ni utilizará jamás ese tipo de armas contra nuestro propio pueblo, contra nuestros niños, ni siquiera contra los terroristas que han matado a nuestro pueblo", afirmó en una conferencia de prensa en Damasco.

"El primer bombardeo llevado a cabo por la fuerza aérea siria tuvo lugar a las 11:30 (hora local) contra un depósito de municiones del Frente Al Nusra (antigua rama de Al Qaeda) y que contenía sustancias químicas", sostuvo el ministro.

Al-Asad no menciona la tragedia

El presidente de Siria, Bachar al Asad, en una entrevista publicada este por el diario Vecernji list, aseguró que pese al mejor tono de la Administración estadounidense de Donald Trump, las políticas de Washington no han cambiado y que tanto EEUU como Europa siguen apoyando a los "terroristas" que luchan contra su Gobierno.

Al Asad no menciona en la entrevista el supuesto ataque químico del que numerosos países responsabilizan a la aviación siria.

"Los países occidentales que han declarado la guerra al terrorismo, todavía lo apoyan", dijo el gobernante sirio, que acusó a Europa de enviar a su país a decenas de miles de terroristas que luchan contra su Gobierno.

"Si Europa quiere protegerse (del terrorismo) en esta fase, el primer paso sería dejar de apoyar a los terroristas en Siria", sostiene.

Este miércoles, el presidente Trump sugirió que podría adoptar una postura más dura hacia el régimen de Al Asad tras el "inaceptable" supuesto ataque químico y subrayó que las imágenes de las víctimas tuvieron un "gran impacto" sobre él.

"Es muy, muy posible, y les diré que ya ha ocurrido, que mi actitud hacia Siria y Al Asad ha cambiado muchísimo" a raíz del ataque, dijo Trump.



Este jueves, el ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, dijo estar seguro "al 100%" que el presidente Al Asad había ordenado directamente el presunto ataque químico, sin precisar en qué se basaba esta certeza.

A las condenas internacionales se sumó el miércoles el jefe del Estado turco, Recep Tayyip Erdogan, que llamó "asesino" a Al Asad y lo culpó de haber ordenado el ataque químico.

Rusia, país aliado de Al Asad, se refirió este jueves a la tragedia ocurrida en la ciudad siria como un “crimen monstruoso” y cuestionó las acusaciones de occidente al régimen sirio.

En comparecencia ante la prensa, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, señaló que Estados Unidos no tiene información "objetiva" sobre el ataque. “Justo después de la tragedia, nadie podía tener acceso a esa zona", dijo, "nadie podía tener información fiable y realista" sobre lo ocurrido.

Moscú comparte el mismo relato oficial de Damasco, según el cual la fuerza aérea siria había bombardeado un "depósito" de los rebeldes que contenía "sustancias tóxicas". Al explotar, éstas se habrían dispersado por la atmósfera.

El Consejo de Seguridad de la ONU, reunido el miércoles de urgencia, aplazó el voto sobre una posible resolución de condena, tiempo para los occidentales de negociar con Rusia, apoyo de Damasco.