null: nullpx
Logo image
Inundaciones

Sube a 37 la cifra de muertos por inundaciones en Kentucky

Las fuertes lluvias continuaron golpeando partes de la región y se pronosticaron más precipitaciones para principios de la próxima semana. El gobernador dijo que entre los fallecidos hay ancianos y "probablemente niños".
Publicado 29 Jul 2022 – 07:01 PM EDT | Actualizado 3 Ago 2022 – 07:38 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Ya son 37 los muertos confirmados por las inundaciones en el centro y este de Kentucky, mientras la búsqueda de desaparecidos continúa y las autoridades advierten que el número podría seguir subiendo en las próximas horas. El reporte anterior refería 26 fallecidos.

Estas son unas de las peores inundaciones registradas en la historia de Kentucky. Este sábado por la mañana, la búsqueda de víctimas se acelera ya que es un tiempo crítico que puede definir la vida o la muerte de personas en peligro.

"En una noticia más dura para la comunidad esta mañana, el número de muertos ha aumentado a 26, y esa cifra aumentará", dijo el gobernador Andy Beshear en las redes sociales la mañana del domingo.

"Hay daños generalizados con muchas familias desplazadas y se esperan más lluvias a lo largo del próximo día, añadió Beshear.

Mientras, el presidente Joe Biden aprobó una declaración de desastre para el estado, para enviar refuerzos a la zona de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Biden llamó para expresar su apoyo a lo que será un largo esfuerzo de recuperación, dijo Beshear.

Se espera que un frente frío en la zona frene las lluvias este sábado y facilite las tareas de rescate. Sin embargo, algunos arroyos y ríos de Kentucky todavía estaban creciendo .

Cientos de personas han sido rescatadas en Kentucky mientras miles de hogares quedaron destruidos y otros miles están sin electricidad.

Incluso el gobernador tuvo problemas para llegar a la zona de devastación. Sus planes iniciales de recorrer el área del desastre se pospusieron el viernes debido a las condiciones inseguras en un aeropuerto donde aterrizaría.


“Cientos de casas, los campos de béisbol, los parques, los negocios bajo más agua de la que creo que cualquiera de nosotros haya visto en esa área”, describió el gobernador. “Absolutamente intransitable en numerosos lugares. Simplemente devastador”, lamentó.

Partes de al menos 28 carreteras estatales en Kentucky quedaron bloqueadas debido a inundaciones o deslizamientos de tierra, dijo Beshear. Los equipos de rescate en Virginia y Virginia Occidental trabajaron para llegar a las personas donde las carreteras no eran transitables.

También el gobernador Jim Justice declaró estado de emergencia para seis condados en West Virginia, donde las inundaciones derribaron árboles, y bloquearon carreteras y provocaron cortes de energía. El gobernador Glenn Youngkin también hizo una declaración de emergencia, lo que permitió a Virginia movilizar recursos en el suroeste inundado del estado.

Se trata del último de una serie de diluvios catastróficos que han golpeado partes de EEUU este verano, incluido St. Louis a principios de esta semana y nuevamente el viernes. Los científicos advierten que el cambio climático está haciendo que los desastres meteorológicos sean más comunes.

Áreas aún permanecen inaccesibles y sin electricidad

El agua se derramó por las laderas y en los valles de los Apalaches. Provino de arroyos que atravesaron pequeños pueblos. El torrente superó el nivel de casas y negocios, y destrozó vehículos. Los deslizamientos de tierra dejaron abandonadas a personas en pendientes empinadas.

Los equipos de rescate respaldados por la Guardia Nacional utilizaron helicópteros y botes para buscar a los desaparecidos.

Pero algunas áreas permanecieron inaccesibles y el gobernador Beshear dijo que el número de muertos "va a aumentar mucho" y advirtió que tomaría semanas para saber el número de víctimas.

"Lo han perdido todo"

Patricia Colombo, de 63 años, de Hazard, Kentucky, quedó varada después de que su automóvil se detuvo en las inundaciones en una carretera estatal. Colombo comenzó a entrar en pánico cuando el agua comenzó a entrar. Su teléfono estaba muerto, pero milagrosamente un helicóptero acudió a su rescate. La tripulación de este llamó por radio a un equipo en tierra que la sacó a salvo del coche inundado.

Colombo pasó la noche en la casa de su prometido en Jackson y se turnaron para dormir, revisando repetidamente el agua con linternas para ver si estaba subiendo. Colombo perdió su auto, pero dijo resignada que otros lo habían pasado peor.

“Muchas de estas personas no pueden recuperarse aquí. Tienen casas que están medio bajo el agua, lo han perdido todo”, expresó con pesar.

El agua entró tan rápido a la casa de Rachel Patton en el condado de Floyd, que su madre, que recibe oxígeno, tuvo que ser evacuada en una puerta que flotaba sobre el nivel del agua. La voz de Patton vaciló cuando describió su angustiosa huida.

“Hay cientos de familias que lo han perdido todo”, dijo Beshear. “Y muchas de estas familias no tenían mucho para empezar. Y por eso duele aún más. Pero vamos a estar ahí para ellos”, prometió.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés