null: nullpx
Pena de muerte

Un convicto por asesinato en Nevada pide morir fusilado pues teme a la inyección letal

Zane Michael Floyd espera en el pabellón de la muerte a ser ejecutado a mediados de año, pero a través de su abogado ha pedido al estado que terminen con su vida mediante un pelotón de fusilamiento, ya que teme sufrir con la inyección letal. Al menos tres estados de Estados Unidos siguen aceptando esta obsoleta práctica.
20 Abr 2021 – 04:26 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Zane Michael Floyd, un asesino convicto que permanece en el pabellón de la muerte en una cárcel de Las Vegas (Nevada), ha hecho saber a las autoridades que no quiere ser ejecutado con la inyección letal y que como alternativa, tal como la ley lo solicita, prefiere morir fusilado.

Según Brad Levenson, uno de los abogados públicos de Floyd, la defensa está intentando que el estado acepte una apelación para evitar la ejecución de su cliente a principios de junio, pero en caso de que no se logre, se ha dejado constancia de que este no quiere morir con la inyección letal, ya que teme que el proceso sea doloroso.

Solo tres estados permiten la pena de muerte por fusilamiento: Oklahoma, Mississippi y Utah. El último reo que fue ejecutado mediante este método fue Ronnie Lee Gardner, fusilado por un pelotón de cinco hombres en la prisión estatal de Utah en junio de 2010.


Los abogados de Floyd argumentaron que la combinación de las tres drogas aprobadas por el estado para ser inyectadas al momento de las ejecuciones y que consisten en el sedante diazepam, el analgésico sintético fentanilo y el paralítico llamado cisatracurio, equivalen a un castigo cruel e inusual en violación de los derechos constitucionales de su cliente.

Levenson señaló además que cualquier desafío al proceso de ejecución estipulado por el estado requiere que se presente una alternativa por parte de la defensa, razón por la que su cliente pensó en el fusilamiento, indicando que es el proceso más humano y causa una muerte más rápida.

Sus crímenes

Floyd, de 45 años y quien podría convertirse en la primera persona en ser ejecutada en Nevada en 15 años, fue condenado por los homicidios premeditados de cuatro personas en un supermercado de Las Vegas en junio de 1999, por herir de gravedad a una quinta persona y por abusar sexualmente de una mujer a la que tuvo de rehén en su apartamento horas antes de cometer los otros crímenes.

El hombre fue hallado culpable por un jurado del condenado de Clerk en Nevada y condenado por un juez a la pena de muerte. En marzo de 2002, la Corte Suprema de Nevada denegó una apelación a la sentencia inicial y confirmó que la pena no era excesiva.

L a Corte Suprema de Estados Unidos rechazó escuchar su caso el año pasado.


La defensa también adujo que la petición de Floyd no es en ningún momento una táctica dilatoria de la ejecución, solo que su cliente piensa que es un método menos doloroso.

Un proyecto de ley puede salvarlo de la ejecución


La Asamblea de Nevada aprobó el proyecto de Ley 395 el pasado 13 de abril. Esta propuesta busca prohibir la pena de muerte en el estado y que debe ser aprobado por el Senado estatal antes de convertirse en ley. Si esto ocurre, anularía las sentencias de muerte del estado para convertirse en sentencias de cadena perpetua sin libertad condicional.

En Nevada hay 72 hombres condenados a la pena capital que esperan su ejecución en pabellones de la muerte, según el Departamento de Correccionales del estado.

Cargando Video...
Familiares de víctimas protestan luego de que fiscal de Los Ángeles decidiera abolir la pena de muerte


.


Comparte

Más contenido de tu interés