null: nullpx
Asesinatos

Acusan de asesinato a una madre que recolectó dinero para su hija por una rara enfermedad que nunca tuvo

Kelly Renee Turner es acusada de inventar una historia sobre una rara dolencia intestinal de su hija de siete años para engañar a las autoridades y a cientos de personas con el fin de que donaran dinero para ayudarlas.
22 Oct 2019 – 1:25 PM EDT

Una mujer en Colorado fue acusada de asesinar a su hija de siete años, luego de que inventara que la pequeña padecía una enfermedad terminal. Con esa falsa historia defraudó a las autoridades y cientos de personas que donaron dinero para ayudarlas.

De acuerdo a los cargos presentados por la Oficina del Alguacil del Condado Douglas, Kelly Renee Turner fue detenida el viernes por la mañana en un hotel de Grendale y ahora enfrenta 13 cargos, incluido asesinato en primer grado, abuso infantil y fraude de caridad en relación con la muerte de su hija, Olivia Gant.

La historia de la pequeña se dio a conocer cuando su madre hizo pública una lista de deseos que la niña quería cumplir antes de morir, ya que supuestamente padecía una extraña enfermedad que le causaba insuficiencia intestinal.

La lista de deseos incluía colaborar con los bomberos y ser policía para detener a un delincuente. Olivia Gant murió el 20 de agosto de 2017. Sin embargo, al siguiente año comenzó una investigación en contra de Turner luego de que afirmara que su otra hija de 11 años padecía cáncer y un médico confirmara que ese diagnóstico era falso.

Este hecho levantó sospechas en contra de la mujer, por lo que se inició una investigación referente a la muerte de la pequeña Olivia. Ese mismo año, se realizó una autopsia al cuerpo de la menor y se determinó que existían 'faltantes de hallazgos anatómicos' para confirmar que los motivos de la muerte fueran los que la madre había asegurado.

A través de la página GoFundMe, Turner había logrado recaudar 22,270 dólares para su hija luego de argumentar que necesitaba ayuda para atender supuestos problemas de autismo, convulsiones, hidrocefalia y numerosos trastornos relacionados con su nacimiento.

Enfermedades inventadas

En la campaña de recaudación de fondos, titulada "Paz para la princesa Olivia", Turner señaló que su hija había sido diagnosticada con una enfermedad terminal llamada encefalomiopatía neurogastrointestinal, de la cual no existe cura.

La mujer de 41 años se encuentra arrestada sin fianza y permanece interna en el Centro de Detención del Condado Douglas.

Según la policía, Turner es sospechosa de haber causado la muerte de su hija y no los padecimientos que aseguraba tenía la menor. Asimismo, está acusada de defraudar al sistema Medicaid por más de 538,000 dólares y 11,264 dólares de la Fundación Make-A-Wish, así como de estafar a una funeraria y a un cementerio.

Durante la investigación, varios médicos que atendieron a la pequeña Olivia dijeron a las autoridades que la niña no tenía una enfermedad terminal y que no le diagnosticaron muchas de las afecciones médicas que la madre señalaba que su hija tenía. Sin embargo, confiaron en sus afirmaciones para realizar el historial médico de la menor.

De acuerdo con el sitio BuzzFeed, durante una entrevista con un detective en 2018, Turner negó haber inventado las condiciones médicas de sus hijos.

La mujer señaló que si tuviera algo que esconder no habría firmado los formularios de divulgación de registros médicos.

Sin embargo, después de un rato admitió haber inventado el diagnóstico de cáncer infantil de su otra hija, pero sostuvo que las condiciones médicas de Olivia eran reales.


Mira también:

Texas ocupa el tercer lugar entre los peores estados en velar por los derechos de las mujeres

Loading
Cargando galería


Publicidad