null: nullpx
Vota Conmigo

Todo lo que deben tener en cuenta los votantes con discapacidad

Los ciudadanos estadounidenses tienen derecho a votar, incluso aquellos que tengan una limitación cognitiva o física. Aunque cuentan con el amparo de la ley, todavía hay barreras para esta población en el proceso electoral, por eso clave que se informen y sepan cómo actuar si se presenta algún inconveniente.
6 Jun 2020 – 06:38 PM EDT
Reacciona
Comparte

Desde hace tres décadas, las personas con discapacidades cuentan con protección legal y cada vez tienen mayor participación en las elecciones: en 2008 votaron 14,7 millones, en 2012 fueron unos 15,6 millones y en 2016, 16 millones. Sin embargo, conocer sus derechos es importante para que sepan cómo actuar ante posibles situaciones irregulares pues, a pesar de tener la ley a su favor, aún pueden encontrar obstáculos a la hora de votar.

Los ciudadanos con discapacidad que votaron en 2016 representaron aproximadamente un sexto (16.67%) de los votantes elegibles, que eran en total eran 35.4 millones, según un estudio de la Universidad de Rutgers. Se estima que ese porcentaje que deja de ir a las urnas, en parte, lo hace por las limitaciones que existen a lo largo del proceso electoral.

Tras observar la accesibilidad en 178 lugares de votación durante las elecciones de 2016, la Oficina de Responsabilidad del Gobierno (GAO, en inglés) encontró que 60% tenía uno o más impedimentos potenciales para discapacitados. Asimismo, un informe que dio a conocer la Asociación Americana de Personas con Discapacidades indicó, entre otros datos, que en esas elecciones uno de cada diez votantes sintió que no se proporcionó privacidad al momento de votar y que, pese a la existencia de leyes que los amparan, gran parte de esta población continúa sin poder votar.

“Las barreras que enfrentan las personas con discapacidad cuando van a votar en las urnas son complicadas y pueden diferir según el votante y el lugar de votación”, explica a Univision Noticias Michelle Bishop, especialista en defensa de los derechos de los votantes de la Red Nacional de Derechos de los Discapacitados (NDRN, en inglés).

Una de las barreras más comunes, según Bishop, es la accesibilidad: que los votantes que usan sillas de ruedas se encuentren con lugares de votación que no tienen espacios de estacionamiento accesibles, que las puertas sean demasiado pesadas y no estén abiertas o que haya escaleras sin rampas. También puede pasar que un votante invidente no pueda usar una boleta de papel de forma independiente y que la máquina de votación accesible no se haya configurado y no funcione.

Se estima que para las elecciones de 2020 sean más de 35 millones los votantes elegibles con discapacidades y que no todos participen . Para aumentar la cifra de años anteriores, es necesario que esta población -así como sus familiares y cuidadores- esté bien informada, conozca sus derechos y sepa qué puede exigir. Buscando dar respuesta a las inquietudes más comunes, ofrecemos estos 10 datos.


Reacciona
Comparte
Publicidad