null: nullpx
Enfermedades

Investigadores se llevan sorpresa al detectar plomo en 20% de las muestras de comidas para bebés

El Fondo de Defensa Ambiental analizó datos de la Agencia de Drogas y Alimentos y encontró que la comida, y en particular la comida de bebé (como los jugos y las galletas), es una fuente considerable de plomo, un metal tóxico que puede traer graves secuelas para el organismo y afectar el desarrollo.
15 Jul 2017 – 11:03 AM EDT
Comparte

Los pediatras e investigadores de salud pública saben que tienen que estar atentos a la exposición al plomo por las virutas de pintura y el agua que sale del grifo contaminada. Pero un nuevo informe sugiere que los alimentos, en particular los que son para bebés, también pueden representar un problema.

En un análisis de datos federales de 11 años, el Environmental Defense Fund (EDF) encontró niveles detectables de plomo en 20% de 2,164 muestras de alimentos para bebés. El metal tóxico se encontró, sobre todo, en jugos de frutas como uva y manzana, vegetales de raíz como papas dulces (batatas) y zanahorias, y en galletas para bebés.

El foco principal del estudio fueron los alimentos para bebés por el daño que el plomo puede causar en el desarrollo del niño.

"El plomo puede tener una serie de efectos en los niños y es especialmente perjudicial durante los períodos críticos de desarrollo", afirma la doctora Aparna Bole, pediatra del University Hospitals Rainbow Babies and Children’s Hospital en Cleveland, quien no participó en el informe. "La carga más grande que, pensamos, puede ocurrir a menudo es neurocognitiva, incluso con niveles bajos de exposición al plomo".


El plomo puede causar problemas de atención y comportamiento, afectar el desarrollo cognitivo, el sistema cardiovascular y el sistema inmunológico, agrega Bole.

Las muestras estudiadas no fueron identificadas por marca, y se cree que los niveles de plomo son relativamente bajos. Sin embargo, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), el nivel de plomo detectado en la sangre de los niños no es seguro.

En un borrador de un informe publicado a principios de este año, la Agencia de Protección Ambiental (EPA) estima que más del 5% de los niños consumen una cantidad superior a 6 microgramos por día de plomo en su dieta, el nivel máximo de ingesta diaria establecido por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) en 1993.


Esto sorprendió a Tom Neltner, director de política de productos químicos del Environmental Defense Fund, quien ha pasado 20 años investigando y trabajando para reducir la exposición al plomo. En un análisis posterior al informe de la EPA concluyó que los alimentos son la principal fuente de exposición al plomo en dos tercios de los niños pequeños.

Esto estimuló a la organización a examinar los datos del Total Diet Study de la FDA para fuentes específicas de exposición en niños.

En el informe, publicado el jueves 15 de junio, Neltner encontró que las versiones para bebés de jugo de manzana, de uva y zanahorias tenían plomo detectable con más frecuencia que las versiones regulares. Los investigadores pudieron determinar con qué frecuencia se produjo la contaminación, pero no a qué niveles.

Según la FDA, el plomo se introduce en los alimentos a través del suelo contaminado, pero Neltner sospecha que el procesamiento también puede desempeñar un papel. "No puedo explicarlo más que suponiendo que los alimentos para bebés se procesan más", dice.

El informe del Environmental Defense Fund señala que se necesita más investigación sobre las fuentes de contaminación.


La FDA ha establecido una guía de niveles de 100 partes por billón (ppb) para dulces y frutos secos, y 50 ppb para jugos de frutas. El nivel permisible de plomo en el agua embotellada es de 5 ppb.

La preocupación por los jugos de frutas se disparó en 2012 cuando Consumer Reports encontró que 1 de cada 4 muestras de jugos de manzana y uva tenían niveles de plomo más altos que el límite de agua embotellada impuesto por la FDA de 5 ppb.

"La FDA continúa trabajando con la industria para limitar aún más la cantidad de plomo en los alimentos en la mayor medida factible, especialmente en alimentos que los niños consumen con frecuencia", indica una declaración de la agencia en respuesta al informe. "La agencia está en proceso de reevaluar los métodos analíticos que utiliza para determinar cuándo debe tomar medidas con respecto a los niveles de plomo en determinados alimentos, incluidos los que consumen bebés y niños pequeños".

Estándares actualizados

El Environmental Defense Fund no recomienda que los padres eviten ciertos alimentos o marcas, pero sí aconsejan que consulten a su pediatra sobre todos los medios de exposición al plomo.

"En muchas comunidades estadounidenses, la fuente más importante de exposición al plomo es la pintura y el suelo", aclara Bole. "Evitar todas las fuentes de exposición al envenenamiento por plomo es increíblemente importante, pero lo último que quiero es que un padre restrinja la dieta de su hijo o limite el consumo de grupos de alimentos saludables".


De todas formas, los pediatras recomiendan limitar o eliminar los jugos de frutas de las dietas de los niños, debido a motivos nutricionales. "Hay buenas razones para limitar el jugo, no solo debido a este informe en particular, sino por su alto contenido de azúcar", explica Bole.

En su criterio, los padres no deben evitar por completo los vegetales de raíz. "Los beneficios de esos alimentos nutritivos superan con mucho cualquier riesgo".

En respuesta a una solicitud de comentarios, la marca de alimentos infantiles Gerber aseguró que las muestras de sus alimentos para bebés y jugos "consistentemente están dentro de los niveles de las guías disponibles y cumplen con nuestros estrictos estándares". En efecto: las muestras de jugos Gerber estuvieron todas por debajo del estándar de EPA para el agua potable.

"Sabemos que los padres pueden estar preocupados por un informe reciente sobre el plomo en los alimentos y queremos asegurarles que los alimentos y los jugos de Gerber son seguros", dice el comunicado.

El informe del Environmental Defense Fund fue dirigido en última instancia a la industria alimentaria y a la FDA con la esperanza de obtener límites y estándares actualizados. Pero el plomo en la pintura y el agua potable no se deben dejar de lado, dijo Neltner. "Tienes que lidiar con este tema en múltiples frentes".

Esta historia fue producida por Kaiser Health News, un programa editorialmente independiente de la Kaiser Family Foundation.


El plomo: un veneno imperceptible pero muy peligroso, especialmente para los niños

Loading
Cargando galería
Comparte
Publicidad