null: nullpx
Enfermedades

El peligro de contagio con E. coli ya pasó: autoridades sanitarias aseguran que es seguro comer lechuga romana

Las autoridades sanitarias concluyeron que la lechuga contaminada con la bacteria que ocasionó la muerte de una persona y enfermó a otras 172 en 32 estados ya no está disponible para la venta.
18 May 2018 – 07:05 PM EDT
Comparte
La lechuga disponible ahora en los anaqueles y restaurantes no está asociada al brote de E. coli. Crédito: iStock

Si hasta ahora te estabas privando de comer ensalada césar debido al brote de lechuga romana infectada con E. coli que enfermó a 172 personas en 32 estados, e incluso ocasionó la muerte de una de ellas, puedes estar tranquilo. Autoridades federales concluyeron que el peligro ya pasó.

La lechuga romana que está a la venta ahora en los anaqueles no está vinculada a los lotes contaminados, aclararon los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.

El pasado mes de abril las autoridades sanitarias urgieron a los consumidores no consumir ningún tipo de lechuga romana cuyo origen desconocieran ya que habían rastreado una cosecha contaminada proveniente de la región de Yuma (Arizona). Pero la última vez que la lechuga fue sembrada allí fue el 16 de abril y su vida en los anaqueles es de tres semanas. El último reporte de infección ocurrió el 2 de mayo.

Este fue el peor brote de E. coli del que se tiene registro desde 2006 cuando uno vinculado a la espinaca enfermó a más de 270 personas.

Todavía no se conoce la fuente específica de contaminación de estos lotes de lechuga romana en Arizona y están investigando el agua, equipos de cosecha y otras posibles fuentes de contagio. “Hay muchas formas por las que esto ha podido ocurrir. No hay respuestas fáciles a esto”, dijo Stephen Ostroff, director de comidas y medicina veterinaria de la FDA, en declaraciones a The New York Times.

La E. coli vive en los intestinos de humanos y animales y puede contaminar las frutas y los vegetales cuando estos entran en contacto con las heces de animales con la infección. Luego la contaminación puede ocurrir en cualquier punto entre su recolección en el campo hasta su llegada a la mesa.

Los síntomas de la infección por E. coli incluyen diarrea, calambres abdominales severos y vómitos.

Los CDC estiman que las enfermedades de intoxicación alimentaria afectan a 47,8 millones de personas por año en EEUU. Unas 127 mil son hospitalizadas por este motivo y más de 3,000 mueren a consecuencia de ellas.

Loading
Cargando galería
Cargando Video...
Piden evitar consumir lechuga romana debido a E. coli
Comparte

Más contenido de tu interés