null: nullpx
Elecciones

La campaña de Donald Trump fracasa en su intento por anular la extensión de votaciones en Nevada

Una jueza desestimó la demanda presentada por el equipo de Trump por presuntas irregularidades en el proceso de votación temprana en el condado de Clark, donde el 30% de la población es latina.
8 Nov 2016 – 4:58 PM EST

La jueza Gloria Sturman del condado de Clark, Nevada, rechazó este martes la demanda del equipo legal de Donald Trump que cuestionaba el proceso electoral por supuestas irregularidades que habrían favorecido a la candidata demócrata Hillary Clinton.

La razón que motivó el enojo de los republicanos se debió a la extensión del horario de las urnas el pasado viernes ubicadas en el supermercado Cardenas en el este de Las Vegas, un puesto de votantes con alta concentración latina. Pese al fallo, el equipo de campaña de Trump aseguró que apelará ante la Suprema Corte del estado.

El presidente del Partido Republicano en Nevada, Michael McDonald, quien ya se había quejado sobre el hecho en el rally del magnate que tuvo lugar en Reno el sábado pasado, presentó la demanda este martes ante la corte estatal del estado, alegando anomalías. Sturman dijo que no habían tales.


El viernes, cuando fue el ultimo día de la jornada de voto anticipado, los funcionarios electorales decidieron que las largas filas ameritaban que el cierre de urnas fuera a las 10 pm y no a las 7 pm como estaba previsto. Familias en su mayoría latinas, se volcaron a este centro de votación hasta altas horas de la noche, lo que le pareció sospechoso a la campaña del magnate sugiriendo que el condado quería favorecer a la candidata Hillary Clinton.

Dan Kulin, portavoz del condado de Clark, reiteró que no ocurrió nada inapropiado. Bajo la ley de Nevada, los votantes tienen el derecho a tener acceso a las urnas siempre y cuando hayan estado en línea en el momento en que el cierre de las urnas estaba programado. Esto es una legislación estándar para la mayoría de los estados.

"No pasó nada que no debía suceder", dijo Kulin. "A los votantes que estaban en línea a la hora de cierre programada, se les permitió votar".

“La demanda nos pedía preservar los records de votación, y eso ya lo hacemos por ley”, agregó Kulin en un comunicado.

La campaña de Trump sostiene lo contrario: que los votantes llegaron después de la hora del cierre por lo que habría una violación de la ley.
En la demanda firmada por el abogado Brian Hardy, pedían confiscar las boletas y los récords de cuatro sitios de votación temprana, a lo que la jueza se negó.


Más contenido de tu interés