null: nullpx
Donald Trump

Ante la fallida estrategia en las cortes, Trump recurre a presiones directas para intentar revertir su derrota electoral

Su estrategia para tratar de revertir el resultado está basada en acusaciones de fraudes masivos que no sucedieron, infructuosas demandas en cortes y presiones a funcionarios en estados claves en los que perdió.
Publicado 5 Dic 2020 – 06:25 PM EST | Actualizado 8 Dic 2020 – 08:45 AM EST
Comparte
Cargando Video...

El presidente Donald Trump perdió las elecciones del 3 de noviembre frente a su adversario, el presidente electo Joe Biden. Pero más de un mes después de las elecciones, el republicano sigue sin reconocer la derrota y ha orquestado una estrategia que no sorprende porque durante la campaña había anticipado que pondría en práctica: llevar los resultados de los conteos de estados claves a las cortes, con la esperanza de conseguir algún fallo favorable.

Pero lo que ha resultado un poco más inesperado para muchos es que, tras la fallida estrategia de más de 40 demandas sin éxito para revertir la elección, el presidente Trump comenzara a presionar a funcionarios estatales para tratar de que no certifiquen los resultados a favor de su adversario, Biden.

Reportes confirmaron que Trump intentó presionar o pedir que lo ayuden a dar vuelta los resultados al menos en tres estados: Pennsylvania, Georgia y Michigan.

Este lunes 7 de diciembre, medios informaron que Trump llamó al presidente de la Cámara de Representantes de Pennsylvania, Bryan Cutler, dos veces durante la semana pasada para pedirle ayuda para revertir su derrota, reportó The Washington Post.

Anteriormente, Trump se reunió con funcionarios republicanos de Michigan y el sábado presionó al gobernador republicano de Georgia, Brian Kemp. El periódico informó que Trump llamó en la mañana del sábado al gobernador de Georgia, Brian Kemp, para pedirle que convenciera a la legislatura estatal de que anule la victoria de Biden en el estado. También le pidió que exigiera una auditoría de las firmas en las boletas por correo, algo que no puede hacer.

Mientras la campaña de presión y la de pelea legal continúa en varios estados claves - ABC News contó al menos 46 demandas de Trump para revertir la elección o descontar votos en condados de mayoría demócratas-, los argumentos en casi todas son los mismos: supuestos fraudes y testigos poco sólidos que aseguran haber visto 'cosas'.


Los casos se han ido cayendo uno a uno en las cortes, y en muchas de las cuales, los jueces que desecharon las demandas son republicanos e incluso nominados por el propio Trump. El presidente reclama fraudes no demostrados en estados en los que perdió y que definieron la elección en favor de Biden, algo de lo que el propio fiscal general William Barr, un aliado del presidente, dijo no tener constancia ni pruebas.

Otro recurso, el de las teorías de la conspiración, también se entremezcló en los esfuerzos por revertir el resultado electoral. Ese fue el caso de la abogada Sidney Powell, que dio argumentos que vinculaban al fallecido presidente venezolano Hugo Chávez en un inexplicado plan para alterar las elecciones, defensora que el propio equipo legal de Trump que lidera Rudy Giuliani luego descartó.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés