null: nullpx
Joe Biden

6 claves que explican la 'objeción' de Ted Cruz de reconocer la victoria de Joe Biden y qué puede pasar

Basándose en denuncias de fraudes hechas por la campaña perdedora y que no han prosperado en ninguna corte, el senador por Texas y otros republicanos planean objetar la victoria de Joe Biden en el conteo de votos del 6 de enero. ¿Qué significa esto?
3 Ene 2021 – 11:37 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

El próximo miércoles 6 de enero, la jornada en el Congreso debía ser una formalidad: una sesión conjunta de ambas cámaras en la que se cuentan los resultados electorales certificados por cada estado para formalizar y reconocer el resultado del Colegio Electoral y al presidente electo, que en este caso es el demócrata Joe Biden.

Pero en estas elecciones, lejos de ser un proceso fluido, se espera que ese simple conteo lleve mucho más tiempo, luego de que un grupo de senadores republicanos encabezados por Ted Cuz (de Texas) dijera que objetarán el resultado, en lo que parece una última acción para alinearse con el presidente saliente, Donald Trump. En otra moción aparte, Josh Hawley (senador republicano de Missouri) dijo que objetaría por temores a la integridad electoral.

Claro que estas elecciones han sido atípicas desde el momento en que Trump continúa afirmando falsamente que él ganó el pasado 3 de noviembre. En estos dos meses, los estados han contado sus votos, y en casos como el de Georgia hasta recontado dos veces, siempre dándole a Biden la victoria. Al final, a mediados de diciembre, el Colegio Electoral dio formalmente los 306 votos electorales al demócrata contra 232 que obtuvo Trump, con lo que la elección terminó oficialmente.

No obstante, el republicano trata de deslegitimar el proceso hablando de fraudes que no han ocurrido. Ha tratando de revertir el resultado presentando demandas que fueron descartadas una tras otra por falta de pruebas o sustento legal en cortes estatales, federales y hasta la Corte Suprema. Y hasta propio Departamento de Justicia manejado por el aliado de Trump, William Barr, dijo que no habían pruebas de un fraude masivo.

Entonces, en este punto, ¿qué significa esa objeción de Cruz y otros aliados de Trump? y ¿qué se espera que pase el 6 de enero en el Congreso? Aquí, las claves:

¿Qué se espera el 6 de enero?

Se trata de una jornada que esta prevista que comience hacia mediodía con las reuniones de las respectivas cámaras. Aproxidamente una hora después representantes y senadores se reunirán en sesión conjunta presidida por el vicepresidente, Mike Pence, en su rol de presidente del Senado.

En ella se reciben y se abren los resultados electorales que ya fueron certificados por cada uno de los 50 estados y el Distrito de Columbia para ser contados y leídos oficialmente por el Congreso. Habrá personas designadas por ambas cámaras que verificarán los resultados.

En condiciones normales, ese conteo no toma más de dos horas, porque en realidad se trata de una formalidad, pero como en este caso se esperan objeciones, el proceso podría ser largo.

Hay que aclarar que el Congreso en esta sesión simplemente está verificando la decisión ya anunciada por el Colegio Electoral (que es el órgano que elige al presidente, según el sistema de voto en segundo grado que rige en EEUU) y no tiene potestad para cambiar el resultado.

¿Objeción a qué? El caso del 'equipo Cruz'

Este sábado 2 de enero, un grupo de 11 senadores y senadores electos del Partido Republicano encabezados por Cruz dijeron que objetarían el resultado porque hay "acusaciones sin precedentes de fraude electoral... y otras irregularidades en la votación".

Cruz y su grupo de republicanos no aclara que las acusaciones de supuestos fraudes hechas por la campaña perdedora, ya fueron desdeñadas por cortes de todo el país.


En la declaración conjunta, los republicanos pidieron una auditoría de 10 días de los resultados de las elecciones en "estados en disputa" y dijeron que votarían para rechazar a los electores de esos estados.

Este grupo de senadores cita un precedente de 1877, cuando se formó un comité bipartidista para investigar victorias en tres estados que fueron reclamadas por dos partes.

La iniciativa fue inmediatamente rechazada por varios senadores republicanos y demócratas que califican esta acción sin precedentes como una amenaza a la integridad democrática del país y de las instituciones.

¿Cómo funciona la objeción?

Técnicamente, cualquier legislador puede cuestionar el resultado de los votos del Colegio Electoral en un estado, pero para que la medida avance debe haber al menos un miembro de la Cámara Baja y uno del Senado que acuerden y llevar la moción a discusión.

En este caso, se cumpliría esa regla ya que además de esos senadores, en la Cámara Baja, el representante republicano de Alabama, Mo Brooks, y de Georgia Jody Hice, son algunos de los que dijeron que desafiarían los resultados.

Así, una vez presentada por escrito la objeción, hay dos horas para debatir cada desafío que luego se vota por separado en Cámara Baja y el Senado.

Al final votan sobre si es procedente o no la objeción. Pero para que el desafío tenga efectividad y fuerce a algún cambio ambas cámaras deben estar de acuerdo para que prospere. Eso parece estar lejos de suceder en este caso.

¿Puede esto 'cambiar' el resultado de la elección?

No se espera que suceda nada con esta acción. De hecho, el mismo grupo de republicanos que dijo que objetará dicen que no esperan tener éxito: "No somos ingenuos. Esperamos que la mayoría, si no todos los demócratas, y quizás más de unos pocos republicanos, voten de otra manera", indican en el comunicado que difundieron la tarde del sábado.


Además, para que el conteo de votos electorales sean rechazados tiene que haber mayoría simple en ambas cámaras que apoyen tal reclamo: varios republicanos del Senado ya dijeron que no van a cuestionar el resultado, y los demócratas controlan la Cámara de Representantes, por lo que es impensable que vayan a tomar una medida en contra de Biden.

El único efecto que tendrá la maniobra del grupo de Cruz es alargar por varias horas una sesión protocolar que suele resolverse rápidamente.

Pero el impacto más duradero y grave será el de seguir alimentando las descabelladas teorías del fraude contra Biden y potencialmente deslegitimar ante los ojos de buena parte de los votantes (lo de Trump, al menos) el resultado electoral.

Y entonces, ¿para qué objetan?

Diversos análisis señalan que estas objeciones no son más que una 'maniobra' para congraciarse con el presidente Trump, quien ha mostrado ejercer una poderosa influencia dentro del Partido Republicano, pese a que esté de salida de la Casa Blanca.

Hay quienes señalan que tanto Trump como este grupo de republicanos también intentan deslegitimar al presidente entrante, dejar un 'recuerdo' de que Biden supuestamente no ganó una elección limpia, pese a que en los siglos de historia de democracia estadounidense los fraudes han sido a niveles ínfimos o inexistentes.

La iniciativa de ese puñado de senadores republicanos parece mostrar una grieta en el Partido Republicano porque le han dado la espalda al líder McConnell, quien luego de que se certificara el resultado del Colegio Electoral reconoció a Biden en el pleno del Senado y luego pidio a sus colegas desistir de estas jugadas y aceptar de una vez al demócrata como el mandatario electo el 3 de noviembre.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés