publicidad
José Antonio Vargas da un discurso frente a la Corte Suprema en Washington.

José Antonio Vargas pide a Melania Trump que comparta su historia migratoria

José Antonio Vargas pide a Melania Trump que comparta su historia migratoria

El líder inmigrante pidió detalles a la esposa de Donald Trump, quien podría convertirse en la segunda primera dama estadounidense nacida en el extranjero.

José Antonio Vargas da un discurso frente a la Corte Suprema en Washington.
José Antonio Vargas da un discurso frente a la Corte Suprema en Washington.

El activista indocumentado José Antonio Vargas instó este viernes a Melania Trump a compartir todos los detalles sobre su historia migratoria, luego de que surgieran dudas esta semana sobre el estatus migratorio que tenía la posible primera dama cuando comenzó a trabajar en Estados Unidos hace dos décadas.

"Nuestro sistema de inmigración, como bien sabes, es más complejo de lo que presentan los medios de noticias", escribió Vargas en una carta abierta en la plataforma Medium. "La línea entre 'ilegal' y 'legal' es menos un asunto de fronteras y muros, y más de papeleo, limitaciones del gobierno, ganar una lotería (literalmente), circunstancias que cambian, y todo tipo de privilegio, en especial racial y socioeconómico".

publicidad

El fundador del grupo proinmigrante Define American quiere que la esposa de Donald Trump comparta más información sobre el camino que tomó para convertirse en ciudadana estadounidense. "Como puede que sepas o no, ese camino no existe para todos nosotros", escribió Vargas.

Nacida en Eslovenia y naturalizada en Estados Unidos en 2006, Melania es la tercera esposa del candidato republicano, quien ha convertido su oposición a la inmigración ilegal en un pilar de su campaña presidencial. Trump ha prometido deportar a los inmigrantes indocumentados de Estados Unidos y asegura que levantaría un muro en la frontera de Estados Unidos con México que pagarían los mismos mexicanos.

Melania Trump, quien ha dicho que llegó a Estados Unidos en 1996 bajo el patrocinio de un empresario italiano, se defendió esta semana de dudas sobre su historia migratoria tras la publicación de fotografías desnudas suyas que fueron tomadas en Nueva York.

Aunque todavía no se conocen los documentos de su entrada al país, el empresario Paolo Zampolli aseguró a Univision Investiga que patrocinó su visa H-1B. Sin embargo, ella ha explicado que salía de EEUU cada pocos meses para cumplir con las leyes migratorias, lo que no coincidiría con ese tipo de visado pues con la visa H-1B -que Melania tendría en ese entonces-, se puede trabajar legalmente en el país durante tres años (sin necesidad de salir para renovarla).

La exmodelo usó Twitter para defenderse este jueves, publicando un mensaje en el que se lee: "En todo momento he cumplido con las leyes de inmigración de este país".

Una primera dama nacida en Eslovenia

En su carta abierta, Vargas hizo hincapié en el hecho de que, si Trump gana las elecciones en noviembre, Melania se convertiría en la segunda primera dama estadounidense nacida fuera del país.

"Desde Louisa Adams, ninguna primera dama ha nacido en el extranjero", le escribió Vargas. "Tú estás en una posición de poder extraordinaria para ayudar a hacer a Estados Unidos incluso mejor de lo que es. Puedes crear cambio que solidifique el compromiso de este país de darle bienvenida a inmigrantes de todas partes del mundo, ofreciéndole la oportunidad de alcanzar su propio sueño americano", apuntó.

Relacionado
Melania Trump, en un centro de votación en 2006 Nueva York.
Las fotos de Melania Trump desnuda levantan sospechas sobre si violó las leyes migratorias de EEUU
Las imágenes de la entonces modelo fueron tomadas en 1995. Melania ha dicho que llegó a Estados Unidos en 1996 bajo el patrocinio de un empresario italiano. Abogados de inmigración señalan que una visa de trabajo no requeriría las renovaciones que ella declaró que debía hacer.

En una entrevista en enero, la exmodelo aseguró que siguió todos los pasos legales para migrar al país y perseguir su sueño de ser modelo.

"Vine acá por mi carrera y me fue tan bien que decidí mudarme", dijo a Harper's Bazaar. "Nunca me pasó por la mente quedarme aquí sin papeles. Uno sigue las reglas. Uno sigue la ley. Cada pocos meses uno necesita viajar a Europa y que le estampen la visa".

Lea también:


publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad