null: nullpx
Elecciones 2016

Trump tiene escaso margen para reparar su dañada imagen entre los latinos

En el sondeo que confirma la impopularidad del republicanos entre los hispanos, solo un 6% de hispanos dijo estar indeciso, un porcentaje extraordinariamente alto cuatro meses antes de la elección presidencial.
14 Jul 2016 – 10:53 AM EDT

Donald Trump recibe dos noticias muy malas en la encuesta que Univision publica este jueves: una confirma que los hispanos siguen sin quererle, pero otra aún peor revela que un número altísimo ya ha decidido no votar por él.

Solo un 6% de los encuestados dijo seguir indeciso, una cifra más común en sondeos realizados en septiembre u octubre y no cuatro meses antes de la cita con las urnas. Un 65% de los sondeados dijo que es muy improbable que cambie su opción de voto entre ahora y noviembre o que no hay posibilidad de ello, frente a un 21% que dijo que es muy probable o algo probable.

Estos datos dejan al virtual nominado republicano con poca capacidad de maniobra para mejorar su paupérrimo 19% de apoyo entre hispanos, un respaldo tan bajo que según la mayoría de analistas le aboca a una derrota inevitable contra la demócrata Hillary Clinton en la elección presidencial del 8 de noviembre.

El problema para Trump radica en que los latinos tienen formada una imagen muy negativa de él que parece inmodificable. Casi tres de cada cuatro latinos encuestados opina que es un racista, según la encuesta bipartidista realizada por la firma demócrata Bendixen & Amandi y la firma republicana The Tarrance Group. Mientras que el 69 % dice tener una opinión favorable de la aspirante demócrata, más de tres cuartas partes, el 77 %, aseguran tener una opinión desfavorable de Trump.

¿Cuál es su opinión sobre Donald Trump?

Los votantes hispanos tienen una opinión abrumadoramente desfavorable de Trump.

Desfavorable

77%

Favorable

No sabe /

no contesta

20%

3%

Un sólido 69% tiene opinión favorable de Clinton.

¿Cuál es su opinión sobre Donald Trump?

Desfavorable

Favorable

77%

20%

No sabe /

no contesta

3%

Los votantes hispanos tienen una opinión abrumadoramente desfavorable de Trump.

Un sólido 69% tiene opinión favorable de Clinton.


El republicano tiene problemas Incluso entre los hispanos registrados como republicanos. Un 38% dice que está indeciso o que votará por otros candidatos (13% de ellos por Clinton).

¿Irreparable?

El porcentaje de voto hispano ganado por Trump es uno de los más bajos de las elecciones presidenciales recientes. Cuando el republicano George W. Bush ganó en 2000, obtuvo un 35% del voto latino; en 2004, mejoró hasta conseguir un 44%, pero desde entonces la popularidad de los candidatos republicanos entre la comunidad ha ido en declive.

En 2008, el senador John McCain perdió la elección contra Barack Obama en parte por su escasa popularidad entre los latinos. Solo un 31% de los que fueron a las urnas le apoyó. En 2012, el exgobernador de Massachusetts Mitt Romney solo consiguió un 27%, severamente dañado por la recomendación de autodeportación que le hizo a los indocumentados durante las primarias.

Si las elecciones para presidente fueran hoy, ¿por quién votaría?

Hillary Clinton

67%

Clinton aventaja ampliamente a Trump entre los votantes hispanos.

Donald Trump

19%

Gary Johnson

4%

Jill Stein

2%

Trump está muy por debajo del porcentaje del voto latino que necesita (más del 40 %) para ganar en noviembre.

Si las elecciones para presidente fueran hoy, ¿por quién votaría?

67%

19%

4%

2%

Hillary Clinton

Donald Trump

Gary Johnson

Jill Stein

Trump está muy por debajo del porcentaje del voto latino que necesita (más del 40 %) para ganar en noviembre.

Clinton aventaja ampliamente a Trump entre los votantes hispanos.


Si acaso Trump tiene previsto reconciliarse con los hispanos, el precedente de Romney no le sirve de buen augurio. Al exgobernador no le sirvió mostrar un tono más amable en la fase de elección general para reparar su imagen entre los latinos.

Trump, quien ha hecho de sus ataques a los indocumentados una de las señas de identidad de su campaña, no parece estar dispuesto a rectificar o hacer algún tipo de desagravio. No ha pedido perdón, no ha variado sus propuestas, no habla con los medios en español y ni siquiera tiene un portavoz para medios hispanos. Su gesto más memorable, el tuit con la foto de un taco bowl que estaba dispuesto a comerse el Cinco de Mayo, desató una avalancha de críticas de quienes lo consideraban condescendiente. "¡Amo a los hispanos!", escribió el candidato en ese tuit.


Por eso analistas creen que la única opción de Trump para ganar esta elección pasa por aumentar aún más su apoyo entre su grupo más fiel, los hombres de raza blanca, y esperar que su nivel de participación alcance niveles de récord.


El inconveniente de esa estrategia es que el cambio demográfico de las últimas décadas ha reducido el peso de ese grupo.

En 1980, Ronald Reagan arrasó con el apoyo del 63% de los hombres blancos, pero 32 años más tarde, un porcentaje de respaldo similar, 62%, no le sirvió a Romney para vencer a Obama.

Si a última hora Trump decide dialogar con la comunidad, tendrá que realizar un gran esfuerzo para mejorar la percepción ya arraigada en la mente de los votantes durante una primaria inusual.

"Normalmente a estas alturas vemos porcentajes de 15 o 20% de indecisos, tanto entre hispanos como entre el resto de votantes", le dijo a Univision Anthony Williams, analista de Bendixen & Amandi, "solo los más fanáticos prestan atención durante las primarias y ahora es cuando normalmente sintonizan".

Pero Trump no ha pasado desapercibido para casi nadie y será muy difícil que los latinos olviden declaraciones y propuestas que consideran ofensivas.

"Ningún hispano va a escuchar las propuestas de Trump si de entrada lo percibe como un racista", advierte Anthony Williams, analista de Bendixen & Amandi.

Hasta ahora en esta campaña, Trump no ha conseguido ninguna mejora entre los latinos. En las tres encuestas de voto hispano hechas por Bendixen & Amandi durante la campaña, la intención de voto se mantiene plana. En julio del año pasado obtuvo un 16%, en febrero de este año un 18% y en esta última un 19%, un ligero incremento que se mantiene dentro del margen de error de más/menos 3%.

Aunque encuestas nacionales recientes han mostrado un mayor apoyo entre la comunidad (33% en una de Quinnipiac de hace dos semanas), éstas extraen la preferencia latina de una pequeña muestra. La encuesta de Univision tiene más precisión al ser hecha exclusivamente entre latinos.

Trump tiene otra posibilidad para ganar votantes latinos, añade Williams: concentrar sus esfuerzos en grupos determinados de hispanos que podrían entregarle la llave de los estados péndulo. El ejemplo más claro es el de los cubanoamericanos de Florida, que históricamente han mostrado más simpatías por los candidatos republicanos. Pero incluso con ellos surgen dudas sobre su apoyo a Trump a la vista del bajo respaldo que recibe el candidato entre los hispanos republicanos.

La encuesta de Univision tiene un margen de error de más/menos 3%; fue realizada entre el 1 y el 10 de julio y fueron entrevistados 1,000 hispanos de todo el país registrados para votar.

Lea también:


Más contenido de tu interés