null: nullpx
Elecciones 2016

Clinton le habla a los votantes de Trump: "Entiendo la frustración de muchos estadounidenses abandonados por la economía"

En una entrevista concedida a Fox News, la candidata demócrata habló sobre los temas que más han empañado su campaña y sobre por qué cree que el discurso inflamatorio de Donald Trump, le atrae votantes a su contendor.
1 Ago 2016 – 02:59 PM EDT
Comparte
El Senador Tim Kaine y la ex secretaria de Estado Hillary Clinton en su recorrido de campaña en Ashland, Ohio, el 31 de julio de 2016. La fórmula demócrata a la presidencia, realiza una gira en autobús de tres días a través de Pennsylvania y Ohio.

A 99 días de las elecciones generales, y en medio del tour que comenzó por Pennsylvania y Ohio, el llamado corazón de acero de EEUU, Hillary Clinton concedió su primera entrevista como la candidata oficial del Partido Demócrata.

Clinton respondió a Chris Wallace del programa "Fox News Sunday" sobre las más serias acusaciones que han rondado su campaña, como el uso de un servidor privado cuando era secretaria de Estado y el ataque terrorista al consulado de Bengasi en Libia en 2012, en el que murieron cuatro estadounidenses. Pero sobre todo, aprovechó para hablarle a esos votantes republicanos que parecen ser la base de su contendor Donald Trump, para llegar a la presidencia.

"Demasiados estadounidenses sienten como si hubieran sido excluidos y abandonados por nuestra economía, por nuestro gobierno. Yo entiendo su frustración y francamente incluso el miedo que algunas personas sienten de que no esté funcionando para ellos, y que estén en busca de respuestas", dijo Clinton al ser preguntada sobre por qué los números sobre intención de voto están tan cerca entre los dos candidatos.

"Creo que el tipo de respuestas inflamatorias que Trump ha proporcionado, el culpar a alguien, el culpar a los inmigrantes, culpar a los musulmanes, culpar a las mujeres, culpar a alguien es atractivo en primera instancia para las personas que están en busca de respuestas... pero él hasta ahora no ha ofrecido nada para ayudar a la gente," continuó.

Clinton aseguró que su campaña ha elaborado una agenda que permitirá aumentar los puestos de trabajos y los salarios, y "hacer crecer nuestra economía y hacerla más justa, lo que va a apelar a la mayoría de los estadounidenses".

La flamante nominada demócrata también quiso despejar dudas sobre su posición frente a la Segunda Enmienda de la Constitución, haciendo énfasis en que no quiere abolir el derecho de los estadounidenses a portar armas sino que el "Congreso de un paso adelante y haga su trabajo".

"Quiero salir del horrible ciclo en que estamos, en el que vamos y lamentamos decenas, cientos, miles de personas muertas por la violencia armada...El lobby de las armas intimida a los funcionarios elegidos. La gran mayoría de los estadounidenses, incluyendo los propietarios de armas, apoyan el tipo de reformas de sentido común que estoy proponiendo".

"Una reforma migratoria es buena para la economía"

La candidata demócrata también insistió en que de ser elegida, buscará una reforma migratoria que abra un camino a la ciudadanía ya que ésta "no sólo es buena para las personas que viven bajo la sombra de la deportación, sino que es buena para la economía".

Cuestionada por Wallace sobre si hará el uso de acciones ejecutivas para pasar la reforma en caso de que el Congreso no la apruebe, Clinton dijo que el presidente tiene la facultad discrecional de determinar sus prioridades en temas como la deportación y que la suya es " deportar criminales violentos tan rápido como podamos. Deportar a cualquiera que creamos tiene el mínimo vínculo con el terrorismo. Pero no se puede ir por ahí deteniendo a las madres y padres trabajadores, sacándolos de las fábricas o los hoteles o los hogares en los que están trabajando, para que desaparezcan y dejen a sus hijos solos. Eso no tiene ningún sentido para mí".

"Son preocupantes los elogios de Trump a Putin"

Preguntada sobre si cree que Rusia está detrás de la filtración de correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata, hecho que le costó la renuncia a su presidenta Debbie Wasserman Shultz, aseguró que por la información que tiene del FBI, "sabemos que los servicios de inteligencia rusos, que forma parte del gobierno ruso que se encuentra bajo el firme control de Vladimir Putin, hackearon el DNC".

La candidata criticó a Trump por sus elogios a Putin y calificó como muy preocupante su apoyo al líder ruso "ya sea diciendo que la OTAN no vendría al rescate de los aliados si fueron invadidos, o hablando de la eliminación de sanciones a oficiales rusos después que éstas fueran impuestas en conjunto por Estados Unidos y Europa debido a la agresividad de Rusia en Crimea y Ucrania".

"No vamos a tolerar que Rusia influya en nuestras democracia... Y para Trump que al mismo tiempo fomenta y alaba a Putin, en lo que parece ser un esfuerzo deliberado para tratar de afectar a la elección, creo que plantea cuestiones de seguridad nacional", aseguró la candidata demócrata en referencia a la invitación que Trump le hizo al gobierno ruso para hackear las cuentas de email del partido demócrata.

"Sí he llamado a Bengasi ataque terrorista"

"Yo no tengo ningún resentimiento contra alguien que en dado momento no puede recordar plenamente todo lo que se dijo o no se dijo", respondió Clinton a la pregunta de Wallace sobre qué pensaba de los comentarios de Patricia Smith, la madre de uno de los muertos en Bengasi, Sean Smith, quien durante la Convención Republicana culpó a la candidata demócrata "personalmente por la muerte de mi hijo". Smith se refirió a que la ex secretaria de Estado no quiso culpar al terrorismo islámico por los hechos.

"Entiendo el dolor y la increíble sensación de pérdida que puede motivar eso", dijo Clinton. "Como otros miembros de las familias que perdieron seres queridos han dicho, eso no es lo que escucharon."

Presionada por Wallace sobre su negativa a llamar al incidente un "ataque terrorista", Clinton se defendió diciendo que sí lo había hecho y que si se revisaban todas sus declaraciones ante el Comité del Congreso, era notable "la confusión en las mentes de algunos, y la explotación de esa confusión en beneficio de otros."

Clinton reiteró que el uso del correo electrónico privado fue "un error" y que "ciertamente jamás lo haría de nuevo." Aseguró que ella se toma los asuntos clasificados "muy en serio" y que "tenía todas las razones para confiar en los juicios de los profesionales con los que he trabajado".

Lea también:

Comparte

Más contenido de tu interés