null: nullpx
Logo image
Nuestros Maestros

"Lideramos con el ejemplo”: la directora de una exitosa escuela bilingüe sobre los retos de ser una líder latina en la educación

Daniela Anello es la directora de DC Bilingual, una escuela chárter en la capital del país, donde alrededor de 80% de los estudiantes viven en la pobreza. Anello nos habla de la importante labor de los líderes educativos latinos en la comunidad y de cómo su escuela se esfuerza no solo por enseñar, sino también por formar ciudadanos con conciencia.
20 Nov 2017 – 06:41 PM EST
Comparte
Default image alt
"Trabajo duro todos los días porque siento una conexión increíblemente fuerte con todos los estudiantes y familias". Crédito: Michael Kepka

Como parte de nuestra campaña Nuestros Maestros en conjunto con Pearson, te traemos esta serie de entrevistas con maestros hispanos que han sido nominados por su comunidad como agentes de cambio en la vida de sus estudiantes y quienes los rodean.

En DC Bilingual School, cada minuto del día está planeado y todo se hace intencionalmente. Los estudiantes participan en actividades que los ayudan a conectarse con el mundo exterior, como aprender de dónde viene la comida. También se involucran en programas de deportes, música, arte, danza y jardinería. Además hay talleres para los padres, talleres de DACA, y de inglés y de cocina. Para Daniela Anello, la directora de esta escuela que se desempeña en el top 5% de las escuelas chárter de Washington DC, los padres le recuerdan a su propia familia.

Anello nació en Chile y a los 4 años se mudó con sus padres y su hermana mayor a Astoria, Queens, en Nueva York, donde asistió a la escuela primaria. Su padre trabajaba en construcción y restaurantes. Cuando su visa expiró cinco años después, la familia tuvo que mudarse de vuelta a Chile. A los 9 años, Anello tuvo de nuevo la oportunidad de reconectar con sus raíces latinas. Hoy, ella actúa como un puente entre las familias latinas y sus estudiantes. Este fue su trayecto.

-¿Cuándo y por qué decidiste convertirte en maestra?

Siempre he amado a las personas y me apasiona entender cómo funciona la mente de cada una. Mientras estudiaba en la secundaria pasé mucho tiempo con niños, trabajé como niñera para muchas familias maravillosas en los vecindarios cercanos a mí. ¡Incluso me tuvieron la confianza de pasar largos períodos de tiempo con sus hijos cuando los padres tenían que salir de viaje, y me encantó!


Me fascinaba conocer a los niños a través del juego y la conversación. Primero pensé que sería más feliz convirtiéndome en una psicóloga. Sin embargo, después de algunas clases de psicología muy teóricas en la universidad, me di cuenta de que mi personalidad sería más adecuada para algunas experiencias de aprendizaje práctico y la carrera de educación me proporcionaba eso.

-¿Cómo fue tu camino para convertirte en maestra? ¿Optaste por la ruta tradicional?

Asistí a la Universidad del Estado de New York (SUNY) en Geneseo y fue un gran placer ser aceptada en la Escuela de Educación Ella Cline Shear, donde recibí un doble título de Educación Especial y General enfocado en la Escuela Primaria. Esta experiencia educativa fue increíble y me preparó para afrontar los desafíos de ser una buena educadora en un ambiente urbano.

-En tu experiencia, ¿cuál ha sido el aspecto más gratificante de la profesión educativa?

El aspecto más gratificante como educadora es tener un impacto directo e inmediato en las vidas de cientos de niños y familias. Como latina de primera generación, me pareció más importante posicionarme en un ambiente escolar donde mi misión se alineara con la de la escuela.


Trabajo duro todos los días porque siento una conexión increíblemente fuerte con todos los estudiantes y familias, ya que me recuerdan quién soy y de dónde vengo. Cualquier experiencia positiva que un niño pueda experimentar los ayudará a convertirse en una persona más exitosa en la vida, por lo que los educadores tienen una enorme responsabilidad.

-¿Por qué crees que es importante tener maestros latinos, como tú, en el aula?

Es importante que nuestros estudiantes vean a sus educadores y líderes escolares como alguien con quien puedan identificarse y confiar para ayudarlos a tener éxito. Necesito que mis alumnos (todos los 440 de ellos) imaginen que ellos también pueden alcanzar sus sueños en la vida si trabajan arduamente, creen en sí mismos y toman las mejores decisiones. Nuestro trabajo como educadores es apoyarlos en el diseño de los valores que llevarán consigo durante el resto de sus vidas.

-¿Qué has aprendido de ser maestra? ¿Qué has aprendido de tus alumnos?

Recientemente aprendí que como educadores no sólo somos responsables de garantizar que nuestros hijos puedan leer y escribir, sino que también entiendan lo que significa ser un ciudadano responsable, que tenga una serie de valores y que esté dispuesto a defenderlos. He aprendido que esto se enseña mejor cuando lideramos con el ejemplo. Esto significa que debo mostrarles a los estudiantes cómo luce un ciudadano responsable, que es consciente, pone atención y acepta responsabilidades. Nosotros incluimos esto en todo lo que hacemos en la escuela.

-¿Hubo una persona específica que te inspiró a convertirte en maestra?

Sí, mi abuela. Ella fue la mejor educadora que he conocido. Ella me enseñó a ser amable, atenta y agradecida. Esas son las cosas que siempre serán las más difíciles de enseñar.

Para aprender más sobre la importante labor de los profesores latinos, visita nuestro proyecto en conjunto con Pearson, Nuestros Maestros.

Comparte