publicidad
México es el décimo productor de crudo del mundo.

México adjudica tres bloques petroleros a iniciativa privada en segunda fase de licitación

México adjudica tres bloques petroleros a iniciativa privada en segunda fase de licitación

Se realizó la segunda licitación abierta para que la iniciativa privada entre al mercado petrolero de México.

México es el décimo productor de crudo del mundo.
México es el décimo productor de crudo del mundo.

Por Sandra E. Mendoza Ortiz, @smendoza_news

Este miércoles se realizó la segunda licitación abierta para que la iniciativa privada entre al mercado petrolero de México, en la que se colocó la mayoría de los bloques (tres de cinco) de exploración y producción que se pusieron en subasta.

A las ocho de la mañana, tiempo local, llegaron las compañías interesadas ante el comité licitatorio de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH). Estuvo presente también un notario para la presentación y validación de propuestas.

Muy disputada fue el área contractual 1. Consta de tres campos: Amoca, Miztón y Tecoalli, así como de una superficie total de 67 kilómetros cuadrados. Fue adjudicada a la empresa italiana ENI International.

publicidad

“El bloque uno fue un proceso competitivo tremendamente emocionante. Cuando vi la oferta previa pensé que ya teníamos ganador y después cuando vino la de ENI con un 80% de utilidad operativa, incluso se oyeron reclamaciones entre el público”, dijo a Univision Noticias Miriam Grunstein, abogada y experta en energía.

Y es que mientras la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) mexicana exigía a la empresa una participación de 34.8%, ENI International ofreció 83.75 por ciento y un aumento de 33% en la inversión esperada.

El consorcio formado por las argentinas Pan American Energy y E&P Hidrocarburos y Servicios presentó la mejor oferta para el segundo bloque, que es conformado por el campo Hocki y consta de 40 kilómetros cuadrados. Aquí participó un “expetrolero mexicano de alto nivel, Vinicio Suro”, señaló Grunstein.

Vinicio Suro fue parte del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), y renunció para unirse al sector privado.

Los campos Ichalkil y Pokoch forman el cuarto bloque, de 58 kilómetros. Fue adjudicado al único postulante, el consorcio que integran la estadounidense Fieldwood Energy y la mexicana Petrobal.

“Llama mucho la atención el área cuatro, la cual tuvo un único tirador, que es Petrobral (donde participa) Carlos Morales Gil, que fue el director de Producción y Exploración de Pemex. Lo que se puede pensar es que él, por tener ese conocimiento del Golfo, vio algo que las demás empresas no vieron. ¿Qué vio Petrobral ahí que le hizo ofertar el doble de lo requerido por el gobierno y que no vieron las otras empresas que no ofertaron nada? La disparidad es demasiado llamativa”, añadió la experta.

“Entonces lo que estamos viendo "continuó-- es que el conocimiento de los mexicanos de las áreas contractuales tuvo peso en esta licitación”.

LEA TAMBIÉN: Pemex, un largo historial de incidentes

Bloques desiertos

Sin adjudicar quedaron el tercer bloque (de 59 kilómetros cuadrados y constituido por el campo Xulum) y el quinto (de 55 kilómetros y de los campos Misión y Nak), pues no recibieron ninguna oferta o no alguna que superara al mínimo establecido, por lo que quedaron declarados desiertos.

“Los dos bloques declarados desiertos saldrán en otra ronda. Se volverán a ofertar”, precisó Grunstein.

Para la adjudicación de los cinco bloques, las variables que se tomaron en cuenta fueron el valor de la participación del Estado en la utilidad operativa, así como el incremento porcentual en el programa mínimo de trabajo.

La CNH informó que los contratos adjudicados se firmarán a más tardar el 2 de octubre próximo. Juan Carlos Zepeda, presidente de la CNH, dijo tras los resultados que, pese al entorno internacional, estas ofertas y participación son “un signo de confianza al marco regulatorio, resultado de la reforma energética”.

La de este miércoles constituyó la segunda convocatoria de la llamada Ronda Uno. Sucedió después de la reforma energética, cuyo decreto fue firmado por el presidente mexicano Enrique Peña Nieto en 2014 y que abre el sector petrolero a la inversión privada, después de casi ocho décadas en las que solo contaba con participación del Estado.

publicidad

Esta segunda convocatoria “fue de mayor éxito que la convocatoria uno y creo que se nota el esfuerzo de las autoridades en mejorar las condiciones contractuales”, indicó la experta en energía. Dos meses atrás se realizó la primera licitación de la Ronda Uno, con malos resultados luego de que solo dos de 14 bloques fueran asignadas.

LEA: Reforma energética levanta protestas en México

Para la tercera convocatoria, 59 participantes se encuentran en proceso de precalificación.

La Ronda Uno enmarca las zonas geográficas y las condiciones para explorar y explotar hidrocarburos para inversores privados, ya sea en alianza con Pemex (con contratos de producción o utilidad compartida) o por su cuenta, a partir del otorgamiento de licencias.

Previamente, el gobierno de México estableció la Ronda Cero, proceso que estableció las áreas que Pemex explorará y explotará de manera exclusiva, a modo de garantizar al Estado que contara con recursos suficientes antes de abrir la industria a la iniciativa privada.

La intención de la reforma energética, argumentó el gobierno, fue elevar la producción en México, el décimo productor de crudo de todo el mundo. Actualmente, Pemex produce alrededor de 2.5 millones de barriles de petróleo al día.

LEA TAMBIÉN: Las 10 acciones de Peña Nieto para aplicar la reforma energética

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad