publicidad
La economía de Estados Unidos registró una mejora en agosto, pero a un ritmo menor que lo esperado.

Mejora económica en Estados Unidos en agosto, pero a un ritmo muy lento

Mejora económica en Estados Unidos en agosto, pero a un ritmo muy lento

Un índice diseñado para predecir la salud futura de la economía subió pero a un ritmo mucho más lento.

La economía de Estados Unidos registró una mejora en agosto, pero a un r...
La economía de Estados Unidos registró una mejora en agosto, pero a un ritmo menor que lo esperado.

En julio fue de 1.1 por ciento

Un índice diseñado para predecir la salud futura de la economía de Estados Unidos subió en agosto pero a un ritmo mucho más lento que en julio.

La organización The Conference Board dijo el viernes que su índice de indicadores principales subió un 0.2% en agosto, el séptimo aumento mensual consecutivo, pero fue mucho más lento que el 1.1% de ganancia revisada en julio, informó The Associated Press.

"Los principales indicadores apuntan a una economía que está ganando terreno, pero lo más probable es que no repita los resultados estelares del segundo trimestre en la segunda mitad", dijo el economista de The Conference Board Ken Goldstein.

La economía, medida por el Producto Interno Bruto, creció a una tasa anual del 4.2% en el trimestre abril-junio tras ir a la inversa y contraerse a una tasa del 2.1% en el periodo enero-marzo, una caída que reflejó el impacto adverso de un invierno duro.

publicidad

Muchos economistas sostienen que la economía está creciendo a un ritmo sostenido de alrededor del 3% en el trimestre actual y que también se expandirá a esa tasa en los últimos tres meses del año.

En agosto, el pequeño aumento en los principales indicadores se produjo por la fortaleza de las condiciones del mercado financiero, medida por las bajas tasas de interés y el aumento en los pedidos de fábrica.

El índice está compuesto por 10 indicadores que apuntan hacia el futuro. Tres mostraron fortaleza durante el mes, cuatro bajaron y otros tres se mantuvieron sin cambios. El mayor factor negativo que frenó el índice fue una caída en las solicitudes de permisos para la construcción de vivienda.

Se incrementa la riqueza en los hogares

Por otro lado, las fuertes ganancias en los índices bursátiles y precios más altos de las viviendas hicieron que la riqueza neta de los estadounidenses alcanzara un récord de abril a junio, una tendencia que podría motivar a gastar más, señaló la AP en otro parte informativo.

Los hogares en Estados Unidos también pidieron más créditos en comparación con hace cinco años, principalmente por los préstamos para colegios y vehículos. Más endeudamiento podría ser una señal de confianza, aunque una mayor deuda escolar puede representar una carga para los hogares más jóvenes.

La Reserva Federal informó el jueves que la riqueza de los hogares estadounidenses creció 1.7% en el segundo trimestre a 81.5 billones de dólares. Los portafolios de acciones y fondos mutuos de los estadounidenses ganaron 1 billón de dólares. El valor de sus hogares se incrementó 230,000 millones.

Más riqueza puede hacer que las personas se sientan financieramente más seguras y se animen a gastar más. Este "efecto de riqueza" podría impulsar a la economía, aunque analistas señalan que podría no producir tanto beneficio como lo hizo antes de la crisis mundial.

Eso es porque la mayor parte de riqueza de los últimos años ha ocurrido en el mercado bursátil y no por el valor inmobiliario. La investigación muestra que la riqueza financiera es más volátil y no alienta tanto el gasto como típicamente lo hace la vivienda.

La cifra semanal de desempleo

En tanto, la cifra semanal de solicitudes del subsidio por desempleo en Estados Unidos bajó en 36,000 y se situó la semana pasada en 280,000, el nivel más bajo desde mediados de julio, según informó el Departamento de Trabajo.

Este descenso apunta a una disminución significativa en el despido de trabajadores, señaló el Gobierno, de acuerdo a Efe.

El promedio de las nuevas solicitudes del subsidio por desempleo pagado por los estados en cuatro semanas, un indicador de tendencia del mercado laboral, bajó en 4,750 y se situó en 299,500.

publicidad

En la semana que concluyó el 6 de septiembre la cifra de personas que percibían ese subsidio descendió en 63,000 y se situó en 2.43 millones, la más baja desde mayo de 2007.

El promedio de las últimas cuatro semanas en cuanto a la cifra de personas que percibían algún tipo de subsidio por desempleo bajó en 18,250 y se situó en unos 2.48 millones.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad