publicidad
La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

Cristina Fernández de Kirchner promulga la ley para el pago local de la deuda argentina

Cristina Fernández de Kirchner promulga la ley para el pago local de la deuda argentina

La presidenta subrayó la voluntad de pagar a los acreedores, incluidos los que rechazaron reestructuración.

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner.
La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

La presidenta subrayó la voluntad de pagar

La presidenta argentina, Cristina Fernández, promulgó una ley aprobada por el Congreso argentino que habilita el pago local de deuda y subrayó la voluntad de pagar a todos los acreedores, incluidos los que rechazaron reestructurar su deuda y litigaron en tribunales estadounidenses.

"Es un día muy especial (...) un suceso histórico", dijo Fernández tras promulgar la Ley de Pago Soberano Local de Deuda Externa, cita la agencia Efe.

"Argentina quiere pagar, puede pagar y va a pagar todas sus deudas con todos los tenedores de bonos", aseguró la mandataria en la sede del Ejecutivo argentino.

Fernández explicó que la ley "asegura el pago al 92.4% de los acreedores" que se adhirieron a los canjes de deuda en 2005 y 2010, con importantes quitas, pero también contempla el pago en las mismas condiciones al 7.6 por ciento de los tenedores de bonos en mora desde 2001 que rechazaron la oferta argentina.

publicidad

La jefa de Estado tildó de "impresentable" al juez estadounidense Thomas Griesa que falló a favor del pago íntegro de la deuda a fondos especulativos, por un monto de 1,300 millones de dólares, más intereses, y bloqueó el pago a los demás acreedores hasta que estos cobren.

Se distancia de la situación de 2001

Fernández marcó distancias entre la situación actual de Argentina y la de 2001, cuando el país declaró el cese de pagos en medio de una grave crisis económica y social: "El Parlamento asegura el pago y el presidente no declara el default (impago), sino que promulga la ley que asegura el pago soberano".

"Esto es un instrumento muy importante", recalcó el jefe de gabinete del Gobierno, Jorge Capitanich, durante su rueda de prensa diaria.

The Associated Press subraya que con la ley, el gobierno pretende sortear el bloqueo que a fines de junio aplicó el juez estadounidense Thomas Griesa al pago de vencimientos de títulos por unos 540 millones de dólares a los bonistas que entraron a los canjes de deuda de 2005 y 2010, al entender que los fondos que litigaron contra Argentina en Nueva York y ganaron un juicio histórico deben cobrar antes y al contado unos 1,600 millones de dólares de bonos en cese de pagos desde 2001.

La imposibilidad de cobrar esos vencimientos hizo que calificadoras de riesgo declararan a Argentina en default el 30 de julio.

El próximo vencimiento de títulos es el 30 de septiembre, cuando Argentina debe cancelar unos 200 millones de dólares, lo que provocó que el gobierno apurara el tratamiento de la norma para evitar que esos bonos también entren en cese de pagos.

"Hoy el presidente no declara el default sino que promulga la ley que asegura el pago soberano", destacó la presidenta. "Hasta por ley le decimos al mundo que queremos pagar".

Lo que marca esta ley

La nueva norma introduce la posibilidad de que los bonistas puedan optar por solicitar un cambio en la legislación y jurisdicción aplicable a sus títulos emitidos bajo leyes extranjeras. Argentina podrá así instrumentar un canje por nuevos bonos regidos por legislación y jurisdicción local o por legislación y jurisdicción de Francia.

El primer artículo declara de interés público la reestructuración de la deuda realizada en 2005 y 2010, así como "el pago en condiciones justas, equitativas, legales y sustentables al 100 por ciento de los tenedores de títulos públicos", esto es, tanto a los bonistas que entraron a los canjes como a los que litigan contra Argentina.

La norma implementa los "instrumentos legales" que permitirán el cobro de la deuda ante la "ilegítima e ilegal obstrucción de los mecanismos de cobro de los fondos" depositados por el Estado argentino en el Bank of New York Mellon el 26 de junio dispuesta por del juez Griesa.

publicidad

A su vez, autoriza al ministro de Economía a remover a dicha entidad bancaria como agente fiduciario y a reemplazarla por Nación Fideicomisos S.A. No obstante, la propuesta reconoce el derecho de los tenedores de bonos a designar otro agente de otro país que garantice el canal de cobro.

El gobierno deberá "instrumentar el canje" de los títulos públicos que aún no ingresaron a las reestructuraciones de 2005 y 2010 y para ello depositará en una cuenta especial en Nación Fideicomisos en el Banco Central en las fechas de vencimiento correspondientes "una cantidad de fondos equivalentes a los que correspondería pagar por los servicios de los títulos que se emitan en el futuro" en reemplazo de aquellos que no ingresaron a los canjes.

La norma contempla además la formación de una comisión bicameral para investigar la evolución de la deuda externa desde el inicio de la última dictadura, en 1976.

Pide no comprar dólares

Además, la presidenta Cristina Fernández pidió a los argentinos invertir sus ahorros en bienes tangibles y no en dólares porque "es un cuento chino", justo al aumentar la demanda de la divisa estadounidense en un contexto de recesión económica e inflación, añade la AP en otro parte informativo.

La mandataria dijo además que un sector del sindicalismo opositor a su gestión estaría alentado un estallido social para diciembre.

publicidad

"Hay que invertir en cosas que se tocan y se ven, el resto es cuento chino", apuntó la mandataria durante un acto en Casa de Gobierno.

"Lo que nadie le está diciendo a la gente es que se desvaloriza el euro y el dólar, y los tienen a todos engañados", sostuvo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad