null: nullpx
Empleo

"Los empleados están hartos": la encuesta que explica por qué mucha gente no está buscando trabajo

Una encuesta revela los factores que están llevando a muchos trabajadores a evitar buscar empleo en las actuales condiciones laborales que ofrece EEUU cuando la pandemia comienza a ser controlada finalmente. (Read this article in English)
18 May 2021 – 05:14 PM EDT
Comparte
Una mujer, con una máscara protectora debido al brote del virus covid-19, pasa por delante de los carteles de una agencia de empleo, en Manchester, N.H. Crédito: Charles Krupa/AP

Tras una larga carrera en el sector de la hostelería, Peter Ricci pensaba que lo había visto todo, desde la crisis del petróleo de 1973 hasta los atentados terroristas de 2001 y la gran recesión de hace una década.

Pero eso no le preparó para la actual situación del mercado laboral, en el que los empresarios luchan por encontrar trabajadores disponibles mientras la economía se recupera de los devastadores efectos de la pandemia del coronavirus.

"He estado en este negocio toda mi vida, y a lo largo del camino, siempre hemos tenido crisis, siempre hemos tenido escasez de mano de obra, porque históricamente hemos sido conocidos como una industria que tiene bajos salarios y largas horas", dijo Ricci, de 55 años, que es director del programa de gestión de la hospitalidad y el turismo en la Florida Atlantic University (FAU). "Pero esto no tiene precedentes", añadió.

Ricci se hizo una idea de la magnitud del problema cuando decidió realizar una encuesta entre los trabajadores del sector de la hostelería utilizando la amplia red de estudiantes, trabajadores y empresarios de la FAU. Los resultados le sorprendieron.

Aproximadamente el 70% de los más de 4,000 encuestados consideraba que el covid-19 tendría un impacto negativo a largo plazo en el sector, mientras que el 65% afirmaba que consideraba que el sector no protegía a sus empleados tan bien como otros sectores. Los encuestados por la FAU afirmaron que los empresarios se apresuraban demasiado a despedirlos o a reducir personal y que se preocupaban más por el valor de las acciones que por los propios trabajadores.

Más de un tercio de los encuestados indicó que buscaría empleo fuera del sector durante el próximo año, según la encuesta.

"Los resultados de esta encuesta indican claramente que los empleados están hartos y están pensando en marcharse a otros sectores. Eso es muy preocupante", dijo Ricci, antiguo director de hotel que empezó su carrera lavando platos.

Como resultado de los despidos masivos durante la pandemia, las expectativas de empleo del sector han caído al piso. "El sector necesita algo más que una campaña de relaciones públicas. Necesita una revisión completa de sus niveles de personal, de los salarios y del trato a los empleados", añadió Ricci.

Las implicaciones para el sector de la hostelería no pueden subestimarse. Solo en Florida, la hostelería y el turismo suponen un negocio anual de 111,700 millones de dólares con cerca de 1.5 millones de empleados.

3.1 millones de puestos de trabajo

Un sondeo realizado por la Asociación de Hoteles y Alojamientos de Estados Unidos constata que la pandemia ha acabado con 10 años de crecimiento del empleo hotelero. El sector del ocio y la hostelería ha perdido 3.1 millones de puestos de trabajo durante la pandemia que aún no han regresado, lo que representa más de un tercio de todos los desempleados de Estados Unidos, según la Oficina de Estadísticas Laborales. La tasa de desempleo en el sector de la hostelería, concretamente, sigue siendo de un 330% superior a la del resto de la economía.

"Mucha gente no está volviendo", afirma Chris Heath, chef ejecutivo de Biltmore Farms, una empresa de hostelería fundada por la renombrada familia Vanderbilt en lo profundo de las montañas Blue Ridge de Carolina del Norte.

Y eso incluso con nuevos incentivos, como salarios y beneficios competitivos.

Lealtad y cultura

Heath dejó su anterior trabajo el año pasado como jefe de cocina en una importante cadena hotelera de lujo en sur de Florida después de que se le impusiera una semana de tres días al reducirse el personal en plena pandemia. No fue una decisión fácil, ya que llevaba casi 10 años en la cadena hotelera. "Estaba muy inmerso en la marca. Creía en la cultura", dijo.

"Entendí que estaban tratando de mitigar sus pérdidas", añadió, pero no podía llegar a fin de mes con tres días de sueldo con el alto costo de la vida en el sur de Florida.

A pesar de la importante reducción de sueldo, no se arrepiente de haberse trasladado a Carolina del Norte con su mujer y sus tres hijos pequeños. "Es la noche y el día. La empresa Biltmore Farms ha estado aquí durante toda su vida. Es la lealtad al mercado local. Está más orientado a la familia", dijo. El lema del sitio web de Biltmore Farms es: "Un sentido inspirador del lugar no se produce por sí solo. Hay que cultivarlo".

Además, su salario llega más lejos que en el sur de Florida, gracias a que el alquiler y el costo de la vida son más bajos. Biltmore Farms paga el 80% de la prima del seguro de su familia, a diferencia de su anterior empresa.

Problema prolongado

La escasez de trabajadores podría tardar en revertirse. Las universidades estadounidenses pueden esperar un descenso de uno o dos años en las matriculaciones en hostelería y turismo, dice Ricci.

"Estos programas constituyen la mayor cantera de futuros trabajadores para la industria de la hostelería y el turismo en Estados Unidos", añadió.

Ricci publica cada semana entre 500 y 1,000 ofertas de empleo de nivel inicial y de alta dirección. Dijo que los empleadores están desesperados por atraer talentos, y algunos ofrecen bonos de 500 dólares por firmar a los nuevos empleados, así como oportunidades de promoción rápida.

El problema no se limita a Estados Unidos. La encuesta de la FAU se realizó en marzo y abril, con respuestas procedentes de 46 países, incluidos todos los estados y territorios de Estados Unidos. Los encuestados pertenecían a todos los principales segmentos de la industria: alojamiento; servicios de alimentación; turismo y transporte; eventos; y ocio, recreación y deportes.

La idea de Ricci de realizar la encuesta surgió casi por accidente y en respuesta a lo que veía que ocurría en su propio departamento en la FAU. En marzo de 2020, cuando el covid-19 empezaba a dejar sin trabajo a los empleados, la FAU decidió ayudar a los trabajadores de la hostelería a continuar su formación ofreciendo un certificado gratuito de gestión de la hostelería y el turismo, que normalmente cuesta 900 dólares.

La universidad, que solo cuenta con 30,000 estudiantes, se quedó atónita cuando 77,000 personas de todo el mundo se inscribieron para obtener el certificado. La universidad suele tener entre 50 y 100 personas inscritas en el certificado cada verano, pero la noticia corrió como la pólvora en las redes sociales, especialmente en Linkedin.

Amargura y traición

"Empecé a recibir entre 1,000 y 5,000 correos electrónicos al día en el momento álgido. La gente compartía conmigo sus comentarios de cómo se sentían con su empleador, con el covid-19, con el hecho de ser despedidos por primera vez en su vida", dijo Ricci. "Y luego, a medida que avanzábamos en junio y julio y empezaban a ser despedidos, compartían esos comentarios, la amargura, la traición, el sentimiento de pérdida y de soledad, etcétera, etcétera. Y cuando digo compartir comentarios, me refiero a miles de ellos, no a un puñado", añadió.

Ahora ha consumido su trabajo, e incluso le ha llevado a reescribir su asignación de trabajo y hacer un Podcast semanal, titulado No Vacancy News. (No Hay Noticias de Vacantes)

Cuando la pandemia empezó a remitir y la economía se acercó a la reapertura, Ricci se dio cuenta de que habría consecuencias nefastas. La pandemia dio a los trabajadores de la hostelería tiempo para relajarse, pasar tiempo con la familia y reflexionar. "Muchos de ellos decidieron que esto no es lo que quieren hacer en su vida", dijo.

Un empleado tras otro le escribió describiendo cómo se sentían "jodidos" después de haber prestado largos servicios a grandes cadenas hoteleras.

Una pareja describió que había trabajado para uno de los hoteles de marcas de lujo durante 31 años, antes de ser despedidos el mismo día, sin previo aviso, a través de un correo electrónico impersonal. "Nuestra sangre, sudor y lágrimas han ido a parar a la organización y a sus huéspedes durante tres décadas. Créanme, teniendo el conjunto de habilidades de comunicadores sobresalientes y oyentes empáticos, ambos dejaremos la industria de la hospitalidad para otras áreas y no miraremos atrás", escribieron.

"Esta pandemia hizo que salieran a la luz los 'verdaderos colores' de los líderes de la hostelería. No se trata de atención, preocupación y empatía, sino de codicia, exceso de trabajo para sus asociados y falta de respeto. Nos han traicionado", añaden.

Trabajos alternativos

En el proceso, dice Ricci, miraron a su alrededor y encontraron otros trabajos que pagaban mejor, trabajando como conductores de Uber o Lyft, o en otros tipos de servicio al cliente, trabajos de marketing y centros de llamadas. "Descubrieron, 'oye, puedo tener un mejor equilibrio de la vida laboral fuera de la hospitalidad'", dijo.

Cuando Ricci empezó a advertir a los empresarios de que podían tener un problema, descubrió que "aproximadamente la mitad de ellos tienen la cabeza en la arena y estan absolutamente convencidos que "todo el mundo está deseando volver al trabajo", cuando terminen los programas de ayuda financiera del gobierno para el coronavirus.


Ricci ha escuchado a varios directores de recursos humanos que dicen que ya han subido el sueldo, han añadido horarios más flexibles, primas de contratación, uniformes gratuitos, comidas gratis, etc.. Aunque no resuelven los problemas por completo, lo están haciendo mejor que otros, dijo.

El director de un club de campo escribió: "Nosotros, como tantos otros, estamos ofreciendo todo lo habitual... pagos por incentivos/desempeño, programas de agradecimiento a los empleados, bonificaciones por recomendación, esfuerzos creativos de contratación, y mucho más con muy poco éxito".

Otro comparó lo que estaban haciendo con otros empleadores de su entorno. "Uno de ellos parece criticar continuamente a los antiguos trabajadores y, sin embargo, no ha aumentado su plantilla de agentes de recepción por encima de los 15 dólares en dos años", escribieron.

Loading
Cargando galería

Informe de empleo de abril

Ahora, la verdad está empezando a calar, sobre todo después del último informe de empleo del Departamento de Trabajo de abril, que se situó un 75% por debajo de las expectativas.

Ahora Ricci pasa parte de sus días publicando puestos de trabajo para ex alumnos y estudiantes de la FAU. "Lo hago por amor. Y nunca he publicado tantos puestos de trabajo en mis 20 años de carrera", afirma.

Su base de datos de correo electrónico incluye unos 1.600 empleadores y casi 50.000 estudiantes y empleados en todo el mundo. "Así, puedo dar a conocer estos puestos a todos los niveles de asociados, desde el nivel de entrada de los nuevos estudiantes hasta el de propietario-operador, vicepresidente", dijo.

Como la escuela de hostelería ofrece cursos de administración de empresas, finanzas y contabilidad, dice que muchos graduados están cualificados para una serie de trabajos de servicios mejor pagados fuera de la hostelería, como seguros, ventas, banca y las grandes tiendas como Target, Wal-Mart y Publix.


Aunque algunas personas se queden en casa gracias a los generosos cheques de estímulo del gobierno y a las prestaciones de desempleo suplementarias estatales y federales, Ricci sospecha que muchos buscarán en otra parte cuando esos fondos se agoten en septiembre.

"Eso es lo que me llevó a hacer la encuesta, porque quería cuantificar lo que ya había oído en dos millones de comentarios y asegurarme de que era real", dijo.

La FAU no ha publicado todos los datos porque sus investigadores están trabajando ahora en un artículo académico revisado por pares.

Cargando Video...
Piden al Congreso detener el pago extra de $300 a la semana por desempleo debido a la falta de mano de obra

"Tiene arreglo"

Una cosa que le llamó la atención a Ricci fue que el tercio de los encuestados que se mantuvieron fieles a la industria eran en su mayoría empleados de nivel directivo y de supervisión. En cambio, los empleados más jóvenes eran los que estaban dispuestos a buscar fuera de la industria.

Ricci ya ha discutido los resultados con algunas de las principales cadenas hoteleras. "Quiero que las marcas que admiro tomen estas conclusiones de toda esta gente y hagan algo al respecto, porque, sinceramente, tiene arreglo", dijo.

"Tenemos que reajustar un poco nuestros niveles de personal y dar a la gente un mayor equilibrio entre la vida laboral y la personal para poder competir mejor con otras industrias. Tenemos que pagar un poco mejor en el nivel de entrada", dijo.

También tiene sentido desde el punto de vista económico que los propietarios sean más generosos cuando actualmente están pagando grandes cantidades de horas extras para compensar la falta de trabajadores, señaló.

"Realmente hay una forma de hacerlo sin afectar mucho a las márgenes de ganancia", dijo.

Loading
Cargando galería

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés