null: nullpx
Coronavirus

¿Qué ha pasado con la posibilidad de un segundo cheque y ayuda por desempleo? Lo que sabemos de otro paquete de estímulo económico

Semanas de entrampamiento en el Congreso han demorado las conversaciones para acercar posiciones sobre un nuevo paquete de estímulo económico. Pero, en ese tira y afloja, ha quedado claro el férreo rechazo republicano a que se dé por más tiempo los $600 adicionales semanales del subsidio por desempleo y se envíe otro 'cheque' a los hogares del país.
Sigue aquí nuestra cobertura completa de la pandemia del coronavirus.
22 May 2020 – 05:47 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Las conversaciones para darle forma a un nuevo paquete de estímulo en el Congreso que evite una recesión más profunda de la economía estadounidense llevan semanas estancadas. Ello, a su vez, ha alejado cada vez más la posibilidad de que la nueva ayuda incluya una extensión del subsidio adicional por desempleo o una nueva ronda de 'cheques' para los hogares del país.

Tanto el presidente Donald Trump como su secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, y el propio McConnell han rechazado hasta el momento ambas posibilidades. Con una resistencia tan férrea es imposible que el proyecto de ley presentado por los demócratas pase el cedazo de la Cámara Alta de mayoría republicana.

No poner más dinero en el bolsillo de las personas, en medio de la crisis sin precedentes que ha desatado la pandemia del coronavirus, especialmente en el mercado laboral donde casi 40 millones de trabajadores perdieron sus empleos, ocasionaría un "desastre" económico del cual sería difícil salir rápidamente, aseguran expertos.

Trump parece apostar a que las reaperturas graduales a lo largo y ancho del país reactiven la economía. Incluso ha puesto sus fichas a una recuperación "grandiosa" en "forma de V", como en la jerga económica se describe a un veloz crecimiento tras una recesión.

Su secretario del Tesoro también ha querido dejar la pelota en la cancha de las empresas, al abogar por una flexibilización de las reglas de uno de los componentes del masivo paquete de ayuda por $2.2 billones aprobado a fines de marzo: el llamado Paycheck Protection Program que busca que los pequeños negocios puedan recontratar o mantener a sus empleados mientras la tasa de desempleo se ha disparado a un 15%.

Pero, hasta ahí llega su 'oferta' actualmente.

Para Trump y los políticos republicanos del Capitolio, extender por más tiempo los $600 adicionales semanales del subsidio por desempleo y enviar nuevos 'cheques' de ayuda a los contribuyentes alentaría que algunas personas desistan de buscar un nuevo trabajo. Esos $600 adicionales se están sumando al monto que ya enviaba habitualmente cada estado.

"Ello está dificultando el que la gente vuelva a trabajar. Sí debemos continuar con el subsidio por desempleo (...) pero pagarle a la gente más por no trabajar que por trabajar no alienta a retomar el empleo", dijo McConnell esta semana citado por el medio The Hill.


Dinero para comer y pagar las cuentas a fin de mes

Esa premisa es refutada por los demócratas y por economistas que afirman que el problema en este momento es que el mercado laboral simplemente ha colapsado y no hay suficientes trabajos disponibles.

"En este contexto lo que tiene sentido es ayudar a que la gente y a las empresas para que vuelvan lo más rápido posible a ponerse en pie. Lo que quiere decir eso es que hay que proteger los empleos que ya existen y, a la gente que no tiene empleo, permitirle que tenga algo de dinero para ir sobreviviendo y que las consecuencias no sean tan catastróficas", consideró Andrés Vinelli, vicepresidente de políticas económicas del Center for American Progress.

"Tiene mucho sentido extender los beneficios del desempleo hasta que la crisis termine (...) Lo que hay que hacer en este momento es extender esa ayuda que es absolutamente indispensable para que la gente simplemente tenga dinero para poder comer y pagar las cuentas a fin de mes", acotó en una conversación con Univision Noticias.

Vinelli explica que ampliar las ayudas tendría un "efecto multiplicador" que impulsaría la economía y permitiría que salga más rápido del atolladero causado por la propagación del covid-19 en el país.

Por ejemplo, cuando una persona recibe el 'cheque' de ayuda suele gastarlo en el pago del arriendo y la electricidad o comprando alimentos. Eso hace que las empresas vendan más y, por ende, que los estados recauden impuestos en una suerte de efecto dominó que va 'despertando' la economía.

En una nueva ronda, agregó, debe incluirse a los trabajadores indocumentados que rinden impuestos con un número de identificación del contribuyente, el ITIN Number, y a otras personas –como estudiantes universitarios y personas mayores– que figuran como dependientes en una declaración de impuestos y quedaron fuera del llamado 'pago de impacto económico'.

"Es muy importante (en una segunda ronda) ampliar para que llegue a toda la gente que lo necesita (...) Se dejó afuera a mucha gente (como) los que no tiene un numero de Seguro Social. Y es gente que lo necesita en este momento, es importante llenar los agujeros que se dejaron la primera vez", explicó.

A merced de un virus

Es clave, además, que un nuevo paquete de ayuda (que sería el quinto en medio de la pandemia) destine ayuda a los estados y municipalidades para evitar que la recesión les lleve a despedir empleados públicos, desde maestros hasta funcionarios de oficinas estatales.

"Hay muchas cosas como esas que solo el Congreso puede hacer en este momento y si el Congreso se hace el distraído la situación va a ser catastrófica", afirmó.

El punto específico de ampliar las ayudas a los migrantes indocumentados, como propone el plan demócrata que fue aprobado en la Cámara de Representantes, es algo impensable para los republicanos del Senado. Así lo ha dicho claramente McConnell. "Otra ronda de cheques para inmigrantes indocumentados. ¿Pueden creerlo?", criticó esta semana en medio del tira y afloja con sus colegas demócratas.

Mientras tanto, se siguen sumando voces al llamado por un nuevo paquete de estímulo. La de mayor peso fue recientemente la del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, quien recordó que estamos ante una crisis sin precedentes causada por un virus del cual se desconoce demasiado aún y para el cual no existe una vacuna que frene su propagación.

En palabras oscuras, Powell pidió al Congreso inyectar más dinero a los bolsillos de las personas, algo que no puede hacer directamente el banco central. Un prolongado entrampamiento en Washington amenaza con demorar no solo la aprobación del nuevo paquete sino también la recuperación de la economía a meses de las elecciones presidenciales de noviembre.

"El ritmo anticipado de recuperación del mercado laboral está empañado por la posibilidad de que muchos negocios no sobrevivan a un periodo amplio en el que perdieron sus ingresos", dijo la Oficina de Presupuesto del Congreso en un informe en el que vislumbró una tasa del desempleo aún cerca de los dos dígitos (casi un 9%) al cierre de este año.

Mira también:

"Creo que el IRS me envió un 'cheque' con un monto incorrecto, ¿qué puedo hacer?" Respondemos tus dudas

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés